Centroamérica tendrá crecimiento económico moderado en 2011, según el BCIE

Tegucigalpa – Centroamérica tendrá en 2011 un crecimiento económico moderado, aunque el año pasado, con algunas dificultades, fue mejor que 2009, señala un diagnóstico del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) difundido hoy.
 

Según el economista jefe del BCIE, Pablo Rodas, los niveles de crecimiento de la economía de Centroamérica se desarrollan de manera heterogénea, con Panamá y República Dominicana creciendo más que el resto de los países.

En el orden de crecimiento siguen «Costa Rica y Nicaragua, y más atrás se colocan Honduras y Guatemala, y por último El Salvador», añade el diagnóstico de Rodas, distribuido por la Oficina de Prensa del BCIE en Tegucigalpa.

En opinión de Rodas, uno de los desafíos importantes a nivel centroamericano es solventar el problema fiscal.

«Creemos que las medidas tributarias y la discusión sobre reformas fiscales van a seguir en la región», subraya Rodas en su análisis sobre Centroamérica, además de señalar que para 2011 se vislumbran «tasas de inflación más elevadas que las de 2010».

También considera que Centroamérica debe diversificar sus exportaciones hacia el continente asiático, que es la región más dinámica en la actualidad.

Rodas indicó que en 2011 Centroamérica tendrá un crecimiento asimétrico, no solo entre los países, sino también entre sus sectores que impulsan el desarrollo.

«Los sectores agropecuarios y la maquila estarán entre los más dinámicos y esto deberá ir muy de cerca con las necesarias reformas fiscales para aumentar la tributación y racionalizar el gasto público», enfatizó el economista del BCIE.

Rodas destacó además que las mayores presiones inflacionarias se estarían generando desde fuerzas exógenas, como el aumento de los precios del petróleo, productos agropecuarios y minerales, lo que estaría afectando con una tasa de inflación más elevada en Centroamérica.

En lo que respecta a la banca, Rodas opinó que debe convertirse en un canal efectivo de transmisión de la política monetaria, además de promover el otorgamiento de créditos, ya que mientras los depósitos crecen, los préstamos se estancan o hasta se reducen.

En el contexto internacional, señaló que en Estados Unidos, donde los mercados retoman la estabilidad de manera progresiva, la confianza de los consumidores sigue débil, el desempleo se mantiene elevado y existe una gran preocupación por el alza rápida de los precios alimenticios.

Si bien la recuperación económica continuó afianzándose en 2010, la estabilidad financiera mundial sufrió un importante retroceso debido a la turbulencia registrada en los mercados de deuda soberana, principalmente en Europa, según el alto funcionario del BCIE.

«Esta recuperación mundial ya no descansará solo en Estados Unidos y otras economías de países industrializados, sino que de economías emergentes, tal es el caso de Asia y Suramérica, debido en gran medida a sus exportaciones de productos agropecuarios y minerales», acotó.

Lo + Nuevo

22,244FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte