spot_imgspot_img

A un mes de su llegada, hospitales aún sin funcionar

Tegucigalpa – Este domingo 9 de agosto se cumple un mes de la llegada de dos de siete hospitales móviles adquiridos por Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) a un intermediario, que a su vez los compró en Turquía, adjudicándose una buena parte de los 48 millones de dólares (1 mil millones de lempiras) y los mismos no dan visos de funcionar todavía.

– Pese a que fueron pagados al contado a finales de abril, es decir hace más de tres meses, los sanatorios todavía no están atendiendo pacientes con COVID.

– Al menos una decena de personas han declarado ante el MP en calidad de testigos y otros como investigados por la compra de hospitales, otros han acudido por más líneas de investigación.

Un mes pasó desde la llegada de los dos primeros nosocomios rodantes, que apenas fueron desmontados y están en proceso de instalación en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos principales ciudades hondureñas.

Desde que los sanatorios salieron de Turquía, pasando por su llegada a Puerto Cortés y su tortuoso desaduanaje, hasta el trasladado de los módulos a Tegucigalpa y San Pedro Sula, este proceso ha contado de un despliegue mediático por conocer qué fue lo que adquirió Honduras.

Denuncias de facturas incoherentes, así como productos, insumos y equipo médico usado, dañado y vencido forman parte del rosario de anomalías en estas últimas semanas.

A la par, el desfile de funcionarios y exfuncionarios ha continuado como parte de las diligencias de la Fiscalía por las escandalosas e irregulares compras de los hospitales móviles.

La Fiscalía tiene abiertas 12 líneas de investigación por las compras del Estado durante la pandemia, de las que tres son exclusivamente de los hospitales móviles.

Ante la nebulosa sobre el paradero de los restantes cinco hospitales, esta semana miembros de la junta interventora de Invest-H salieron al paso para asegurar que se estaban construyendo en la ciudad de Ankara, Turquía, y que a finales de septiembre llegarán en suelo hondureño.

Esta misma semana Proceso Digital conoció de una alta fuente del Ministerio Público que los requerimientos fiscales por estas compras se ejecutarán en las próximas horas.

La cuestionada compra de los sanatorios rodantes se desglosa en tres líneas de investigación que inició el Ministerio Público desde hace unas semanas. Por estas diligencias han declarado en calidad de investigados y testigos cerca de una decena de funcionarios y exfuncionarios de la administración pública.

El gobierno hondureño, a través de Invest-H, pagó 48 millones de dólares (1 mil 200 millones de lempiras) al empresario guatemalteco Axel López, quien a su vez actuó como intermediario para pedirlos a una fábrica en Turquía. Por esta transacción el empresario se habría adjudicado dos tercios del valor total pagado por los siete sanatorios.

La Secretaría de Estado en el Despacho de Gestión del Riesgo y Contingencia Nacionales (Sinager/Copeco) completó recién esta semana el traslado, para su respectivo ensamblaje, de 39 módulos que conforman el hospital móvil para atender pacientes con COVID-19.

A Copeco se le encomendó la tarea de ser el encargado de la movilización y entrega a Invest-H de los 78 contenedores de dos hospitales móviles que el gobierno adquirió en Turquía, para dar atención médica durante la emergencia sanitaria.

Luego de participar en un proceso de licitación, la empresa de transporte Tedesco, junto a Copeco, trasladaron cada uno de los contendores hacia los planteles donde se armaron los hospitales, uno ubicado contiguo al Hospital Mario Catarino Rivas en San Pedro, y el segundo en el predio aledaño al Patronato Nacional de la Infancia (Pani), justamente a la par del Hospital El Tórax, en Tegucigalpa.

Bien recibidos cuando funcionen

El presidente Juan Orlando Hernández dijo en las últimas horas que los hospitales móviles solo se darán por bien recibidos “cuando estén funcionando todos sus equipos, que lo hagan de manera integral y que todo sea nuevo y de primera”, bajo la modalidad llave en mano que maneja Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H).

Remarcó que respecto “de la adquisición de insumos, de los hospitales móviles, se requirió con prontitud, por lo que se llamó en ese momento la integralidad para poder atender a esta pandemia”.

Al margen de las investigaciones que se han dado y que tienen que darse sobre los hospitales móviles, “nos interesa saber qué se hizo bien y qué no, pero, mientras, ese equipo vino a Honduras, debe instalarse rápido y con diligencia, pero hacerlo bien”, enfatizó.

El gobernante explicó que “el concepto de llave en mano que ha venido manejando Invest-H significa que Honduras estará dando por bien recibidos los hospitales siempre y cuando todo el equipo sea de primera, nuevo, esté conectado y funcionando”.

“Ya están todos los contenedores en los planteles, pero ahora deben conectarlos unos con otros y se debe revisar si todo viene completo, si cada cama viene con la conectividad de oxígeno, y de los otros aparatos delicados para atender a los pacientes, incluso los sistemas que trae el hospital para que funcione integralmente”, dijo Hernández.

Añadió que eso implica los laboratorios, triajes, cuidados intensivos, las unidades de alta dependencia.

“Tienen que funcionar integralmente, con equipo de primera, nuevo, y allí es cuando Invest-H tendría que dar por bien recibido”, recalcó.

Hernández explicó que “se está trabajando todo el día y parte de la noche, y se debe hacer bien, porque es equipo delicado y debe estar bien conectado y calibrado”.

Declararon por los hospitales

Martes 7 de julio, Marco Bográn, exdirector de Invest-H.

Jueves 8 de julio, Alex Alberto Morales y Carlos Enrique Vallejo Mejía, empleados de Invest-H.

Miércoles 15 de julio, Alba Consuelo Flores, ministra de Salud.

Viernes 17 de julio, Bessy Roxana Rodríguez y Carlos Luis Guevara Mondragón, funcionarios de Invest-H

Viernes 17 de julio, Evelyn Bautista, exdirectora de Invest-H.

Sábado 18 de julio, Martha Doblado, coordinadora general del gobierno.

Viernes 24 de julio, Roció Tábora, ministra de Finanzas.

Declararon por otras líneas

Martes 4 de agosto, Juan José Lagos, esposo de Waleska Zelaya.

Miércoles 5 de agostoWaleska Zelaya, diputada del CN.

Miércoles 5 de agosto, Germán Palacios y María Elena Palacios, intermediarios.

Viernes 7 de agosto, Olivia Morales

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img