Comisionado de Derechos Humanos cuestiona políticas de seguridad gubernamentales

Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, cuestionó nuevamente hoy las políticas de seguridad del Gobierno de Honduras, donde se registran al menos 16 muertes violentas al día “ante la vista y paciencia de las autoridades encargadas de la seguridad”.
 

  • En Honduras «la vida no vale nada», dice.

“Yo diría que aquí en Honduras se cumple aquello del corrido mexicano que ‘la vida no vale nada’ y mientras las autoridades encargadas de dar seguridad pública en este país, no lo sientan así, nada estamos haciendo” cuestionó el defensor de los derechos humanos.

Custodio señaló que ésta es una sociedad donde hay sicarios que actúan en total impunidad ya que más del 80% de los delitos que se comenten en el país no son debidamente investigados.

Señaló que “el sicariato está a la orden del día, ciertas zonas del país son famosas por esto, hoy cualquiera puede mandar a matar a cualquier persona por un precio muy bajo”, al tiempo que lamentó que “Honduras tenga el triste privilegio de ocupar uno de los lugares donde los homicidios andan casi nueve veces más por encima de la tasa mundial”, estimada en 8.8 por cada 100,000 habitantes en el informe mundial de violencia y salud del año 2000.

Según un informe del CONADEH, la situación en el país es grave si se toma en cuenta que en el año 2000 se registraba un promedio 8.7 homicidios por día, cifra que se duplicó en el primer semestre de 2010, al alcanzar un promedio de 16 muertes por día, es decir, una víctima cada 88 minutos.

En el 2010, Honduras superó los 70 homicidios por cada 100,00 habitantes, cifra con que sobrepasa nueve veces más la tasa promedio mundial.

Según el ombudsman hondureño la alta tasa de homicidios en Honduras tiene que ver con la conducta de las personas.

“Somos agresivos, somos impulsivos, tenemos conducta antisocial, un rasgo muy exagerado en esas tres tendencias, además, que es una sociedad armada, donde hay armas legalmente portadas y una gran cantidad de armas ilegales”, indicó.

Agregó que la mayor parte de los muertos acribillados o ajusticiados que aparecen en diversos sectores del territorio nacional son por armas de grueso calibre y posiblemente portadas ilegalmente.

El Informe sobre Desarrollo Humano para América Central 2009-2010 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, indica que en Centro América circulan alrededor de 3 millones de armas de fuego y que dos de cada tres serían portadas en forma ilegal.

Honduras, es uno de los tres países de la región donde estaría circulando gran parte de ese armamento.

Se estima que en el país hay más de 800 mil armas en poder de diversos sectores de la ciudadanía, de las cuales 151,003 armas de fuego comerciales estarían inscritas en el Registro Nacional de Armas y 650,000 estarían circulando ilegalmente en el país.

La mayor parte de las muertes violentas que ocurren en Honduras no son causadas por armas como: tanques, artillería y aviones de guerra sino por armas como la AK-47, rifle de asalto, ametralladora, pistola, revólver, machete y puñal.

En los últimos años, los registros estadísticos de la Dirección de Medicina Forense identifican las armas de fuego como el principal instrumento de muerte en el país.

Entre el año 2005 y junio 2010, se registraron 21,364 muertes violentas de las cuales 16,958 (79.38%) fueron cometidas con armas de fuego.

En los primeros seis meses del 2010 se cometieron 2,929 muertes violentas de las cuales 2,519 (86%) fue mediante el uso de armas de fuego.

Custodio es del criterio que el registro de control de armas ha resultado insuficiente para los fines que fue creado, ya que el mismo no funciona a cabalidad.

El defensor de los derechos humanos exhortó a las autoridades encargadas de la seguridad a crear mecanismos necesarios que permitan controlar la gran cantidad de armas ilegales que circulan en el país.

Lo + Nuevo

22,248FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte