baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Contrarreloj trabajan para normalizar aguas de Río Tiste contaminado con químico



Contrarreloj trabajan para normalizar aguas de Río Tiste contaminado con químico
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - La tragedia ambiental provocada por el derrame de químicos tras el accidente de una rastra en Florida, Copán, ha concitado la atención de sectores involucrados en el tema y autoridades de esa zona occidental de Honduras.

- Se sugiere evitar el contacto con el agua contaminada con este químico, tanto de personas como de otros seres vivos.

- La contaminación se extienda por ahora en 13 kilómetros de la zona. Tres comunidades fueron afectadas y miles de peces murieron por la contaminación del químico.

- Especialistas en materiales peligrosos realizaron una acción de taponeo para evitar que el agua contaminada llegara hasta Río Chamelecón.

Especialistas de cuerpos de socorro, de la Secretaría de Ambiente y autoridades edilicias trabajan a contrarreloj para evitar una tragedia mayor y que la contaminación se propague aguas abajo.

peces muertos

La contaminación del afluente del Río Chamelecón provocó la muerte de miles de peces y disparó las alarmas en esa zona del territorio hondureño.

El miércoles de la presente semana, aproximadamente a las 4:00 de la tarde, un camión cisterna conteniendo 22 mil kilos, equivalentes a 22 mil litros de ácido sulfónico lineal, se accidentó entre la carretera de Florida a Copán Ruinas, derramándose un aproximado de 10 mil litros.

Personal del Cuerpo de Bomberos de la zona llegó al lugar y consiguieron contener el derrame, pero una buena cantidad de este logró alcanzar la rivera del Río Tiste, afluente del Río Chamelecón.

El ácido sulfónico es un líquido altamente viscoso de color café, se utiliza en diferentes aplicaciones y por sus propiedades puede ser usado tanto en detergentes líquidos como sólidos. Por su cadena lineal tiene propiedades de biodegradabilidad muy buenas.

Tres comunidades afectadas
y el Valle de Quimistán

Rember cuestas valleRember Isaías Cuestas ValleEl alcalde de Florida en el departamento de Copán, Rember Isaías Cuestas Valle, dijo que el Río Tiste es muy caudaloso y baña buena parte del occidente del país.

Contó que las aguas del río son utilizadas para sistemas de riego, especialmente ahora que están en plena producción de tabaco, maíz y hortalizas; igualmente para los animales y en el municipio de La Entrada para el consumo humano.

Relató que este viernes hicieron labores de campo con personeros del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (Cessco) y se llegó a un acuerdo que para diluir el químico (ácido sulfónico), que estaba estacionado en un espacio de tres por tres metros cuadrados, se le mezcló cal para diluirlo y medir luego el PH del agua.

Cuestas Valle manifestó que al menos 13 kilómetros están contaminados con el químico derramado en la vertiente.

limpieza en rio

El edil auguró, que con base a los estudios preliminares, en 22 días hasta un mes se podría volver a usar el agua del Río Tiste. “Nuestra preocupación es que la gente agarró el pescado para consumo, sin embargo mediante una alerta de la Unidad de Medio Ambiente hicimos llamados para que la gente se retirara. Algunos empezaban a mostrar signos de alergia, irritación en los ojos y otras afecciones”, apuntó.

Las comunidades afectadas son: Florida, La Jigua, La Entrada Copán y todo el Valle de Quimistán.

“El Río Tiste nace en nuestro municipio -ahí fue el percance- y 500 metros abajo se junta con el Río Chamelecón”, dijo para luego agregar que el accidente fue provocado porque la carretera está en construcción. En la zona transitan cientos de rastras con productos químicos que ingresan desde el vecino Guatemala, por lo que Cuestas Valle pidió establecer controles al Instituto Hondureño de Transporte Terrestre.

El jefe edilicio de Florida, Copán, puntualizó que “lo sucedido es grave para la flora y fauna. Miles de peces murieron y pájaros también fueron afectados en esta tragedia”.

estudios

Requerimiento para motorista guatemalteco

Luego de conocerse la tragedia ambiental, agentes de tribunales de La Fiscalía de La Entrada, Copán, presentaron requerimiento fiscal en contra del ciudadano de origen guatemalteco Jairo Rodríguez Hernández, por suponerlo responsable de los delitos de contaminación ambiental por transporte de sustancia tóxica, “ácido sulfónico” y daño a la fauna hidrológica con dolo eventual, en perjuicio del medio ambiente del Estado de Honduras.

Según las investigaciones Rodríguez, salió de Guatemala, con destino final a la ciudad de Comayagua, cuando el pasado miércoles sufrió un percance en el que el carro cisterna se volcó y comenzó a derramar el ácido en el Río Tiste, que desemboca en el Río Chamelecón.

Cabe destacar que personal del Ministerio Público y del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (Cessco), de la Secretaría Mi Ambiente, viajaron al sitio para tomar muestras del ácido derramado en los afluentes hídricos en mención.

La Fiscalía logró se le dictara la medida de detención judicial al conductor de la unidad, mientras tanto, técnicos de la Fiscalía Especial de Medio Ambiente (FEMA), sugirieron que se iniciarán una serie de medidas neutralizadoras, como ser la colocación de roca caliza y cal donde se derramó el líquido.

 

 

Bomberos esperan neutralizar
contaminación hasta el lunes

Por su parte, el jefe de la Unidad de Materiales Peligrosos del Cuerpo de Bomberos, capitán Manolo Laguardia, dijo a Proceso Digital que esperan neutralizar la contaminación del Río Tiste, tras el derrame del químico.

“Estamos calculando los equipos de materiales peligrosos y Mi Ambiente está solucionando ya este problema, para el día lunes porque tenemos que neutralizar las zonas donde hay lagunas o pozas de se acumula el ácido sulfónico”, expresó Laguardia.

Explicó que parte del procedimiento que se sigue para neutralizar este químico utilizado en la elaboración de detergente es filtrar bicarbonato de sodio o cal viva en la zona afectada.

Este proceso permite bajar la acides del agua y el número de PH con que en encuentra en este momento, arguyó.

bomberos acido

Para tal objetivo -dijo- se encuentran trabajando al 100 por ciento equipos de bomberos asignados a Santa Rosa de Copán, Quimistán (Santa Bárbara), La Entrada (Copán) y San Pedro Sula.

En cuanto a los riesgos refirió que lo más peligroso es que la población llegue e ingerir el agua contaminada, algo que de momento se descarta.

Rememoró que desde que se produjo el accidente se procedió a realizar una acción de taponeo para evitar que el agua contaminada llegara al Río Chamelecón, posteriormente se procedió al monitoreo para medir el grado de contaminación.

Finalmente, puntualizó que el mayor foco de contaminación en la actualidad se encuentra a la altura de La Flecha, Santa Bárbara.

La ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, le confió a este medio de comunicación que el personal de esa secretaría asignado a labores de campo, aún no redacta el informe. “Ellos tienen que investigar qué va a pasar con el agua potable y otros extremos propios del trabajo encomendado”.

La funcionaria prometió que en las próximas horas cuando reciba el reporte lo trasladará a los medios de prensa para que el mismo pueda ser difundido.

Pa aaxU1

Protocolo para transportar químicos

De su lado, la Secretaría de MiAmbiente, luego de conocer la tragedia ambiental, movilizó personal de Cescco y DECA a la zona, para verificar el daño ambiental. Es así que se realizan diferentes análisis a lo largo del área del derrame, de igual forma aguas abajo, hasta completar el estudio ecotoxicológico que determinará los niveles de toxicidad a lo largo del río.

Este día se están tomando muestras de diferentes puntos del río, principalmente en sitios donde se extrae agua para distintos usos. En el sitio del derrame donde está concentrada la sustancia se busca neutralizarla con cal que la convierte en sales (sulfanato) para posteriormente extraerla a un sitio seguro que no afecte el ecosistema.

La Secretaría de MiAmbiente recomendó al Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) comenzar a trabajar en la elaboración y aprobación de una normativa que regule el transporte de sustancias y residuos peligrosos por el territorio nacional para evitar que estas emergencias químicas se vuelvan a repetir en nuestras carreteras.

Se recomienda a las personas que viven en las riberas del Río Chamelecón aguas abajo del derrame que estén pendientes de cualquier episodio de muerte de peces para comunicar a las autoridades municipales ambientales de su municipio.

El monitoreo continuará el tiempo que sea necesario, hasta obtener niveles adecuados de PH y oxígeno disuelto para informar a las autoridades locales y población.

Sí hay daño ambiental

El director del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (Cessco), Carlos Thompson, le contó a Proceso Digital que gracias a las labores del Cuerpo de Bomberos se evitó una mayor tragedia en el lugar.

MiAmbiente apoya técnicamente las labores en el lugar, en conjunto con el Instituto de Conservación Forestal (ICF), expertos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y las unidades municipales de la zona.

“Hemos tomado muestras en el sitio en lugares que son prioritarios porque el Río Chamelecón tiene puntos en los que se extrae agua para riego, para consumo y uso de las personas”, manifestó.

Thompson desglosó que Cessco lleva a cabo bioensayos y estudios ecotoxicológicos para determinar los niveles de toxicidad en el Río Tiste, que conduzcan a la toma de decisiones encaminadas a sanear la vertiente.

bio ensayos

El funcionario expresó que esperan que el ácido Sulfónico comience a biodegradarse y disolverse en el cuerpo de agua. “Esperamos que la próxima semana que tomemos las muestras los niveles de contaminación hayan disminuido y que las personas utilicen el agua de nuevo para diversos fines”.

 Sin embargo, Carlos Thompson remarcó que “sí hay un daño ambiental y lo que estamos haciendo es cuantificando el daño. La ventaja que tiene el Río Chamelecón es que tiene mayor caudal que el Río Tiste, entonces cuando el ácido llegue podrá disolverse porque no se trata de un compuesto tan letal como lo es el ácido sulfúrico”.

Reconoció que la mortandad y toxicidad permanece en el Río Tiste.

Concluyó que “desconocemos que tan contaminada está el agua en estos momentos. Una vez que determinemos que la contaminación desapareció lo haremos saber para que los pobladores hagan uso de nuevo del agua”.

acido sulfonico 1

¿Qué es el ácido sulfónico?

En la actualidad, el surfactante más ampliamente utilizado en el mercado mundial de los detergentes es el ácido sulfónico. Este es un ácido orgánico fuerte, obtenido del proceso de alquilación, sulfonación.

Es un gran removedor de todos los tipos de suciedad, excelente solubilidad incluso a bajas temperaturas, elevada potencia y espuma, y es biodegradable.

El ácido sulfónico se utiliza en diversos tipos de formulaciones de detergentes líquidos, pastas y detergentes para ropa (líquidos y en polvo).

En el sector industrial e institucional, se utiliza para los lavados de ropa, la limpieza de superficies, en la preparación de emulsiones, para fluidos de lubricación, plaguicidas y desengrasantes.

expertos en pruebas

Identificación de peligros

Es un material corrosivo a los metales y los tejidos vivos. Su corrosividad es similar a la del ácido sulfúrico en una concentración del 100 %.

La inhalación de neblinas o aerosoles pueden causar irritaciones respiratorias porque en ellos se encuentra la presencia de gases de óxidos de azufre (SO2 y SO3) que pueden llegar a formar H2S el cual es tóxico.

La ingestión puede causar irritación severa en el tracto gastrointestinal, aun si se ingiere en bajas cantidades. Esta irritación se manifiesta con náuseas, vómito y dolor abdominal.

El contacto con la piel produce irritación severa y quemaduras químicas. El ácido Quiteli (LABS) es corrosivo para la piel.

Causa severa irritación en los ojos, tanto el contacto con el líquido como la exposición a los vapores del ácido. Contacto prolongado con los ojos puede resultar en lesiones permanentes.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba