spot_imgspot_img

Caída en la recaudación tributaria alcanzará el 23 por ciento al final del año, estima el SAR

Tegucigalpa – La caída de los ingresos tributarios al finalizar este año rondará el 23 por ciento, según estima la ministra directora del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Miriam Guzmán.

La funcionaria comentó que el COVID ha puesto al país en un retroceso de seis, siete, 10 años si se ve en función del crecimiento económico que venía teniendo el país con todos los proyectos que se estaban impulsando.

“No nos hemos escapado del impacto que casi todos los países del mundo están experimentando a raíz del COVID, definitivamente la cuarentena que se tuvo que decretar para poder preservar la salud de todos los hondureños ha tenido un impacto negativo directo en la actividad económica y, por lo tanto, en la recaudación de impuestos”, arguyó.

Añadió que para el año 2020, se tiene una meta de recaudación de 109 mil millones de lempiras, proyecciones que se han realizado de acuerdo con lo que se ha venido recaudando, ya se tiene septiembre cerrado, y se estima que al 31 de diciembre se habrá recaudando apenas unos 85 mil millones de lempiras.

“No será suficiente si no tenemos ni para cubrir las proyecciones que se tenían para 2020 en cuanto la ejecución rutinaria del Presupuesto de Ingresos y Egresos de la República, la pandemia sabemos nos ha venido a dejar una serie de gastos extraordinarios que no se tenían planificados, mucho menos proyectados y que habrá que ser financiados y definitivamente este es un golpe bastante fuerte en la caja única del Estado”, acotó Guzmán.

Reiteró que la recaudación será de aproximadamente 23 por ciento menos de lo que estaba presupuestado para 2020.

En ese sentido, considera que para compensar esa caída lo único que se puede hacer es acudir al endeudamiento porque hay gastos urgentes de salud, hay gastos urgentes que se deben de realizar para reactivar la economía misma, el apoyo a todos los Mipymes, el apoyo que se está dando a medianos y hasta a los grandes empresarios que requieren de que el Estado siga colocando fondos a bancos con intereses a bajo costo para que ellos puedan iniciar nuevamente sus actividades y preservar los empleos que se tienen.

“Gracias a Dios y al compromiso que seguimos observando de parte de los contribuyentes tuvimos un comportamiento aceptable en el mes de septiembre que era cuando se hacia el primer pago a cuenta, recordemos que como medidas de alivio se vino posponiendo el cumplimiento de estas obligaciones del Impuesto Sobre la Renta y el primer pago a cuenta que normalmente es en junio se prorrogó para septiembre”, argumentó la funcionaria.

Añadió que hubo un comportamiento del pago de aproximadamente un 88 por ciento, muy superior a lo esperado; a nivel de grandes contribuyentes anduvo por arriba del 95 por ciento, así que sí estamos contentos porque por lo menos en el primer pago a cuenta se pudo observar un muy buen comportamiento.

No obstante, acotó que “la verdad es que los impuestos tuvieron una caída estrepitosa, principalmente el Impuesto Sobre Ventas, en el mes de mayo cayó casi un 50 por ciento, luego cuando ya se dictan las medidas de apertura inteligente podemos ver que ha tenido un mejor ingreso hasta estar con un cierre a septiembre apenas con un desface de un 15 por ciento”.

Sobre el tema de la revisión de exoneraciones, Guzmán manifestó que eso es lo que el SAR siempre ha venido sosteniendo, Honduras es el país de la región que tiene las exoneraciones más altas, cerca del siete por ciento del Producto Interno Bruto de Honduras que se otorgan como gasto tributario.

“Yo diría que en toda Latinoamérica Honduras es el país que da más exoneraciones y como siempre yo he mencionado la exoneración en sí misma no es el problema ya que es un mecanismo que la mayoría de los países utilizan para poder atraer la inversión, el problema es que cuando hacemos un análisis del costo-beneficio, es decir, el sacrifico que el Estado mismo hace en permitir que el empresario utilice ese porcentaje de sus impuestos para seguir generando empleo, para traer nuevas inversiones, para generar nuevas industrias, no está dando el resultado que esperamos”, aseguró.

Recordó que en primera instancia la definición de la política tributaria en el país radica en la Secretaría de Finanzas y en última instancia quien tiene la facultad para aprobar o eliminar las exoneraciones, porque es competencia exclusiva, es el Congreso Nacional.

El Servicio de Administración de Rentas es el ejecutor de la política tributaria en el país, nosotros únicamente somos los responsables de la recaudación de impuestos, pero también consientes de nuestro rol emitimos los análisis y los estudios necesarios para la correcta toma de decisiones, declaró Guzmán a un medio radial.

Apuntó que justamente uno de los operativos que se han estado realizando, se ha visto que el incremento del comercio electrónico en el país como nueva forma de vida se ha incrementado en porcentajes considerables, así que ya se han hecho revisiones, se ha hecho una propuesta que se va a enviar para que sea analizada y que se pueda a través de estas plataformas que operan en el país cobrarles a ellos el impuesto no sólo el Impuesto Sobre Ventas, sino también el Impuesto Sobre la Renta. (RO)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,167SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img