baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Primer año de reelección enfrenta débiles protestas de oposición dividida



Primer año de reelección enfrenta débiles protestas de oposición dividida
Autor del artículo: Especial Proceso digital

Tegucigalpa – Una variopinta oposición comenzó a preparar una serie de eventos con los cuales pretende sacar del poder al presidente Juan Orlando Hernández, quien justo el domingo entrante cumple su primer año de gestión de su segundo mandato.

Aunque no convergen todos, la oposición política del país está unida únicamente en su deseo de ver fuera del poder al presidente Hernández, pero ya en la práctica cada quien mantiene su bloque y sus actividades propias, sin que se perciba que a corto plazo puedan unir fuerzas para lograr su finalidad de sacar del poder al Partido Nacional. 

Los protestantes exigen la salida del actual presidente.

El próximo domingo 27 de enero el presidente Hernández cumple el primer año de gestión de su segundo mandato y desde inicio del 2019 los opositores prometieron una serie de acciones que condujera a la salida del gobernante, ya que nunca aceptaron su triunfo del 27 de noviembre del 2017.

Pero el bloque de los excandidatos presidenciales derrotados, Luis Zelaya, jefe de la facción del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal, y Salvador Nasralla, que ahora impulsa la creación de su propia institución “Salvador de Honduras”, anunció una semana de acciones con el fin de sacar a Hernández.

mel comandosManuel Zelaya, jefe del partido
Libertad y Refundación (Libre)
Por su lado Manuel Zelaya, jefe del partido Libertad y Refundación (Libre), ha pasado semanas formando y juramentando sus “comandos insurrecciónales”, con los cuales busca también la salida del poder de Hernández, para convocar después a una asamblea nacional constituyente, el sueño que persigue desde hace 10 años.

Los dos bloques reclaman la legitimidad de ser los verdaderos opositores al actual gobierno y se acusan mutuamente de negociar con el Partido Nacional del presidente Hernández.

Manuel Zelaya de Libre se negó a participar en las negociaciones del Diálogo Nacional  que impulseron las Naciones Unidas y varias misiones diplomáticas, en las cuales tomaron parte el Partido Liberal y los delegados de Nasralla.

El diálogo buscaba impulsar una serie de reformas políticas. Al final no lograron ponerse de acuerdo en todos los puntos y solo enviaron al Congreso Nacional los acuerdos pactados.

El Partido Libre mantiene un doble discurso en el tema de las reformas electorales.

Por su lado Zelaya sí participa en las negociaciones para las reformas electorales que esta semana debe aprobar el Congreso Nacional, las cuales le darían representación  en los organismos que surjan como un Consejo Nacional Electoral (CNE), un Tribunal de Justicia, así como un nuevo Registro Nacional de las Personas.

Zelaya negocia directamente con el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva.

Mientras Luis Zelaya y Salvador Nasralla han estado fuera de las negociaciones por las reformas electorales. El primero controla una minoría de diputados liberales en el Congreso, mientras Nasralla carece de bancada lehgislativa.

Movimiento Plataforma Ciudadana protestan frente al MP en la capital

De plataformas y acción

Mientras los jefes políticos opositores muestran sus posiciones en los medios de prensa, así como en las plataformas digitales, pero no logran sentarse en la mesa a forjar un solo bloque político.

El bloque de Luis Zelaya y Salvador Nasralla, por medio de una serie de plataformas como Acción Ciudadana Contra la Dictadura (ACCD) y Convergencia Contra el Continuismo (CC), llamaron a una semana de movilización, en la cual deberían tomarse carreteras, puentes, aeropuertos, aduanas, colonias y barrios, a la que bautizaron como “Paro nacional”.

El llamado se hizo por redes sociales y medios de prensa.

Pero en las primeras acciones, el domingo un plantón frente a la embajada de Estados Unidos y el lunes frente al Ministerio Público, la convocatoria tan fue pobre, ya que la misma no tuvo la adhesión de Libre y Manuel Zelaya desautorizó toda convocatoria que no realice su persona.

A pesar de la escasa participación del domingo, incluso Nasralla no se hizo presente, Luis Zelaya escribió  en su cuenta de Twitter “Hoy fue el inicio de las acciones pacíficas que hemos decidido acompañar exigiendo la salida de @JuanOrlando para erradicar corrupción e impunidad”.

También proclamó que una “oposición unida es la única vía política electoral a futuro para nuestro país”, con lo cual aceptaba tácitamente que las fuerzas opositoras están divididas.

Sobre las mismas, Maneul Zelaya dijo a periodistas que no participaría de las acciones de sus excompañeros de la antigua Alianza de Oposición porque él no es hipócrita, ya que recordó que los mismos que integraron una plataforma crearon después la Acción Ciudadana y dijeron que la misma no era partidaria.

Las reformas electorales deben ser una exigencia del pueblo en las calles, reiteró Zelaya.

Comandos

Mel Zelaya dijo que Libre “no puede participar hipócritamente en algo que no sea partidario, nosotros si luchamos por reformas electorales y asumir el poder, no para que el poder lo tengan las ONGs, ni otros sectores”.

Manuel Zelaya dijo que la estrategia de su agrupación son los comandos insurreccionales para lograr el poder y por ello están organizando las movilizaciones para el próximo domingo 27 de enero.

Dijo que considera que Honduras no está para poner presidentes, sino para convocar una asamblea nacional constituyente, con lo cual se desmarca de la posición del bloque de Luis Zelaya y Salvador Nasralla que abogan por la salida del poder de Hernández, para crear una junta de transición que convoque a nuevas elecciones.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba