Cancilleres de Ecuador y Colombia tratarán desarrollo fronterizo y refugiados

Bogotá- Los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Ecuador, Ricardo Patiño, tratarán en su reunión del próximo 26 de agosto planes para el desarrollo en la frontera común, la situación de los refugiados en esa zona y proyectos conjuntos de infraestructura, entre otros temas.
 

Así lo adelantó hoy Holguín en entrevistas con varias emisoras locales, al confirmar la cita que mantendrá con su homólogo ecuatoriano dentro de una semana en la localidad colombiana de Ipiales, en la frontera entre ambos países, cuyas relaciones diplomáticas están rotas desde marzo de 2008.

«Vamos a mirar una serie de proyectos de desarrollo fronterizo. Ecuador ha insistido mucho y nosotros estamos en mora de entrar realmente a hacer un trabajo grande en la frontera», señaló Holguín.

Añadió que el desarrollo fronterizo tanto con Ecuador, como con Venezuela, es una «prioridad» para el nuevo Gobierno colombiano, que asumió hace apenas dos semanas.

También dijo que revisará con Patiño el tema de los más de 50.000 refugiados colombianos que, según cifras oficiales, están en Ecuador, la mayoría en zonas de la frontera común.

Además, Holguín viajará a Ipiales acompañada de los ministros colombianos de Transporte, Germán Cardona, y de Minas y Energía, Carlos Rodado, para evaluar con Ecuador proyectos de infraestructura conjunta: uno sobre la construcción de una geotérmica en la frontera y otro para la ampliación del limítrofe Puente Rumichaca.

En la reunión, según la Cancillería ecuatoriana, no se abordarán los «temas sensibles» relacionados con la ruptura de las relaciones diplomáticas bilaterales.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rompió las relaciones con el Gobierno del ahora ex presidente Álvaro Uribe el 3 de marzo de 2008, dos días después del bombardeo colombiano a un campamento de la guerrilla de las FARC en ese país.

En ese bombardeo, considerado por Ecuador como una violación de su soberanía porque se realizó sin aviso ni permiso, murieron el entonces número dos y portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias «Raúl Reyes», y otras 25 personas.

Correa se reunió en Bogotá con el nuevo presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el mismo día de su investidura, el pasado 7 de agosto, en el marco del proceso de diálogo emprendido por ambos países a mediados de 2009 para avanzar hacia el restablecimiento de las relaciones.

Tras ese encuentro, el Gobierno de Colombia le entregó al de Ecuador la documentación encontrada en los computadores decomisados a «Raúl Reyes».

La entrega de esa información era una de las exigencias de Ecuador en el proceso de diálogo iniciado con Colombia para intentar restablecer los lazos bilaterales.

Síganos

21,741FansMe gusta
33,510SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Que Dios perdone a los políticos: Presidente del Colegio Médico capítulo norte

Suplicó al gobierno que suspenda y reprograme para otra fecha la Semana Morazánica programada del 4 hasta el 7 de noviembre.

Honduras registra 846 nuevos contagios y 14 decesos más por COVID-19

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) informó este miércoles que los contagios de COVID-19 suman 91,078 y los fallecimientos 2,596 en 224 días de pandemia en Honduras.

El FBI alerta que Irán y Rusia están interferiendo en elecciones de EE.UU.

El director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., John Ratcliffe, alertó este miércoles que Irán y Rusia han obtenido información de votantes estadounidenses y que están tratando de interferir en los comicios del próximo 3 de noviembre.

Fallece médico intensivista y radióloga producto del COVID en Honduras

Un médico intensivista y una asistente de Rayos X, fallecieron este miércoles a causa del COVID-19 en las ciudades de San Pedro Sula y Juticalpa, Olancho, respectivamente.

Gobierno de Trump implementa deportaciones rápidas sin audiencias judiciales

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que ha implementado una política para deportar de manera "expedita" a inmigrantes indocumentados que no puedan demostrar que llevan al menos dos años en EE.UU.