spot_imgspot_img

Alianza acepta mediador internacional antes del 27 enero y llaman a paro nacional desde el sábado 20

Tegucigalpa – El coordinador de la Alianza de Oposición, Manuel Zelaya, dijo este martes que están dispuestos a aceptar a un mediador internacional con poder vinculante antes del 27 de enero para que ayude a solventar la crisis política, al tiempo que pidió a su bancada no participar en la juramentación del presidente electo Juan Orlando Hernández.

– “Si el 27 de enero no se produce una rectificación, Juan Orlando va a conducir a Honduras a un Estado de barbarie, de permanente ingobernabilidad”, amenazó Ricci Moncada.

– “Si el gobierno se sostiene por las armas, el pueblo tiene el derecho de aplicar el principio de la legítima defensa”, dijo Moncada.

– Convocaron a paro nacional operativo “fuera JOH” en tres jornadas el sábado 20

Mediante una conferencia de prensa en la que además estuvo el expresidenciable Salvador Nasralla, y los dirigentes Guillermo Valle y Ricci Moncada, la Alianza dejó clara su postura para los días previos a la toma de posesión de Hernández.

La fuerza aliancista convocó a un paro nacional denominado “fuera JOH” que se desarrollará entre jornadas: sábado 20 de enero a partir de las 6:00 de la mañana con movilizaciones en vías públicas; domingo 21 de enero con movilización a Tegucigalpa frente al Congreso Nacional junto a diputados electos de Libre y Pinu-SD; y jueves 25, viernes 26, sábado 27 desde las 6:00 de la mañana movilización en todas las vías públicas, aeropuertos y rodear el Estadio Nacional.

Además, entre las medidas que adopta la Alianza de Oposición, el exgobernante Manuel Zelaya anunció que “no juramentaremos a un presidente ilegal y producto de un fraude electoral constatado nacional e internacionalmente por las misiones de observadores”.

Igualmente, antes del 27 de enero aceptan el mediador internacional, después de esa fecha “no tenemos con quien dialogar internamente y debe empezar a funcionar el derecho internacional y constitucional en Honduras”.

Refirió que el objetivo a corto plazo es una auditoría forense al sistema de transmisión y divulgación de resultados electorales, las actas, cuadernillos y demás documentación electoral. “Después del 27 (de enero) es la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente originaria”.

Zelaya hizo un llamado al pueblo para que en todo el territorio se incorporen a manifestaciones pacíficas “porque en sus manos está rescatar el triunfo de la Alianza y de Salvador Nasralla y sacar del poder a Juan Orlando Hernández. El boicot social, huelgas, rezos, cultos, encierros colectivos, boicot de consumidores y comerciantes, huelga general, ocupaciones no violentas y movilizaciones son entre otras formas de lucha válidas además del derecho constitucional a la insurrección”.

Habla Ricci Moncada

De su lado, al hacer uso de la palabra, la dirigente de Libre, Ricci Moncada, dijo que no se apartarán de la lucha del pueblo que reclama la justicia, la paz y la libertad que merecen.

“Nuestro programa y propuesta de gobierno es para sustituir un modelo de explotación por un modelo social en favor del pueblo. Exigimos al gobierno y a las Fuerzas Armadas que cesen los asesinatos, las persecuciones y sus métodos de represión violentos frente al justo reclamo por el robo de las elecciones, la adulteración y la burla de la voluntad popular”, explicó.

Citó que llaman a la movilización pacífica, pero “reconocemos que la insurrección es una derecho constitucional del pueblo para restablecer el derecho a elecciones democráticas, justas y libres”.

Moncada dijo que después del 27 de enero, fecha programada para la toma de posesión de Juan Orlando Hernández, el país cae en un abismo jurídico, “en un Estado de facto”.

“La Alianza de Oposición desconoce toda autoridad pública a partir del próximo 27 de enero porque a partir de esa fecha queda desarticulado lo que formalmente nuestra Constitución reconoce como Estado de Derecho, democrático, republicano y representativo”, aseveró Moncada.

Remarcó que la Alianza busca una solución condicionada a través de un mediador internacional con poder vinculante y con plazos determinados. “El obstáculo para alcanzar este acuerdo es el gobierno de JOH apoyado injustamente por Estados Unidos que avala el uso de la fuerza contra el pueblo”, reforzó.

nota A

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,909SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img