baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Orillados por Trump, hondureños buscan abrir ruta migratoria en el mar



Orillados por Trump, hondureños buscan abrir ruta migratoria en el mar
Autor del artículo: Proceso Digital/D-19

Tegucigalpa – Ante la nueva disposición del presidente estadounidense Donald Trump, la cual establece que los migrantes provenientes de Centroamérica solo puedan pedir asilo en el primer país al que llegan, los migrantes hondureños buscan abrir ruta migratoria en el mar para llegar a México e incluso a Estados Unidos.

– De acuerdo a datos oficiales, en el año fiscal 2018 se concedieron en EEUU 13 mil 168 protecciones de asilo de las más de 162 mil peticiones presentadas.


– Los hondureños ya han utilizado la ruta marítima en el pasado, pero en menor medida, la nueva disposición de Trump impulsaría a la utilización de esta ruta.


Así lo revelan testimonios de migrantes centroamericanos, como el del hondureño Eduardo Santamaría, quien se encuentra en un albergue en Nuevo Laredo y da fe que connacionales han optado por emigrar por el mar ante la nueva disposición.


«Sabemos que en Honduras hay quienes sí se han animado a hacerse a la mar e ir bordeando la costa hasta llegar hasta la península de Yucatán, pero el problema es asegurar el combustible y no falle el motor», declaró a periodistas en México el migrante hondureño.


Aunque este “catracho” usó camiones, autobuses y tren para llegar a México señala que si conoce a connacionales que ahora optan por la vía marítima aunque advirtió de los peligros de esta nueva ruta migratoria.

Flujos migratorios continuarán


Al respecto, el director de la Casa de Ayuda al Migrante «Amar», en Nuevo Laredo, Aarón Méndez Ruiz, comentó que la miseria que viven los centroamericanos es mucha y por ello insistió en que seguirán buscando alternativas de como poder llegar a la frontera.

Con lo nueva medida el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos pretende evitar que miles de centroamericanos entren a México y crucen el país hacia la frontera norte.


Advirtió que, ello únicamente habrá de provocar que ello incremente el negocio a los «polleros» a los delincuentes que se dedican a pasar migrantes de manera ilegal a Estados Unidos exponiendo sus vidas.

Asilo condicionado


Cabe señalar, que el Gobierno del presidente Donald Trump reforzó esta semana su postura contra la inmigración procedente de Centroamérica al anunciar que impedirá el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un “tercer país seguro”.


Esta maniobra, presentada el lunes por el Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional, es un nuevo intento de la Administración de reducir el flujo migratorio en la frontera con México, procedente principalmente de Centroamérica.


“Un extranjero que entre o intente entrar en EEUU a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EEUU no es apto para asilo”, señaló la nueva orden publicada en el Registro Federal y que entró en vigor el martes.


La legislación nacional permite a los solicitantes de asilo hacerlo al llegar a la frontera sin tener en cuenta su ruta, pero cuenta con una excepción para aquellos que lo hacen a través un tercer país considerado “seguro”.
En la actualidad, sin embargo, el Gobierno solo cuenta con un acuerdo específico al respecto en el que reconoce como “tercer país seguro” a Canadá.

Tensión política


La tensión sobre la política migratoria de la Casa Blanca se ha incrementado en las últimas fechas después de que Trump advirtiera de que su Gobierno iba a iniciar este domingo redadas en nueve ciudades para deportar a “miles” de indocumentados.


No obstante, las autoridades migratorias no confirmaron su inicio y aún no ha trascendido ningún detalle sobre la magnitud del operativo, aunque en Nueva York hubo tres operaciones el sábado sin detenidos.


Trump, quien llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 con la promesa de una política de mano dura en materia migratoria, ha declarado una emergencia nacional por la “crisis humanitaria” que, a su juicio, se vive en la frontera con México y ha acusado a los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) de no hacer lo suficiente para frenar el flujo migratorio.


Hace unas semanas, alcanzó un acuerdo con el Gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que reforzarse su frontera sur con Guatemala y acogiese a solicitantes de asilo en EEUU en proceso de espera.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba