spot_imgspot_img

Brasil llega a 173,120 muertes de COVID con nuevas restricciones en Sao Paulo

Brasilia – Brasil sumó este lunes 287 muertes relacionadas con la COVID-19 y alcanzó los 173,120 fallecidos, en un día en que la región más afectada del país, el estado de Sao Paulo, impuso nuevas restricciones ante el aumento de casos de las últimas semanas y un día después de las elecciones municipales.

El boletín del Ministerio de Salud divulgado este lunes indica un incremento de 21,138 contagios en el último día, lo que eleva el total hasta los 6,335,878, en medio de las alertas de expertos epidemiológicos que aseguran que algunas zonas ya viven una «segunda ola» de la pandemia, sin haber dejado atrás completamente la primera

Brasil es uno de los países del mundo más castigados por el nuevo coronavirus al ser el segundo con mayor número de decesos, solo después de Estados Unidos, y el tercero con más infectados, por detrás de EEUU e India.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el país presenta una media diaria de 34,000 casos confirmados y 510 fallecimientos asociados a la COVID-19.

La tasa de incidencia sigue al alza y se ubicó este lunes en los 3,015 casos por cada 100,000 habitantes, lo que indica que el riesgo de contagio es altísimo, mientras que el índice de mortalidad llegó a los 82.4 fallecidos en la misma proporción.

El Ministerio de Salud también destacó que ya se han recuperado de la enfermedad 5,601,804 pacientes, lo que supone un 88.4 % del total.

Sao Paulo vuelve a la fase «amarilla»

El estado brasileño más afectado por la pandemia continúa siendo Sao Paulo, el más poblado y rico del país, con unos 46 millones de habitantes y que reporta hasta este lunes 1.24 millones de casos y 42,095 decesos.

En las dos últimas semanas, la región había registrado un incremento cercano al 20 % en el número de hospitalizaciones por la COVID-19.

Actualmente, la tasa de ocupación de camas de terapia intensiva para enfermos de coronavirus llega al 84 % en la red privada, según informó el sindicato de hospitales particulares del estado de Sao Paulo.

Sin embargo, el Gobierno de Sao Paulo no ha tomado medidas hasta un día después de la segunda vuelta de los comicios municipales celebrados el domingo de la semana pasada.

Finalmente, este lunes, el gobernador paulista, Joao Doria, anunció que todo el estado retrocedía a la «fase amarilla» de su plan de desescalada, que inició en junio y aún seguía vigente.

Ello se traduce en horarios más reducidos para el comercio y los servicios, aunque no en el cierre de esas actividades económicas.

«Esta medida, quiero dejarlo bien claro, no cierra comercio, ni bares, ni restaurantes. La fase amarilla no cierra actividades económicas, pero es más restrictiva para evitar aglomeraciones y el aumento de los contagios», indicó Doria a los periodistas.

Las autoridades de Sao Paulo evaluarán la situación la próxima semana como «medida de prudencia» para «retomar el control de la pandemia».

El estado de Río de Janeiro, el segundo con más muertes (22,590), también ha visto un incremento de hospitalizaciones asociadas a la COVID-19 y ya tiene ocupados un 90 % de los lechos de terapia intensiva públicos y privados destinados para este tipo de pacientes. (ag)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,128FansMe gusta
37,800SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img