porsalud 2018 5

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Educación y Salud, el momento de la transformación



Educación y Salud, el momento de la transformación
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

TegucigalpaEn su nueva etapa, el gobierno del presidente Hernández parece haber centrado su accionar en dos ejes básicos para transformar la nación como son las áreas de Salud y Educación, dos rostros sociales postergados y torales para el desarrollo y empuje de un país.

El acceso a la Salud y a la Educación garantizados por la Constitución hondureña ha sido paupérrimo, muy lejos de los indicadores deseados, y en cierta forma, prohibitivo para  gran parte de los años. El colapso ante las demandas ciudadanas ha desbordado estas dependencias, en especial en el área de la Salud.

Es común en los hospitales públicos escuchar a los pacientes que las citas les son reprogramadas para dentro de seis meses o un año, que los medicamentos escasean y que el “No hay”, es la constante. Pero el problema en la Salud va más allá de esos simples pero grandes detalles, tiene que ver con la ausencia de políticas públicas integrales, con la demanda de atención en un país donde su población crece a un ritmo que no es acorde con el crecimiento de la economía.

Presidente Hernández crea Comisión de Transformación al Sistema de Salud.

Hospitales públicos emblemáticos lucen colapsados en atención al paciente y en infraestructura. La corrupción se apoderó también del sistema sanitario y denuncias como las del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y el caso del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) son reflejo de esa crisis sistémica. Solo en el caso del IHSS son más de cuatro mil millones de lempiras los que se habrían drenado y pese a la intervención que ha sido objeto la institución, ésta no termina de salir a flote.

El gobierno del presidente Hernández anunció recientemente la intervención del sector Salud por medio de un reconocido equipo de profesionales que con su espertiz buscarán dar un nuevo rumbo al desorden establecido en Salud que pasa por sentar las bases de una mayor transparencia hasta ordenar la administración, optimizar el presupuesto, mejorar procesos, garantizar medicamentos, así como insertar a Honduras en el área de la Salud en las demandas del siglo XXI.

Los retos son descomunales y el tiempo no está a su favor, pues deben terminar con el período gubernamental, que concluye en tres años y que como parte de la tradición política, a partir del 2019, las aspiraciones políticas presidenciales surgen a flor de piel. La reforma en el sector Salud, necesaria, urgente y prioritaria, ameritará también de un pacto social político para evitar que fracase en el intento por tratarse de un tema de País.

Abastecimiento de medicinas en hospitales, reto de Comisión de Salud.

Prioridades básicas identificadas

Los interventores del área de la Salud han identificado entre sus prioridades de corto plazo garantizar el acceso a los medicamentos, reducir los largos períodos para otorgar citas médicas y revisar la función del personal administrativo y médico para tener un panorama real en cuanto a la cantidad y calidad del recurso humano existente en la Salud.

Las funciones les agarraron con un factor sorpresa inesperado que les dará la medida de los problemas a enfrentar: la crisis de los pacientes con problemas renales, las deudas pendientes y el negocio detrás de estos servicios de los cuales depende la vida de las personas, y un día de suspensión, equivale a menos salud y futuras complicaciones de los pacientes.

Si la Salud ha sido intervenida para encontrar un diagnóstico a tiempo e insertarla en las reformas sanitarias necesarias, máxime cuando aparecen en el espectro enfermedades que desde hace dos siglos se creían superadas, el tema de la Educación también es importante.

Nombran Comisión de alto Nivel para Transformación del Sistema Educativo.

La administración del presidente Hernández anunció también la creación de una comisión interventora en el área de la Educación que abordará los aspectos de la educación formal y no formal del país.

Integrada por expertos en el tema que lo han abordado desde la visión académica y otros desde la práctica que dejan los proyectos que impulsan, la intervención en Educación presenta el desafío que ningún proceso de reforma podrá hacerse sin incorporar al alma de la misma: los docentes.

Los maestros son un factor decisivo y deberán ser incluidos en todo el proceso. Se enfrentarán al tema del presupuesto, un factor clave que debe ser decisivo tanto para la Educación como para la Salud.

En el área educativa, el presidente Hernández dijo que destinará el 40 por ciento de lo recaudado en la tasa de seguridad poblacional para la Educación. De momento, en el proyecto de presupuesto entregado al Congreso Nacional el  presupuesto de Educación no contempló el incremento a los docentes y será el legislativo el que tendrá la última palabra pues los maestros han dado señales que esa década sin aumento salarial que han tenido podría rebalsar el vaso y será otra sorpresa en pleno proceso de reforma.

Con apoyo de Ferema brindan capacitación a maestros de preescolar de Tegucigalpa.

Educación, logros y desafíos pendientes

Un informe sobre logros y desafíos en la Educación presentado recientemente por una instancia internacional denominada “El Diálogo” y la Fundación Ricardo Ernesto Maduro Andreu (Ferema), señala que Honduras ha logrado en educación avances modestos en cobertura, tasas de graduación, logros de aprendizaje y gestión local, pero se tuvo una reducción en la asignación presupuestaria para educación, tanto en los fondos nacionales como en los recursos externos de la cooperación internacional.

El informe indica que un logro a resaltar en Educación es el retorno de la gobernabilidad en ese sector, pero este hecho puede ser volátil si en el nuevo proceso de transformación de la educación no se considera a los docentes y sus aportes, en especial, aquellos que han trabajado y conocen al dedillo los diversos momentos que ha atravesado la reforma educativa.

El documento presentado señala que en relación a la cobertura del sistema, todavía hay demasiados niños y jóvenes fuera del sistema educativo y el acceso aparece asociado a las condiciones socioeconómicas de los estudiantes. Se necesitan, asegura, políticas de discriminación positivas que apoyen el acceso, especialmente en pre básica, tercer ciclo de básica y media, para aquellos estudiantes que presenten condiciones socioeconómicas más desfavorables, en especial en zonas rurales con mayores índices de pobreza.

De esta forma, los procesos de transformación en las áreas de Salud y Educación han entrado en un momento decisivo para Honduras, donde el mayor desafío de sus promotores está en lograr arrancar a las elites política un compromiso de seguimiento y continuidad a las bases que puedan sentar para que la país no se venga abajo en lo que logre avanzar y pueda, en el corto plazo, insertarse a las demandas de salubridad y educación del siglo XXI.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

Amnistia vigente EEH