porsalud 2018

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Génesis, otra centralista que fracasa ante ola criminal



Génesis, otra centralista que fracasa ante ola criminal
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - Mañana de viernes 13 de abril que era acompañaba de una ligera brisa en la capital hondureña, donde centenares de estudiantes del mítico Instituto Central Vicente Cáceres (ICVC) a paso redoblado se conducían a recibir el pan del saber. Ahí, la aplicada y buena alumna, Génesis Yamileth Colindres (16), a pocas cuadras de ingresar al centro educativo fue ejecutada a balazos por sujetos que se conducían en un vehículo tipo turismo.

- Tres estudiantes de este centenario colegio fueron asesinados en 2017.

El cuerpo de Genésis quedó tendido en una de las aceras próximas al instituto ante la mirada impávida de algunos de sus compañeros que no entendían lo ocurrido. El terror volvió a apoderarse de esta comunidad estudiantil golpeada en los últimos años por crímenes que han arrebatado vidas valiosas de los educandos.

El hecho criminal ocurrió en la colonia El Álamo localizada muy cerca del Instituto Central, cuando la menor se trasladaba desde su casa en la colonia Flor del Campo hacia el centro de estudios.

madreestudianteMadre de Génesis Colindres“Estoy muy dolida, solo quiero ver a mi hija”, fueron las únicas palabras de la madre de Génesis que se derrumbó en llanto cuando la observó tirada en el suelo sin vida.

La joven ultimada iba junto a una compañera rumbo al colegio, la misma con la que caminaba todos los días y, que según cuentan los familiares de la víctima, ella no expresó palabras porque fue víctima de un cuadro de shock.

Don Elvin, como se identificó el padre de Génesis, entre indignación y lágrimas fue el encargado de recoger el cadáver de su hija en la morgue capitalina.

“Ella (Génesis), estaba en tercer curso, ya nos entregaron el cuerpo y aún no tenemos informes de lo que pasó, esperemos que las autoridades investiguen el caso y no quede impune”, clamó el acongojado padre con voz pausada y tenue.

“Ella iba con una compañera para el colegio como lo hacía todos los días, dicen que quedó en shock y no hemos podido hablar con ella”, narró.

Confió que su hija le tenía mucha confianza y nunca le contó que estaba siendo amenazada o tenía problemas en el colegio o fuera de él. “Mi hija era dedicada a sus estudios, de la casa al colegio y viceversa. Tampoco tenía muchas amistades en la colonia, no me gustaba que ella saliera de la casa por la inseguridad que vivimos, en el colegio me dicen que era una muchacha intachable, nunca tuvieron una queja de ella”, contó.

Génesis -se lamenta el padre- soñaba con sacar una maestría en Administración de Empresas y emprender su propio negocio, pero sus sueños les fueron arrebatados por desalmados. “Pido que esto no se quede en la impunidad, hay que llegar a los que me mataron a la muchacha”.

Aunado a la versión familiar, el director del ICVC, Cornelio Alejandro McCarty, dijo estar compungido por lo ocurrido con la joven de 16 años, a quien identificó como una estudiante comprometida con sus asignaciones educativas, con buen récord académico y avalada por las buenas referencias de los maestros que le impartían clases.

estudiantemuerta2El cuerpo de la estudiante del Instituto Central Vicente Cáceres tendido en el suelo.

La primera hipótesis de la Policía luego del suceso violento fue que el móvil principal pudo haber sido el robo, aunque de acuerdo a la dinámica de la escena este extremo parece poco probable.

El Instituto Central está a punto de cumplir 140 años de fundación el próximo 13 de agosto y tiene una población de ocho mil estudiantes, lo que convierte a este centro de enseñanza como uno de los más legendarios y populares del país.

Otras centralistas víctimas

Solo ser estudiante del Instituto Central se ha convertido en una pesadilla para los jóvenes. En 2017 tres alumnos de este centro de educación media fueron asesinados por diferentes causas.

El sábado 22 de julio del 2017 una alumna del Instituto Central Vicente Cáceres, con excelencia académica, fue encontrada sin vida en el interior de costales en la colonia América de la capital hondureña.

La malograda estudiante fue reconocida como Bessy Johana Sauceda (18), quien hace cuatro meses había abandonado el centro de enseñanza por razones no esclarecidas. Cursaba el último año de Finanzas y tenía excelencia académica.

Mientras el martes 23 de junio del 2017, otro estudiante del mismo instituto fue asesinado en la colonia Nueva Esperanza ubicada en cercanías del colegio.

El joven fue identificado como Olman Adalid Castillo y era estudiante de último año de Comercio.

Según relatos, al joven lo desvistieron y lo metieron a un saco para luego quitarle la vida.

La estudiante del Instituto Central, Rebeca Abigail Velásquez, fue asesinada.

Mientras el sábado 24 de junio la Policía Nacional encontró el cuerpo sin vida de otra estudiante del Instituto Central, en unos matorrales en la colonia Altos de la Fuente, ubicado en el Anillo Periférico de la capital de Honduras.

La jovencita había desaparecido el miércoles de la misma semana y fue identificada como Rebeca Abigail Velásquez de 15 años de edad.

Según versiones preliminares, la joven fue privada de su libertad por varios individuos que la habrían matado a pedradas.

Niño muerto, maestros asesinados y heridos este 2018

En lo que va del presente año el sector de educación ha sido golpeado por la criminalidad. En las últimas semanas el país ha vivido casos que han tocado la sensibilidad de los hondureños.

La mañana del lunes 2 de abril un niño de 12 años murió cuando recibió un disparo en la cabeza frente a la Escuela Monseñor Jacobo Cáceres Ávila de la Aldea Suyapa, capital de Honduras.

El estudiante había salido del centro de educación y se produjo un tiroteo, donde le impactaron una bala en la cabeza.

El escolar fue identificado como Rodys Eduardo Peralta Rivera cursante del séptimo grado y murió en el Hospital Escuela Universitario (HEU).

Según relatos del director de la escuela, el tiroteo ocurrió en las afueras del centro educativo y lastimosamente un bala pérdida fue a impactar en el niño.

El menor murió en el Hospital Escuela luego de ser herido de bala frente a su Centro Educativo en la aldea de Suyapa.

La mañana del mismo día lunes 2 de abril un maestro de educación primaria fue asesinado cuando impartía clases en la escuela Ángel J. Hernández en Esquipulas del Norte, Olancho, oriente de Honduras.

La víctima fue identificada como Erik Walberto Banegas (31), de oficio maestro de primer grado. En el suceso su hijo salió con una herida de bala en el brazo.

La última persona involucrada en el sector de educación que había sido víctima de la criminalidad fue la maestra Miriam Leticia Argueta que recibió un atentado por un individuo que se transportaba en una motocicleta dos cuadras para llegar a sus labores en la escuela de la aldea Suyapa ya mencionada anteriormente.

La maestra recibió varios impactos de arma de fuego y fue trasladada al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), donde recibió atención médica.

Iglesia pide a las autoridades proteger a estudiantes

Padre Carlos MagnoEl párroco de Basílica de Suyapa, Carlos Magno, pidió a las autoridades gubernamentales que no dejen que el mal le gane la partida a Honduras.

La petición la hizo debido a que en los últimos días, niños y jóvenes de las escuelas y colegios se han convertido en víctimas de la ola de violencia del país.

“Todos nos preguntamos: ¿qué pasa en nuestra Honduras? será que el mal nos está ganando el partido, ¿será que el bien está quedando relegado?, pero esa respuesta la tienen que dar los entes de seguridad, ya que cada escuela, cada alumno, estudiante debe tener esa seguridad necesaria”, dijo Magno.

Agregó que “se están tomando acciones por los cuerpos de seguridad, pero debe ser una asistencia permanente, no solo estos días que hay atentados, debe ser una condición permanente porque los centros de educación es donde van los niños y jóvenes”.

Ministro de Educación, Marcial SolísSegún el titular de Educación, Marcial Solís, están conscientes de que los centros escolares demandan seguridad; “son más de 22 mil centros a nivel nacional y no podemos llevar seguridad a todos porque nos quedaríamos sin policías”.

Sin embargo, resaltó que por medio de las investigaciones se ha logrado precisar que los territorios denominados zonas altamente peligrosas están ubicados en ciertos sectores del país, como Tegucigalpa, San Pedro Sula, El Progreso, y Choloma, donde se focaliza la mayor parte de esta problemática.

“Esperamos que la intervención de la Policía sea la última instancia a recurrir, ya que el primer canal corresponderá a la Secretaria de Educación, esto involucra directamente a los directores Departamentales, Municipales, Distritales y muy pronto al director de cada centro educativo, sin dejar fuera la labor de los padres de familia”, puntualizó.

DPI: Mayoría de casos resueltos

El jefe de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Rommel Martínez, negó que el 85 por ciento de los asesinatos queden en la impunidad como lo indican algunos informes de sociedad civil. “Si bien es cierto no estamos en el nivel que nosotros quisiéramos, pero el grado de punición ha aumentado considerablemente a partir del funcionamiento de la Dirección Policial de Investigaciones”, adicionó.

Martínez citó que en el caso de las muertes relacionadas a actores del sistema educativo público, “la mayoría han sido resueltos”.

Ejemplificó que en 2017 hubo tres casos de asesinatos de estudiantes del Instituto Central Vicente Cáceres y otro pasante de sociología asesinado en El Pedregal, los cuatro expedientes fueron resueltos.

“Estos casos tuvieron resolución investigativa, hay personas capturadas, algunas órdenes de capturas libradas que vamos a reconocer con hidalguía no se han ejecutado, pero existen bloques de búsqueda permanentes”, explicó.

Una docente fue atacada por un sujeto en la aldea Suyapa.

El jefe de la DPI siguió citando casos como los ocurridos en el centro básico Monseñor Jacobo Cáceres Ávila de la aldea de Suyapa (niño muerto y maestra herida) y el de la estudiante del Central asesinada este viernes, “en esos sucesos hay avances claros que nos permitirán la detención de los responsables”.

Acentuó que “la investigación criminal es un proceso. No puedo pretender que un evento se produzca hoy y mañana tener ya al detenido porque ni siquiera el dictamen de autopsia es inmediato, hay que esperar 24 horas para que se haga y ese es el principio de la investigación”.

Reconoció que hay otros casos mucho más complejos que no permiten ofrecer respuestas inmediatas como la población pretende, al tiempo que subrayó: “la capacidad de respuesta del Estado en materia de investigación criminal ha mejorado bastante”.

Conadeh cuestiona impunidad y 
alerta de desplazamientos forzados

Roberto Herrera Cáceres.El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, condenó los  hechos violentos en escuelas y colegios, contra estudiantes y maestros de educación, repudió la impunidad y alertó sobre desplazamientos forzados de familias.

Ante la ola de hechos violentos que ponen en riesgo la vida y la integridad de las personas, el Ombudsman hondureño exhortó a las autoridades hondureñas a investigar estos casos  y poner a la orden de los tribunales a los responsables para que sean castigados con todo el peso de la ley.

Lamentó que, en las actuales circunstancias, se esté perdiendo el espacio público en escuelas y colegios del país.

“Sentimos que ese espacio público lo estamos perdiendo  en perjuicio de la protección debida al derecho a la educación,  al desarrollo, y de otros derechos humanos”, declaró.

El titular del Conadeh advirtió que esos espacios públicos parecieran ser buscados como terrenos de expansión de la violencia y de la delincuencia, por lo que deben ser salvaguardados por las autoridades, tanto nacional como municipal, en conjunto con las familias y educadores de cada comunidad.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO