baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

2018. «El año que vivimos peligrosamente»



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto

El 31 de diciembre es tradición celebrar la salida y entrada del año delante del reloj de la plaza emblemática de una ciudad, engullendo doce uvas mientras se escuchan las doce campanadas de la media noche, brindando con cava entre familiares y amigos.

El grupo pop Mecano plasmó esta costumbre en la canción: “Un año más”. Una estrofa dice: «Y en el reloj de antaño, como de año en año, cinco minutos más para la cuenta atrás, hacemos el balance de lo bueno y malo, cinco minutos antes de la cuenta atrás». Hagamos balance del año transcurrido, aprendiendo de los errores…

La primera enseñanza es que Honduras sigue sufriendo las secuelas de la crisis política y social creada por “Mel” el 25 junio 2009 con su «golpe al Estado». Desobedeciendo el mandato judicial, soliviantó una turba de seguidores con los que asaltó las instalaciones de la Fuerza Aérea. Colocando al poder Ejecutivo por encima del Legislativo y Judicial. Crisis mantenida latente irresponsablemente por los políticos, cuyas consecuencias nos sigue lastrando inmisericorde.

Crisis reactivada por los próceres que, generando inestabilidad social y atacando la gobernabilidad, creen haber encontrado -al estilo pirata- un atajo para apoderarse de la banda presidencial. Penoso escucharlos hablar de “dictadura…”, evidenciando las siguientes posibilidades: a) No conocen el concepto dictadura; b) No conectan el cerebro emocional con el racional; c) No tienen un proyecto político para ofrecerse como alternativa; d) Creen que el pueblo es idiota y la comunidad internacional lerda; f) Todas las anteriores opciones y algunas más se dan a la vez. Humm… la «f» gana por goleada.

Haciendo balance del año recordé una película por sus similitudes con nuestra realidad: «El año que vivimos peligrosamente». La acción se desarrolla en Yakarta, Indonesia, en los prolegómenos de la insurrección comunista de 1965 contra el presidente Sukarno. Incipiente democracia “personalista” presionada por grupos desestabilizadores. Una de las llamadas «democracias dirigidas», tuteladas por Estados Unidos o Rusia, dependiendo del área de influencia.

Existen otras formas de “acompañar” una democracia. En 1945, finalizada la segunda guerra mundial, en New Hampshire, EEUU, bajo el auspicio de la ONU, se crean las «autoridades monetarias internacionales»para estabilizar las economías de los países y regular las tasas cambiarias, estableciéndose el dólar como moneda de intercambio. Nace el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. El genuino poder político en la sombra, el poder económico, que “orienta” la gobernabilidad de los países en vías de desarrollo, debido al endeudamiento que los asfixia. El 20 de enero se cumplen 37 años de nuestra «democracia dirigida».

El evangelista Mateo 2,9, narra la adoración de los tres reyes magos ofreciendo al Mesías sus regalos: oro, incienso y mirra. Los tres próceres fracasados también ofrecen al pueblo sus regalos para el 2019: confrontación, inestabilidad y sufrimiento. Fracasaron como políticos, el electorado no respaldo sus campañas confrontativas y sin propuestas. Mintieron al pueblo, no tuvieron gallardía para reconocer la derrota. Presionaron a la comunidad internacional para repetir las elecciones, al fracasar denuncian un fraude que nunca pudieron probar. Después declaran la ruptura del orden constitucional por un proceso reeleccionista ilegal, del que serían cómplices porque participaron voluntariamente… Fracasaron al recurrir a la ONU para que, bajo el disfraz del dialogo, avalase adelantar los comicios. Conspiraron desde su “Plataforma Ciudadana” exigiendo un gobierno de transición, para el que ya se habían repartido los cargos cual botín pirata.

Como epílogo, ahora manipulan al pueblo con el timo de la insurrección. Burda interpretación de la Constitución. El artículo 3 establece que la insurrección confronta a un “gobierno usurpador”. Pero este gobierno salió de un proceso electoral supervisado y avalado por la comunidad internacional, que ellos aceptaron en lugar de abstenerse y denunciarlo. ¿Cuál usurpación?

Llevan un año desubicados, promoviendo la ruptura del orden constitucional, torpedeando la gobernabilidad, manipulando la opinión pública y defecando sobre Honduras ante los medios internacionales. JOH les respondió trabajando, implicándose -como nadie lo hizo antes- en la lucha contra la inseguridad, corrupción y narcoactividad; promoviendo la convivencia y el desarrollo social. Este accionar subversivo les ha provocado el peor fracaso posible porque muestran al pueblo su intelecto, ética política y doble moral… ¡Uf!

"Nadie que esté dispuesto a hacer cualquier cosa por ser presidente merecería ser nunca presidente". -George Will, columnista. Premio Pulitzer-

                                                                                         PG. Nieto

                         Asesor y Profesor CISI.

Más de Pedro Gómez Nieto

  


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba