spot_imgspot_img

Bengalas y una balsa, falsa esperanza del submarino argentino desaparecido

Buenos Aires- La Armada de Argentina informó hoy que esta madrugada, en la zona del Atlántico Sur donde se busca al submarino cuyo rastro se perdió el pasado miércoles, se divisaron una balsa vacía y unas luces de bengalas blancas que se determinó no corresponden a la nave, en el que viajan 44 tripulantes.

«Pudieron enganchar la balsa, la subieron a bordo y no había nadie. De acuerdo a la marca y nomenclatura de esa balsa, se determinó que no corresponde al submarino», explicó en declaraciones a la prensa en Buenos Aires el portavoz de la Armada Enrique Balbi.

En este sentido, explicó que hace cuatro días que hay mal tiempo en esa zona del océano y es «muy común» que circulen barcos, por lo que alguno podría haber perdido «al capear el temporal» una balsa de la faja.

Por otro lado, una aeronave de la Marina de Estados Unidos llegó a divisar a lo lejos «bengalas blancas», aunque si bien se está tratando de identificar «de dónde provinieron», Balbi remarcó que el sumergible desaparecido «no tiene bengalas blancas», ya que cuando dispone de ellas son de color rojo por caso de emergencia o verdes por «adiestramiento u ejercitación».

A la pregunta de si esas luces pudieron salir de otra balsa, Balbi especificó que «no se llegó a divisar» una segunda embarcación de ese tipo.

«Era de noche, había mucho mar, solamente se vieron las bengalas. Los buques están haciendo el barrido y van a aprovechar para ver si detectan una balsa», añadió el portavoz de la Armada, que aclaró que hasta ahora no se ha avistado ningún tipo de naufragio.

Varias embarcaciones y aviones participan de las labores de búsqueda del submarino, cuya última posición conocida fue en el área de operaciones a través del Golfo San Jorge, en la Patagonia Argentina, a 240 millas náuticas, el equivalente a 432 kilómetros.

La preocupación por el paradero del submarino se originó cuando el pasado viernes autoridades de la Armada señalaron que la nave había reportado por última vez su posición en la madrugada del miércoles, por lo que se resolvió activar el protocolo de búsqueda.

Entre el domingo a la noche y lunes por la mañana estaba programada la llegada oficial a la Base Naval de Mar del Plata del submarino, que había partido el lunes pasado del puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a la localidad bonaerense.

«Hasta ayer seguía la mala meteorología. A partir de hoy va a empezar a bajar la intensidad del viento y la altura del mar», señaló Balbi, para relatar las dificultades que se están produciendo durante la búsqueda.

Estas declaraciones se dan luego de que ayer se confirmase también que un «ruido» detectado en la zona, que en un principio se pensó podía provenir del submarino, no corresponde al sumergible, aunque se optó por hacer un último barrido por parte de barcos que participan en la búsqueda para confirmarlo.

«Esta pequeña área de ese ruido corresponde a dos capitales federales (Buenos Aires). Tenemos dos unidades barriendo toda la zona», aclaró.

Desde la sureña ciudad de Comodoro Rivadavia zarparán hoy dos buques con material de alta tecnología, y se prevé que «en un día y medio» estarán llegando al área de operaciones.

«Desde el primer día no descartamos ninguna hipótesis. (…) Suponiendo la fase crítica, que no pudieran renovar el oxígeno y no pueden salir a superficie por sus propios medios, estaríamos en el sexto día de oxígeno», destacó Balbi.

«No sabemos lo que pasó desde el último día que perdimos comunicación», lamentó. 

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,226SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img