baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Publicidad engañosa y otras mentiras



Otto Martin Wolf 2015Por: Otto Martín Wolf

La mayor tienda por departamentos del país acostumbra publicitar ofertas increíbles.

Son increíbles no por lo generoso de las mismas, sino porque realmente son ofertas engañosas -o sea-  realmente increíbles, pues no se puede creer en ellas.

Empecemos por el principio, ofrecen a la venta un Carnet de Descuentos que es válido en todas ocasiones, menos cuando hay ofertas, que es todo el tiempo, así que realmente no sirve para nada, excepto para llevar más dinero a sus cuentas de banco.

También acostumbran publicitar a toda voz DESCUENTOS DEL 50% EN TODA LA TIENDA! pero, cuando uno llega, rápidamente se da cuenta que no toda la tienda está en descuentos, sólo ciertos artículos (la mayoría churros) distribuidos por aquí y por allá…. en toda la tienda.

Eso se llama publicidad engañosa, en Estados Unidos y en otras naciones donde el ciudadano está protegido contra ese tipo de trucos obligan al comercio que lo hace a, en efecto, rebajar el 50% en todos los artículos de toda la tienda.

Otra práctica es ofrecer descuentos especiales cuando se hace uso de ciertas tarjetas de crédito pero…. cuando uno va a reclamar el descuento resulta que el precio de oferta no aplica, es decir, para disfrutar del descuento ofrecido con la tarjeta de crédito, tiene que pagar el precio normal del producto, práctica que, la mayoría de las veces, resulta en un costo mayor a que sería si no hubiera ninguna oferta.

Casi finalmente, hay ciertas ofertas con precios realmente bajos, que sólo son al crédito y ahí, de nuevo está el cuchillo… cuando cargan los intereses (tan altos que en algunos países son considerados como delito de usura) el artículo viene a salir mucho más caro que sin oferta ni descuento o sea, más caro que en el precio original.

Acostumbro visitar esta tienda (donde nunca compro nada) para comprobar lo mucho que se abusa del pobre pueblo hondureño.

Muchos compran ahí, algunos aún no se dan cuenta de que los embaucan con ofertas que realmente no lo son, otros ya lo saben pero no tienen más remedio que caer en la trampa pues de verdad necesitan el artículo… casi como una mariposa que es atraída por el farol callejero donde encuentra la muerte quemada.

Ninguno de los medios publicitarios tradicionales, periódicos, canales de TV o radioemisoras jamás se atreve a denunciar esa publicidad engañosa, quizá para no distanciarse de un anunciante potencial.

El gobierno no interviene no tengo idea por qué, o más bien sí, no hace nada porque los dueños de esos comercios son importantes empresarios, amigos y quizá hasta socios, así que les cuidan las espaldas.

La verdadera libertad de prensa consiste no sólo evitar que gobiernos abusivos cierren periódicos o cosa parecida, la verdadera libertad de prensa es poner las páginas de los diarios al servicio del pueblo y no de intereses personales de grupo o empresariales.

Veremos algún día denuncias serias en los medios tradicionales sobre esta clase de publi-engaños?

Aunque no estén en oferta me compraré una silla para sentarme a esperar. 

Más de Otto Martín Wolf


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba