Agricultura sucumbió ante meteoros

Tegucigalpa – El sector agrícola y ganadero hondureño es el más golpeado, junto a la infraestructura vial, tras el paso de dos tormentas tropicales que azotaron el país de oriente a occidente y todo la noreste, lo que ahondará más la pobreza en la región rural, ya que miles de empleos se perdieron a causa de la destrucción de los cultivos.

Granos básicos, cultivos de exportación, hatos de ganado mayor y menor solo son algunos de los rubros que fueron destruidos o dañados por las intensas lluvias que provocaron inundaciones en la mayoría de los departamentos, dejando las producciones severamente comprometidas para las cosechas.

A falta de una evaluación más rígida, los dirigentes de los sectores indicaron que las siembras de frijoles, maíz y arroz están comprometidas para la postrera, mientras la caña de azúcar se encuentra todavía bajo agua en el extenso Valle de Sula y Santa Bárbara, las plantaciones bananeras de las dos compañías tradicionales y de los productores independientes se encuentran en el suelo o inundadas, las extensiones de palma africana y cítricos en el Aguán están bajo agua.

Está en duda como están las fincas cafetaleras, próximas a iniciar los cortes del grano. Sin embargo, el Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), estimó que las pérdidas por el paso de las tormentas tropicales Eta e Iota son de más de seis mil manzanas destinadas a la siembra.

Más de seis mil manzanas de café se perdieron por los eventos ciclónicos, estimó el Ihcafé.

“Eso va a tener una afectación en la cosecha de alrededor de 160 mil quintales de café”, lamentó el gerente del Ihcafé, Adilson Manuel Ávila.

Cabe señalar que el sector agrícola, fue uno de los últimos rubros que resistió y continuó operando al impacto de la pandemia del COVID-19, que detuvo la mayoría de las actividades económicas a nivel nacional, pero sucumbió al paso de los meteoros Eta e Iota.

Mientras que millones de litros de leches se perdieron debido a que estuvieron paradas por la falta de acceso en las carreteras que impidió su distribución en el territorio hondureño.

Afectaciones y pérdidas totales

La Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), señaló que los daños causados por las tormentas Eta e Iota causaron grandes pérdidas y afectaciones dejarán un impacto negativo en rubros como aceite de palma, rambután y cítricos.

En el caso del aceite de palma, SAG contabiliza que se inundaron 150 de 194 mil manzanas cultivadas, de las cuales, 16 mil eran siembras menores de tres años.

Más de 150 mil manzanas de palma africana, especialmente en el Valle del Aguán, se inundaron por las constantes lluvias y desbordamientos de los ríos.

La SAG reconoció que será difícil cosechar palma aceitera debido a la saturación de los suelos, como el tiempo que durará la limpieza del lodillo.

El último reporte de la SAG indica que los granos básicos se perdieron en los departamentos de Atlántida, Choluteca, Colón, Comayagua, Copán, El Paraíso, Francisco Morazán, Gracias a Dios, Intibucá, Lempira, Ocotepeque, Olancho, Santa Bárbara, Valle, Yoro y Choluteca, por las inundaciones.

La Secretaría sostuvo en su reporte que la prioridad es atender las zonas más perjudicadas por los fenómenos naturales.

12 mil 500 manzanas de maíz por las inundaciones causadas por Eta e Iota estimó la SAG.

En el caso del cultivo de café que está en etapa de cosecha, la SAG informó que el plan es que instituciones encargadas del acceso vial habiliten los ejes carreteros lo más pronto.

Otros productos como la caña de azúcar reportan 35 mil 195 manzanas afectadas.

El sector bananero tuvo pérdidas alrededor de cuatro mil 300 hectáreas por las inundaciones, dos mil 500 de productores y mil 800 de la empresa transnacional Chiquita, según estimaciones iniciales de expertos, aunque los daños pueden aumentar con el paso de los días.

Los campos bananeros del Valle de Sula quedaron debajo del agua tras el aumento caudal de los rios Ulúa y Chamelecón.

Por su parte, los cítricos registraron seis mil 884 manzanas afectadas y 13 mil toneladas métricas no cosechadas.

La SAG apuntó que las pérdidas totales en arroz son de cinco mil 566 manzanas en Atlántida, Colón, Comayagua, Copán, Gracias a Dios, Intibucá y Olancho.

Contabilizó que solo en Olancho se produjeron pérdidas monetarias de unos 119 millones de lempiras en arroz, aunque la institución estimó que puede aumentar.

En el caso de la leche, la SAG calculó que se dejó de recolectar unos dos millones de litros de leches debido a la interrupción en los ejes carreteros provocados por Eta e Iota.

80 % de pérdidas en el frijol

El presidente de la Asociación Nacional de Agricultores y Productores de Granos Básicos (Prograno), Dulio Medina, valoró que el frijol sufrió pérdidas de un 80 por ciento a nivel nacional por los dos meteoros.

Dulio Medina, presidente de Prograno.

“Estábamos en plena época del desarrollo del cultivo y estábamos esperando iniciar la cosecha a partir del 25 de noviembre, pero así quedaron los cultivos de frijol por los daños”, declaró a Proceso Digital.

No obstante, contó que se iniciará la cosecha del frijol de riego y más el remanente de lo que sobró de la primera cosecha de primera, harán el papel de amortiguamiento.

Reveló que los departamentos más golpeados por las pérdidas en el cultivo de frijol son El Paraíso y el norte de Olancho.

Por su parte, la SAG calculó que las pérdidas son entre 300 a 400 mil quintales de frijol hasta la fecha, aunque no descartó que la cifra aumente.

En el caso del maíz, Medina dedujo que un 20 por ciento de la siembra se perdió por las precipitaciones, aunque resaltó que previamente se había levantado un 80 por ciento de la cosecha nacional.

Las autoridades de la SAG reportaron pérdidas de 12 mil 500 manzanas de este producto.

Lamentó las pérdidas en el Bajo Aguán, Atlántida, occidente, Olancho y El Paraíso.

L.6 millones para reactivación

Proceso Digital
Mauricio Guevara, titular de la SAG.

El ministro de Agricultura y Ganadería (SAG), Mauricio Guevara, prevé que se requerirá de seis millones de lempiras para la reactivación del sector agroalimentario por los daños causados por las dos tormentas.

“El sector está bastante golpeado en todos los rubros, no estoy dejando a ninguno por fuera, existen fincas con pérdidas totales”, indicó.

Externó que los fondos saldrán de la solicitud de ayuda a cooperación internacional como la Organización de Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO). (ag)

Lo + Nuevo

22,260FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte