baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

En el fin del mundo, vive un hombre feliz



Un mapa argentino con la ruta desde Londres a Port Stanley (Las Malvinas), que en Argentina llaman Puerto  Argentino. (Mapa Cescem.org.ar). Un mapa argentino con la ruta desde Londres a Port Stanley (Las Malvinas), que en Argentina llaman Puerto Argentino. (Mapa Cescem.org.ar).
Autor del artículo: Especial para Proceso Digital / Por Alberto García Marrder

Miami, (EEUU) - En mi larga  carrera periodística, he tenido que ir muy lejos, casi al Polo Sur, para encontrar a un hombre muy feliz en su soledad.

Mister Ferguson es un inglés, de unos 60 años, que vive solo en una isla muy al sur de Las Malvinas y tiene como únicos vecinos a una colonia de pingüinos (especie Emperador).

 pinguinos polo surPingüinos (Foto Lee Abramonte).

Invitado por el gobierno británico en 1992, viajé 22 horas (12,700 kilómetros) en un avión militar de la "Royal Air Force", un Lockeed Tristar 1011), desde Londres a Port Stanley, la capital de las Islas Malvinas, con una sola parada en Recife (Brasil).

El motivo era las elecciones para la Asamblea Legislativa de las  Malvinas, a las que no les di importancia en mis crónicas para la agencia española de noticias  EFE.

Lo que realmente me interesaba era recorrer los campos de batalla entre Gran Bretaña y Argentina en la Guerra de 1982, por la soberanía de Las Malvinas, lo que hice durante varios días, en las dos islas, Falkland West y Falkland East.

restos de avion en las malvinasEl autor ante los restos de un avión argentino (posiblemente un A4-Skyhawk), derribado en la guerra de 1982 entre Gran Bretaña y Argentina por la soberanía de Las Malvinas.

 MALVINAS GOBERNADOR 777El Autor con el entonces Gobernador de las Islas Malvinas, David Tatham.

Mister Ferguson, además de servir como meteorólogo, es el único controlador de la pequeña pista de grava de la isla, donde aterrizó, bajo sus instrucciones manuales, nuestra avioneta de hélice Norman Islander.

Este hombre, siempre sonriente, vive solo en uno de los lugares más inhóspitos del mundo. En la isla no hay montañas, todo es plano e imperan los incesantes vientos y el frío atroz.

Casi está en paralelo con el Estrecho de Magallanes y el final del cono sur de Argentina y Chile. Y a un paso, más abajo, la Antártica. Obviamente, es el fin del mundo, ya que supera  con creces la parte más meridional del continente africano, el Cabo de Buena Esperanza.

Mister Ferguson tiene en un garaje un destartalado auto Dos Caballos, no sé para que, por qué no hay caminos ni carreteras en esa pequeña isla.

MALVINAS MISTER FERGUSONMister Ferguson con su auto Dos caballo. (Foto del autor).

Me enseña, sin quitarse su gorra de lobo marino, su pequeña “oficina”, donde se entretiene escuchando, en su radio de onda corta, a la BBC de Londres, cuando el incesante ruido del viento afuera se lo permite. Y, por supuesto, los resultados de fútbol de la “Premier League”.

Y donde pone con un mimo exquisito un gorro de lana sobre una tetera de porcelana para que “sude” una bolsita de té ingles PG. Su cerveza “Guiness” se enfría afuera con el frío natural.

Cuando le pregunto si es feliz en su soledad, se encoge de hombros y con su sonrisa socarrona, me sugiere que si, sin decir una palabra. Este hombre es muy inglés.

Cuando regresa la avioneta a recogerme, me despido de él, pero no sé si es con una mezcla de admiración o envidia.

MALVINAS AVIONETALa avioneta donde el autor viajó a una isla al sur de Las Malvinas, muy cerca de la Antártica. (Foto MercoPress).


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba