spot_img

Centenares de detenidos en segunda protesta contra la movilización de Putin

Por:

Compartir esta noticia:

Moscú – Más de 744 personas ya han sido detenidas hoy en Rusia en la segunda jornada de acciones de protesta contra la movilización decretada por el presidente ruso, Vladímir Putin, con el propósito de revertir los reveses militares en Ucrania.

Para las 20:36 hora de Moscú (17:36 GMT) más de 744 personas habían sido detenidas en 32 ciudades del país, según señaló OVD-Info, una organización que hace seguimientos documentados de arrestos en Rusia.

Casi la mitad de las detenciones para esa hora, 371, se había registrado en la capital.

En San Petersburgo, la segunda ciudad del país, los detenidos ascendían a 128 y la policía empleó porras y táseres contra los manifestantes, según medios locales.

Las autoridades de Moscú se blindan ante las protestas

En Moscú, donde no dejó de llover en todo el día, las autoridades desplegaron un imponente dispositivo policial para impedir la manifestación de protesta, convocada por el movimiento juvenil opositor Vesná (Primavera).

Los efectivos antidisturbios estaban apostados ya en la salida de la estación de metro Chistíe Prudy, próxima a la plazoleta del monumento al escritor y diplomático ruso Alexandr Griboyédov, señalada como punto de reunión de los manifestantes.

Al menos una decena de furgones policiales se hallaban aparcados junto al bulevar a las espera de los detenidos.

«En este lugar ha sido convocada una acción no autorizada. Circulad», repetían cada cierto tiempo los altavoces policiales.

Detenciones al por mayor

Varios viandantes que se detuvieron junto al monumento fueron detenidos inmediatamente, como pudo comprobar Efe.

«¿Por qué me llevan? Voy a la estación de metro», dijo una joven a los policías que la escoltaban hacia un furgón policial y la única respuesta que obtuvo fue: «¡Andando, que si no, será peor!».

Un abuelo, muy mayor por su aspecto, preguntaba con curiosidad a qué se debía tanto policía y tantos periodistas, reconocible por sus chalecos de prensa amarillos.

«Ah, entiendo. Qué desastre», dijo al enterarse del motivo del alboroto.

En punto de reunión no se oyeron consignas y ni se vieron pancartas, salvo una.

«¿Queréis quedar así?», rezaba una con la imagen de una joven en sillas de ruedas, que fue inmediatamente rodeada por la policía, que finalmente, ante la profusión cámaras, la dejaron marchar.

Las mujeres, protagonistas

Las protestas transcurrieron bajo el lema «Asamblea de mujeres de negro»

«¡Mujeres, basta de aguantar! ¡Basta de callar! No queremos que nuestros hombres mueran por juegos de los políticos. ¡Salid de negro a las plazas!», rezaba la convocatoria publicada en las redes sociales.

«Lloro hace días. 212 días de lágrimas y dolor. Es un d1olor desgarrador, un dolor que no cesa. No puedo salvar a todos, pero quiero salvar aunque sea a una persona. Andréi, te amo», dijo en un vídeo la esposa de un oficial ruso que protestaba en la ciudad de Ivánovo, a unos 250 kilómetros al sureste de Moscú.

La mujer, que autorizó la publicación del vídeo en Telegram, portaba un cartel con la leyenda «Devuelvan el padre a sus hijos».

«No hay nada más terrible para las autoridades que la ira de la viudas y las madres», reza una tarjeta difundida en las redes sociales que llama a las mujeres a protestar contra la movilización.

Segunda protesta en tres días

La de hoy es la segunda manifestación contra la movilización ordenada por Putin, quien argumentó la medida con necesidad de defender la soberanía y la integridad territorial del país.

En la anterior jornada de protesta, que tuvo lugar este jueves, al día siguiente de que el jefe del Kremlin anunciara la movilización, fueron detenidas en torno a 1,400 personas en todo el país.

Según el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, un total 300,000 reservistas serán llamados a filas en el marco de esta medida extraordinaria.

Sin embargo, el decreto presidencial de movilización contiene un punto secreto, que según algunos medios contempla llamar a filas hasta a un millón de hombres, extremo que el Kremlin ha negado de manera terminante. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img