baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Familia mexicana llega a un siglo de construir marimbas en estado de Chiapas



Integrantes de la familia Nandayapa tocan la marimba este 16 de marzo de 2019, en el municipio de Chapa de Corzo, estado de Chiapas (México). Integrantes de la familia Nandayapa tocan la marimba este 16 de marzo de 2019, en el municipio de Chapa de Corzo, estado de Chiapas (México).
Autor del artículo: EFE

Chiapa de Corzo (México) - La familia Nandayapa continúa el legado de elaborar marimbas de forma artesanal desde 1917; es la tercera generación de cuatro hermanos que sigue la tradición de construir este instrumento distintivo del suroriental estado mexicano de Chiapas.

En una antigua casona en el municipio de Chiapa de Corzo se ubica su taller de construcción de marimbas. Los campesinos de la región siembran el árbol de hormiguillo, les llevan los tablones de madera para que ellos las conviertan en marimbas, llegando a elaborar alrededor de 50 al año.

En enero de 2019, el taller cumplió 102 años en la construcción de marimbas.

Carlos Nandayapa Vargas cuenta a Efe que el oficio de la familia era la carpintería, por lo que esto facilitó la fabricación de este instrumento musical. En las siguientes generaciones de la familia, algunos de sus integrantes no solo hacían marimbas sino que también tocaban este instrumento con pasión y amor a la música que se obtiene de las maderas.

Actualmente sus marimbas son reconocidas nacional e internacionalmente; se tocan en orquestas sinfónicas y obras tradicionales, y lo mismo se escuchan en Europa que África, así como en diversos estados de México, principalmente el sur.

A más de un siglo de sus inicios en este oficio ahora también han conformado el grupo musical Nandayapa, que ejecuta un repertorio musical diverso. Una de las figuras más representativas de la marimba es Zeferino Nandayapa, quien tocó en la Orquesta Sinfónica Real de Londres.

"El taller de construcción de la marimba de la familia Nandayapa lo funda 1917 mi abuelo Norberto Nandayapa, continúa con este trabajo su hijo Alejandrino Nandayapa y actualmente con mis hermanos somos ya la tercera generación de constructores de marimba, nosotros a partir de 1994 a la fecha", narra Carlos.

Refiere que es el taller de más antigüedad que fabrica este instrumento, cuyos orígenes podrían encontrarse en África o Asia, según hipótesis rivales, pero que adquirió su forma actual a fines del siglo XIX en Chiapas.

"Es un trabajo muy bonito que va por todo el aspecto de la carpintería porque recibimos las piezas de madera de hormiguillo y cedro, que son la materia prima fundamental, en un estado rústico en planchones (tablones) y se van transformando poco a poco", expresa.

Carlos señala que cuentan con un equipo de maestros de carpintería "que nos van ayudando para la elaboración de las piezas de la marimba para que después se haga el proceso de afinado de las teclas y la caja de resonancia".

Cuenta que el taller trabaja simultáneamente en la elaboración de varias marimbas, cuyos componentes pueden dividirse en tres grandes grupos.

"Uno lo constituye el teclado, que es la parte más visible de la marimba. Otro es el conjunto de cajas de resonancia, que son amplificadores de sonido para cada una de las teclas, y la tercera parte la conforman lo que es el mueble, que sirve de soporte tanto para las teclas como para las cajas de resonancia", precisa.

De acuerdo con Carlos Nandayapa, el mercado natural para sus productos lo constituyen los estados del sur de México, que son los que tienen tradición de marimbas como Oaxaca, Tabasco, parte de Veracruz y la propia Chiapas.

"Sin embargo, también zona centro como la Ciudad de México e incluso parte del norte de México también se están aficionado a la marimba y enviamos marimbas hacia allá y fuera de México. Prácticamente hay marimbas nuestras en toda Europa, Asia, África y Centro y Suramérica. Hay presencia de nuestras marimbas en todo el mundo", afirma.

Comenta que el principal mercado para las marimbas son los músicos que tocan el instrumento. "La marimba afortunadamente tiene todavía presencia en las fiestas, en todo tipo de festejos, en estos estados de tradición de marimba. Entonces hay muchos ejecutantes que viven de tocar la marimba", añade.

Son dos los modelos principales del taller. "Uno le llamamos marimba grande o de concierto, que tiene una extensión de cinco octavas y media, mide tres metros de largo, y hay una marimba mediana que es la marimba tenor de cuatro octavas y media. Esa mide alrededor de dos metros y es la que principalmente se comercializa", indica Carlos.

Los costos van de 25.000 pesos (1.294 dólares) para las medianas hasta 31.000 pesos (1.604 dólares) para las grandes.

De esa forma, la familia Nandayapa llega a un siglo en el oficio de construir marimbas con un reconocimiento nacional e internacional.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba