baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Nueve mujeres se suman a huelga de hambre por opositores presos en Nicaragua



Managua - Al menos nueve madres de «presos políticos» se sumaron el lunes a la huelga de hambre que 11 mujeres iniciaron la semana pasada en Nicaragua, para exigir al presidente Daniel Ortega la liberación de sus hijos.

Ahora son 20 las personas que están en huelga de hambre en protesta contra Ortega, en el marco de la crisis sociopolítica que inició en 2018.

El grupo de nueve inició su huelga de hambre en la catedral metropolitana de Managua, mientras que las otras 11 mujeres que empezaron el jueves pasado lo hacen en la parroquia San Miguel Arcángel, en la ciudad de Masaya (Pacífico).

En la parroquia de Masaya también hay cuatro personas, entre ellas el sacerdote Edwin Román, que padece de deabetes sufre ayuno forzoso, debido a que el gobierno cortó de inmediato el suministro de agua y energía con ellos dentro, y la Policía impide medidas de socorro.

«Me decido sumar a esta huelga por lo que está aconteciendo en Masaya, por la liberación de todos los presos políticos, por la liberación de mi hijo (Francisco Narváez), por que haya un nuevo presidente», dijo Dora Chavarría, poco antes de que la Policía impidiera el ingreso a medios de comunicación en la catedral de Managua.

Hasta ahora se desconoce si la Policía de Nicaragua sitiará de forma permanente la catedral de Managua, al igual que hace con Masaya, pero sí pudo ingresar un grupo de oficialistas que lanzaron piedras contra las personas en huelga de hambre, según denunciaron las víctimas.

La madre de la «presa política» María Guadalupe Ruiz, Luisa Briceño, afirmó que decidió hacer huelga de hambre porque «ya no queremos más represión, queremos que Nicaragua sea libre, que todos los presos políticos salgan, ya no aguantamos más este régimen».

«Con el presidente que tenemos ahorita no me quieren dar los antirretrovirales de mi muchachito, siempre me rechazan, él ya está presentando la enfermedad», sostuvo Chavarría, sobre un hijo preadolescente que la acompañaba, que fue contagiado de VIH en una transfusión de sangre a los 4 años, según dijo.

Sobre el uso de templos católicos para realizar las huelgas de hambre, Briceño explicó que «solo la iglesia ha respondido por nosotros (víctimas de la crisis)».

El médico José Luis Borge, quien atendió a las madres de Managua, urgió al gobierno responder las demandas de las madres, ya que a partir del quinto día de huelga de hambre estas tendrán daños irreversibles en órganos vitales.

El conflicto que vive Nicaragua ha dejado cientos de presos, muertos y desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba