Activistas denuncian asesinato de 5 defensores de DDHH en Honduras este año

Tegucigalpa – Al menos cinco defensores de los derechos humanos han sido asesinados en Honduras en lo que va de 2014 y alrededor de 50 activistas han recibido amenazas de muerte por defender los derechos de sus comunidades y los recursos naturales del país, según un informe difundido hoy en Tegucigalpa.

El «Informe Situacional 2014 sobre Defensores y Defensoras de Derechos Humanos en Honduras: Defender los Derechos Humanos no es un Delito: ¡Es un Derecho!» fue difundido y elaborado por la Asociación para una Ciudadanía Participativa (ACI-Participa), con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Según el documento, el último defensor de los derechos humanos asesinado en Honduras fue Margarita Murillo, quien fue atacada a tiros por tres hombres el 27 de agosto en el departamento de Cortés, en el norte del país.

Murillo, quien gozaba de medidas de protección desde 2009, también era coordinadora de la organización opositora Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en Cortés, fundadora del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) y líder del movimiento campesino.

En declaraciones a Efe, el director de la ACI-Participa y excomisionado hondureño de los derechos humanos, Leo Valladares, expresó su preocupación por las amenazas de las que son víctimas los defensores de derechos humanos y la violación de esos derechos en Honduras.

Agregó que este año han tenido «mayor significación» la muerte de defensores de los recursos naturales en Honduras.

Según el informe de ACI-Participa, Justo Sorto y Pedro Pérez, ambos dirigentes indígenas lenca, fueron asesinados el 21 de enero y el 18 de febrero, respectivamente, en los departamentos de Intibucá (occidente) y La Paz (centro).

En tanto, el cuerpo del defensor ambientalista del municipio de El Níspero, en el departamento occidental de Santa Bárbara, Rigoberto López fue hallado degollado el 3 de mayo; y el indígena ambientalista William Rodríguez falleció de manera violenta 21 días después en Intibucá, agrega el informe.

Valladares denunció también el «grave» estado de indefensión de los defensores de derechos humanos en el país centroamericano e instó al Gobierno a crear mecanismos para proteger la vida de los activistas.

Lamentó que «todos» los asesinatos y otras violaciones a los derechos humanos siguen impunes en Honduras.

«Ocho de cada diez delitos quedan en la impunidad por la falta de investigación» de las fuerzas de seguridad del país, enfatizó Valladares.

El exdefensor del pueblo hondureño destacó los avances que Honduras ha tenido en la reducción de la violencia, sin embargo, dijo que el país debe promover la prevención para atajar la inseguridad en la nación, que a diario registra en promedio 15 asesinatos.

«Hay avances pero no se debe bajar la guardia y no se debe olvidar que no solo son las medidas represivas las que se deben emitir, sino las preventivas también», subrayó.

El informe indica que al menos 50 defensores de derechos humanos, así como periodistas y miembros de la comunidad homosexual, han recibido amenazas de muerte en lo que va de 2014.

Valladares responsabilizó a «terratenientes y concesionarias», no identificadas, de la persecución y las amenazas de muerte que reciben los activistas.

El documento destaca también «la vulnerabilidad» que viven defensores de derechos humanos, comunicadores y miembros de la comunidad lésbica, bisexual, gay y transgénero (LGTB) en el país centroamericano.

Lo + Nuevo

22,599FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte