spot_img

Aumentan las violaciones sexuales a mujeres en Grecia

Por:

Compartir esta noticia:

Atenas – En las últimas semanas los casos de violaciones y abusos sexuales a mujeres han aumentado en Grecia considerablemente, mientras que la sociedad reaccionaba indignada al brutal asesinato de una mujer por parte de su marido.

Este miércoles los medios locales se hicieron eco del último caso, una turista alemana de 27 años que fue violada varias veces por un hombre que la siguió cuando salía de un bar para volver a su hotel en la isla de Kos, en el archipiélago del Dodecaneso.

Uno de los casos que más impresión ha causado estos días es el de una limpiadora de 50 años que se encontraba en un edificio céntrico de Atenas para limpiar una casa cuando un hombre la introdujo a la fuerza en un apartamento, donde la mantuvo retenida unas 9 horas, la golpeó brutalmente y la violó siete veces hasta que la mujer consiguió escapar.

El hombre, de 35 años, fue detenido unos días más tarde tras esconderse en casa de un amigo.

Este caso llevó a cientos de personas a la calle para manifestarse contra la violencia de género, pero no se trata ni mucho menos del único suceso reciente de este tipo.

La semana pasada una mujer de 25 años, embarazada de 3 meses, fue también secuestrada y violada repetidamente por varios hombres en el centro de la capital.

Tras salir de una tienda de reparación de móviles la joven fue asaltada por un hombre que la violó en un aparcamiento. Dos hombres la encontraron y, asegurando que la ayudarían, la metieron a un taxi que los llevó a un semisótano donde la violaron múltiples veces.

Dos hombres de origen pakistaní se encuentran en prisión preventiva mientras otro está en libertad condicional. Las autoridades aún buscan a un cuarto hombre involucrado en las violaciones.

Al mismo tiempo una albanesa de 19 años fue secuestrada por un chico de 21 años con el que contactó por una aplicación de citas. La llevó a un apartamento del centro de Atenas y allí la mantuvo encerrada durante tres días, donde la drogó y violó junto a otro joven de 20 años.

Tres días después la abandonaron en el puerto del Pireo y cogieron un ferry para ir de vacaciones a Mikonos, donde fueron detenidos.

Todas estas agresiones han surgido a la sombra de un asesinato machista que ha conmocionado al país poco después de que surgiera un movimiento #MeToo sin precedentes que prometía ser el comienzo de una transformación en materia de igualdad.

La semana pasada un piloto griego de 33 años confesó haber asesinado a su mujer, una británica de 20 años, y se encuentra en prisión preventiva pues está acusado de asesinato, abuso animal, falso testimonio y obstrucción a la justicia.

Su confesión fue un shock ya que preparó la escena para que el suceso pareciera un robo y durante casi un mes mantuvo esta versión, que tuvo una amplia cobertura en medios. La mujer fue encontrada asfixiada en la cama junto a su bebé, que dormía a su lado. El hombre fue encontrado maniatado en el suelo de la habitación, mientras que el perro de la familia había sido colgado en el exterior.

JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img