spot_imgspot_img

Casos de COVID-19 aumentan un 4.7 % en El Salvador , que suma 395 contagios

San Salvador – El Salvador registró 18 nuevos casos del COVID-19, la cifra más baja en los últimos días, y los contagios llegaron a 395, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud consultados este jueves.

Esta nueva cifra representa un incremento del 4.7 % de los contagios de coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19), respecto a los casos registrados el día anterior.

El miércoles se realizaron 1,464 pruebas, con las que se detectaron los nuevos 18 casos, para totalizar 24,057, mientras que la cifra de recuperados llegó a 118 y los fallecidos se mantuvieron en 9.

La cifras del Ministerio de Salud dan cuenta de 268 casos activos de la COVID-19, de los que 206 se encuentran sin síntomas, 50 pacientes tienen pronóstico médico «estable», 4 «moderado», 5 «grave» y 3 «crítico».

La capital San Salvador es el epicentro de los contagios (44 casos) y le siguen las localidades de Soyapango (22), Ilopango (15) y (Apopa), todas del centro del país y que componen la zona más poblada de El Salvador.

San Miguel, la segunda ciudad más importante del país, es el municipio fuera del departamento de San Salvador con más casos de COVID-19 al sumar 11.

El Gobierno anunció recientemente que la cuarentena domiciliar obligatoria concluirá el 16 de mayo próximo y se espera que el Congreso amplié el estado de emergencia nacional por 15 días más.

El Gobierno ha visto afectados sus planes de vigilancia de las medidas de confinamiento para contener el COVID-19 al destinar integrantes del Ejército y Policía ante una alza de los homicidios registrada desde el viernes.

Datos de la Fiscalía General de la República (FGR) proporcionados a Efe dan cuenta que entre viernes y lunes se perpetraron 85 homicidios a nivel nacional, con una media diaria de 16,8. Esta cifra es superior a los registros de un dígito computados en los últimos meses.

El presidente del país, Nayib Bukele, no ha señalado los motivos de este incremento repentino y atribuye el alza a las pandillas, por lo que ordenó endurecer el régimen de seguridad de las prisiones.

Además de sellar con placas metálicas las celdas de unos 16,000 pandilleros, Bukele avaló a la Policía y al Ejército a utilizar la «fuerza letal».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img