spot_imgspot_img

Blinken llega a Panamá en busca de renovar enfoque de EE.UU. en migración

Por:

Panamá– El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, viajó este martes a Panamá en un nuevo intento diplomático para controlar la migración en América Latina, una causa creciente de dolores de cabeza políticos a pesar del enfoque global en Ucrania.

Un total de 20 países  del hemisferio participarán de la reunión ministerial de alto nivel  convocada por Panamá  para acordar estrategias continentales sobre   migración. La Cancillería  panameña confirmó que   la reunión que   se realiza  hoy y mañana    contará con la presencia del secretario de Estado de EE.UU. Anthony Blinken y el secretario de Seguridad Fronteriza Alejandro Mayorkas, que viajan por primera vez a Panamá.     

El viaje de dos días del principal diplomático estadounidense, el primero a América Latina este año, se produce semanas antes de que la administración del presidente Joe Biden ponga fin a las restricciones por la pandemia que permitieron las expulsiones rápidas a México.

Blinken y el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, se reunirán el miércoles en Ciudad de Panamá con homólogos de más de 20 países del hemisferio occidental para discutir la cooperación en materia migratoria.

“Debemos contar con una estrecha colaboración con los gobiernos de toda la región para realmente avanzar en la gestión de la migración irregular y atender las necesidades de protección de las personas más vulnerables de nuestro hemisferio”, dijo Brian Nichols, el principal diplomático estadounidense para América Latina.

Las autoridades estadounidenses detuvieron a más de 221.000 personas en la frontera con México en marzo, la cifra más alta en un solo mes en más de dos décadas.

El aumento se produce cuando las personas de El Salvador, Guatemala, Haití y Honduras huyen de la pobreza extrema, la violencia desenfrenada y los desastres naturales agravados por el cambio climático.

Pero Estados Unidos está lejos de ser la única nación que experimenta tensiones migratorias. La crisis económica y política de Venezuela ha provocado un éxodo de más de seis millones de personas, siendo la vecina Colombia la que más se lleva.

Nichols dijo que las conversaciones de Panamá, que siguen a una reunión regional similar en Colombia en octubre, buscarían impulsar el apoyo a las naciones que reciben refugiados, incluso a través de instituciones multinacionales.

Dado que América Latina rara vez se considera un punto crítico de seguridad global, la comunidad internacional gasta más de 10 veces en cada refugiado de Siria en comparación con cada migrante venezolano, según un estudio de Brookings Institution.

– Disminución de la atención –

La atención podría desviarse aún más en medio de la migración sorprendentemente rápida desde Ucrania, de donde han huido más de 4,9 millones desde que Rusia invadió el 24 de febrero.

para apoyar a los migrantes en el hemisferio occidental mientras tenemos una gran crisis migratoria provocada por Rusia”, dijo Jason Marczak, experto en América Latina del Atlantic Council.

«Necesitamos evitar que eso se convierta en una ocurrencia tardía para la comunidad global, por lo que es muy importante tener al secretario Blinken junto con el secretario Mayorkas en Panamá».

Marczak dijo que la administración de Biden estaba buscando un plan regional para que «ningún país se vea sobrecargado por un mayor número de migrantes, y que los países puedan maximizar las oportunidades que presentan los migrantes».

Los refugiados ucranianos han recibido una bienvenida más cálida en gran parte de Occidente que la mayoría de los inmigrantes musulmanes de Siria y Afganistán.

Biden ha prometido dar la bienvenida a 100.000 refugiados ucranianos, lo que provocó pocas protestas del Partido Republicano del expresidente Donald Trump, que en general ha hecho de la oposición a la inmigración un tema central.

Biden ha prometido analizar las causas profundas de la migración y adoptar un enfoque más humano que el de Trump.

Los tribunales obligaron a la administración Biden a mantener una política de Trump en la que los migrantes esperan en México mientras se procesan sus casos, a pesar de las críticas de los defensores de los refugiados de que el arreglo pone en peligro a las personas vulnerables.LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img