spot_imgspot_img

Clamor generalizado por petición de voto por voto desborda al TSE

Tegucigalpa.- El llamado de la Organización de Estados Americanos (OEA) a esperar los resultados finales del proceso electoral primario e interno celebrado en Honduras el 19 de noviembre, así como las constantes caídas en el sistema de cómputo y el fracaso de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), sumado a voces de reclamo que piden un conteo de voto por voto, mantienen desbordado al Tribunal Electoral que lejos de dar respuestas contundentes se envuelve en su propio enredo.
 

– El auditor internacional del proceso electoral, Teodoro Dale, recomendó al TSE un reconteo de 1,200 urnas.

– La auditoría encontro inconsistencias que afectarían a unos 300 mil votos.


Al menos seis importantes actores políticos de los partidos Nacional, en el poder, Liberal, en la oposición, así como miembros de corrientes del reciente partido Libertad Refundación (Libre), piden a las autoridades del tribunal un conteo voto por voto de las urnas, pues tampoco empieza a convencer el escrutinio de las actas ante el manoseo e incongruencias denunciadas y encontradas por los involucrados en el proceso.

El último en sumarse a este planteamiento, fue el líder del movimiento liberal Villedista, Mauricio Villeda, quien de acuerdo a las proyecciones no oficiales del TREP lideraba en ese momento la tendencia de votos a su favor, frente a su más cercano contrincante, Yani Rosenthal, que pide también el voto por voto.

Dos de tres cargos electivos piden voto a voto


El primero en hacerlo fue el líder de Salvemos Honduras, Ricardo Álvarez, del nacionalismo, le siguió Yani Rosenthal de los liberales, se suma el aspirante a alcalde por Azules Unidos—la facción oficialista que tanto el TSE como el presidente Lobo e Ingeniería Gerencial dan como ganadora—Jorge Zelaya, para adherirse el aspirante nacionalista, Miguel Pastor, y lo líderes de una de las facciones de Libre, la ex comisionada de policía, María Luisa Borjas y su contendor, Rafael Barahona, al revelar manoseo y adulteración en el conteo de las actas.

Dos de los tres cargos electivos cuyo proceso por ley controla y dirige el Tribunal Supremo Electoral (TSE) están clamando conteo de voto por voto. Habrá que esperar qué sucede también en el nivel electivo de diputados. En suma, el TSE se encuentra en aprietos.

Este jueves, la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), salió al paso a las airadas acusaciones hechas por miembros del TSE que atribuyeron la “caída” en su sistema a que Hondutel no les dio el bando de ancha prometido.

Pero la telefónica nacional refutó esa acusación y dijo que Hondutel nunca dio ese servicio al TSE, muchos al fracasado TREP, porque el Tribunal Supremo Electoral contrató los servicios de una empresa privada para que le brindara los servicios de Internet. El único servicio de internet que Hondutel proporcionó, sostienen, fue al edificio donde se ubica el tribunal electoral.

Las fuerzas en el PN

Lo que fue el TREP—fracasado en tres oportunidades sin que se aprendiera de esas lecciones—ya es historia dicen los analistas que cuestionan el papel de los magistrados del tribunal intentando defender un proceso que se les fue de las manos.

En el caso del partido Nacional, las dos fuerzas que aglutinan más del 50 por ciento de los electores nacionalistas—Ricardo Álvarez y Miguel Pastor—según las proyecciones del TSE, piden que se haga un conteo de voto por voto, ante tantas dudas que tiene ya el proceso. Mauricio Villeda del partido Liberal ha sido contundente en sus declaraciones, al indicar que “si verificamos que las actas coinciden con los votos, todo mundo estará tranquilo y habrá buenas señales de transparencia”.

En tanto, el analista político, Julio Navarro, es del criterio que el papel del TSE en este proceso ha sido “deficiente, deben renunciar” tras cuestionar la angustia en que mantienen al pueblo hondureño desde que ocurrieron los comicios el domingo 19.

Otros analistas como el experto en temas electorales, Adán Palacios, es del criterio que el conteo de voto por voto es un escenario factible que puede resultar de un amplio consenso entre los políticos, pues hasta ahora esta figura solo contempla en forma parcial y no general. No obstante, sostiene que la fórmula presidencial, que es la más cuestionada por ahora, se puede contar en un promedio de cinco días.

Legitimidad, más allá del discurso

La rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, indicó que todas estas inconsistencias en el proceso tienen como telón de fondo la politización de los organismos responsables de conducir el proceso como el TSE y el Registro Nacional de las Personas.

Pero el magistrado, Enrique Ortéz, sale al paso de las críticas. En primer lugar cuestionó el informe de la OEA y dijo que mejor les ayuden con dinero. Luego, alegó, que existen “fuerzas” no identificadas que quieren dañar la “institucionalidad” y a los magistrados, para concluir que nunca en la historia de Honduras, la mayoría de las actas habían sido escrutadas en dos días, “cuando la ley nos da treinta días”.

El TSE perdió el control del actual proceso electoral cuando se dejó imponer desde el congreso la inscripción de movimientos políticos que no reunían los requisitos, tanto en el Partido Nacional como en el Liberal e incluso en Libertad y Refundación.

Esta situación que vive el panorama político electoral se veía venir. Al menos, así lo advirtió en su informe la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) señaló que el sistema político-electoral hondureño necesita dar un salto de calidad para reconducir el proceso de consolidación democrática, a tres niveles simultáneamente, que tienda a incidir en la no repetición de los sucesos de 2008: a) en la cultura política; b) en lo institucional-normativo y c) en el comportamiento de los actores.

Propusieron modificar los procedimientos de nombramientos de los funcionarios del TSE y el RNP, reduciendo y hasta “eliminando el peso que los partidos políticos tienen en la designación”.

“Recomendamos reformar el procedimiento para seleccionar a los candidatos a magistrados al TSE para fortalecer la independencia del mismo, de forma que no sea integrada por activistas o dirigentes de los partidos políticos”, dice la CVR en su recomendación número 57.

Asimismo, “asegurar y preservar la independencia y autonomía del TSE, respecto a la influencia de los partidos políticos y la política, para lograr la legitimidad y la confianza en los procesos políticos electorales”, destaca la recomendación número 56.

Esto último es precisamente lo que demanda no solo los actores políticos que piden un conteo de voto por voto, para dar certidumbre al proceso. También lo demanda la colectividad hondureña que en las redes sociales, en los espacios públicos, en los cafés, en los mensajes a los medios de comunicación e incluso en sus mensajitos pide a los magistrados del tribunal electoral actuar conforme a la trascendencia del proceso para legitimarlo y legitimarse ellos con transparencia, de cara a los comicios generales de 2013.




Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,739SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img