spot_imgspot_img

Al menos 35 mil empleados públicos realizan paro de labores a nivel nacional

Tegucigalpa – Al menos 35 mil trabajadores del sector público realizan este miércoles un paro de labores a nivel nacional, en protesta porque el gobierno no les cumple con una demanda salarial que incluye un reajuste salarial de cuatro mil lempiras.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares (Sitramedhys), Miguel Mejía, argumentó que el paro se debe a la desidia y la irresponsabilidad manifiesta sobre una propuesta de incremento salarial que presentaron desde junio de 2018 y hasta el momento no han recibido una respuesta ni siquiera han podido sentarse a negociar.

Añadió que la gota que derramó el vaso ocurrió ayer cuando a la reunión a la que habían sido convocados todos los representantes de los sindicatos del sector público, no llegaron los miembros de la comisión gubernamental nombrada para atender esa demanda y únicamente llegó el ministro de Trabajo, Carlos Madero, quien llegó solamente para pedirles disculpas.

Por su lado, el dirigente sindical Mariano Barahona, manifestó que al gobierno poco o nada le importan las aspiraciones de los trabajadores principalmente de los sectores de la salud y educación.

Las asambleas informativas han sido programadas de 6:00 de la mañana a 12:00 del mediodía, lapso en el que esperan sean llamados a entablar una negociación ya que ellos son personas de diálogo, arguyeron los dirigentes sindicales.

Mejía advirtió que, si por la tarde no han recibido una respuesta, van a emitir otro comunicado donde anunciarán nuevas medidas de presión.

El presidente del sindicato de trabajadores del hospital San Felipe, Elvin Canales, indicó que la propuesta unificada de todos los empleados del sector público es de un incremento salarial de cuatro mil lempiras a la base salarial y la revisión a los colaterales.

En San Pedro Sula, en el hospital Mario Catarino Rivas, los empleados se encuentran en asambleas informativas a partir de las 6:00 de la mañana y los empleados solamente llegan marcan la entrada y luego se ponen de brazos caídos.

Lo mismo ocurre en los hospitales siquiátricos de la capital y en el Centro de Salud Alonso Suazo, no así en el Hospital Escuela Universitario (HEU), donde sí se estaba atendiendo normalmente a los pacientes, según los reportes.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img