baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Un ataque de Al Shabab a un lujoso hotel de Nairobi causa al menos 6 muertos



Un ataque de Al Shabab a un lujoso hotel de Nairobi causa al menos 6 muertos
Autor del artículo: EFE

Nairobi - Nairobi revivió hoy la pesadilla yihadista de Al Shabab con un ataque a un lujoso complejo hotelero situado en un barrio residencial y de negocios, en el que murieron al menos 6 personas y decenas de personas resultaron heridas.

"La situación está bajo control y el país está a salvo", informó el ministro keniano de Interior, Fred Matiang'i, en una rueda de prensa casi ocho horas después de que comenzase el ataque.

Los tiros y varias explosiones se empezaron a escuchar sobre las 15.00 hora local (12.00 GMT) en el complejo 14 Riverside, en el barrio norteño de Westlands en la capital de Kenia.

El complejo alberga varios negocios y restaurantes y el lujoso hotel DusitD2, un lugar transitado por hombres de negocios y donde empresas y organismos celebran diariamente conferencias y reuniones.

Los atacantes hicieron explotar primero tres vehículos en el aparcamiento de la entrada del complejo, a las puertas de una sucursal bancaria.

Luego siguió una explosión "suicida" en el vestíbulo del edificio que alberga el hotel DusitD2, donde "un número de huéspedes sufrieron heridas graves", indicó el inspector general de la Policía de Kenia, Joseph Boinnet.

Los tiroteos y estallidos se oyeron desde las afueras del complejo hotelero, donde la Policía cortó el acceso al recinto permitiendo la entrada solo a las ambulancias, mientras sobrevolaban la zona helicópteros de las Fuerzas Aéreas kenianas.

"Hemos asegurado todos los edificios en el complejo de Dusit y estamos en los últimos pasos de neutralizar el área", aseguró Matiang'i, dando por concluida la operación, pero sin dar detalles sobre la suerte que corrieron los atacantes.

"Cuando escuché la explosión me asusté mucho porque nunca había oído algo igual", relató a Efe el keniano John Mwanzia, residente de un condominio limítrofe al lugar de los hechos.

"Me di cuenta de que no se trataba de un accidente y de que estábamos rodeados de policías", añadió este ciudadano, que presenció como un sospechoso era detenido frente a la entrada de su casa.

Sin cifras oficiales de muertos ni siquiera de heridos, los fotógrafos de Efe dentro del complejo pudieron contar hasta cinco cuerpos sin vida desplomados sobre las mesas en uno de los restaurantes.

Una sexta víctima sucumbió a sus heridas en el hospital de MP Shah, confirmó a los medios la legisladora keniana Esther Passaris.

En el Hospital Avenue al menos una mujer -de los 16 heridos admitidos- fue operada en estado crítico, tras haber recibido cuatro disparos en el abdomen, al tiempo que otros centros médicos recibían más víctimas, según medios locales.

Este moderno centro situado en el barrio vecino de Parklands fue el que más víctimas recibió, con decenas de familiares, periodistas y ciudadanos apostados en la puerta a la espera de noticias de las víctimas, y para hacer valer su solidaridad donando sangre.

"Estamos buscando a mi hermano, no sabemos a qué hospital lo han llevado", explicó a Efe una mujer frente a la entrada del centro.

En el cercano Hospital Aga Khan, varios paramédicos esperaban en la puerta para recibir nuevos heridos e instaron a los vehículos a seguir circulando para no entorpecer la llegada de ambulancias, ya que, según explicaba un profesional sanitario, "la situación no es clara y todavía pueden llegar más personas".

El grupo yihadista somalí Al Shabab reivindicó, poco después de las primeras explosiones, la autoría del ataque este martes a través de su portavoz Ali Dheere en un mensaje emitido en su radio Andalus.

"Los no musulmanes son nuestro objetivo y vamos a matarlos allá donde se escondan de nosotros, pero no hay lugar para esconderse", dijo este portavoz.

Este incidente ocurrió justo tres años después del peor ataque de Al Shabab contra una base militar keniana en Somalia, en el pueblo de El-Adde, donde alrededor de 140 militares kenianos murieron.

Pronto se cumplirán cuatro años del peor ataque del grupo yihadista en territorio keniano, en abril de 2015, cuando 148 personas murieron en el asalto a la Universidad de Garissa (norte de Kenia), cuyas instalaciones mantuvieron bajo su control durante 16 horas.

Pero Nairobi no padecía ningún golpe yihadista desde septiembre de 2013, cuando en una operación similar al ataque de hoy, al menos 4 terroristas de Al Shabab asaltaron el centro comercial Westgate en Nairobi, muy frecuentado por extranjeros y kenianos acaudalados.

En ese atentado murieron 67 personas durante los cuatro días que estuvieron atrincherados los terroristas dentro del edificio, asediados por las fuerzas de seguridad.

La peor acción terrorista que ha sufrido Kenia fue el atentado de 1998 contra la Embajada de Estados Unidos en Nairobi, que causó más de 200 muertos.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba