porsalud 2018

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Peticiones de la Alianza, “una carta a San Nicolás en época de Navidad”



Peticiones de la Alianza, “una carta a San Nicolás en época de Navidad”
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa –  Las peticiones del coordinador de la Alianza de Oposición Manuel Zelaya, manifiestas en una carta de 12 puntos, son como solicitudes a “San Nicolás en tiempos de Navidad” calificó el analista político Filadelfo Martínez al resumir al político hondureño como un hábil negociador en tiempos de pactos y arreglos entre iguales.

Y es que, de acuerdo con el manifiesto publicado por Zelaya, la Alianza muta. Ahora se denominará Bloque de Oposición Contra la Dictadura, según la última metamorfosis sufrida y que fue oficializada por el jefe del partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya.

La Alianza, que postuló a Salvador Nasralla a la Presidencia de la República en las pasadas elecciones ganadas por el actual mandatario Juan Orlando Hernández, se formó con los partidos Libre e Innovación y Unidad (Pinu-SD), más la figura de Nasralla, un popular presentador televisivo de espectáculos y deportes, así como algunas personas procedentes de los centenarios partidos Nacional y Liberal.

Gestada y conducida por Zelaya, la Alianza fracasó en su proyecto de derrotar al Partido Nacional en las urnas en las pasadas elecciones, que fue el ganador en los tres niveles (municipal, Congreso y Presidencia), pero con la mutación al bloque opositor pretende forzar nuevos comicios por medio de un “paro nacional” y un “estado de insurrección”, según el comunicado emitido por el propio Zelaya.

Con la transformación de la Alianza en Bloque de Oposición Contra la Dictadura, tal su nombre oficial, el grupo político realmente vuelve a sus orígenes, ya que el núcleo de Libre procede del extinto Bloque Popular, coalición de organizaciones sociales que apoyo a Zelaya durante su mandato presidencial del 2006 a junio del 2009, y que luego derivó en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), actual brazo de masas de Libertad y Refundación.

Ampliar y desechar partidos por su votación

La creación del Bloque buscaría ampliar la base de partidos del frente opositor.

Tras los comicios, el Partido Liberal mostró interés en sumarse a un grupo único de oposición en el Congreso y al igual que la Alianza no reconoció los resultados emitidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) a nivel presidencial.

Luis Zelaya, el candidato presidencial liberal que menos votos logró en su partido en elecciones desde 1981, es partidario de un solo grupo y adelantó que mantendrá encuentros con Manuel Zelaya, coordinador de Libre y de la Alianza Opositora. Hasta hoy sus reuniones han sido con el ex presidenciable Salvador Nasralla.

La estrategia de Luis Zelaya es lograr que un integrante de la futura bancada del Partido Liberal en el Congreso Nacional a instalarse el próximo 25 de enero sea el que ocupe la presidencia de ese poder del Estado.

La idea fue rápidamente aceptada por Nasralla, que al carecer de partido propio no cuenta con ningún diputado en el legislativo, que incluso llegó a sugerir el nombre del presidenciable liberal Mauricio Villeda Bermúdez para dirigir el futuro Congreso Nacional.

Reunion salvador luis y romeo

Pero la iniciativa de Luis Zelaya y respaldada por Nasralla no ha contado con el apoyo de Manuel Zelaya, cuyo partido Libre será el segundo bloque opositor en el legislativo con 30 votos, superior a los 26 que tiene el Partido Liberal.

El comunicado de Zelaya en su punto cuarto si recoge la idea que el Congreso Nacional sea dirigido por la oposición, destacando en el mismo numeral que a su juicio “Salvador Nasralla es el Presidente de la República”.

Aunque el expresidente Zelaya en el punto 10 pone en duda lo que considera el triunfo de Nasralla al plantear que si una auditoría al SIEDE del TSE “en caso de no determinar con certeza plena el ganador”, entonces se debe convocar a una segunda vuelta electoral, la cual no es contemplada en la legislación electoral, ni en la Constitución de la República.

Pero en el mismo numeral 10, el exmandatario Zelaya opta por discriminar a los partidos minoritarios, incluyendo a su actual socio del Pinu-SD, al señalar que una segunda vuelta electoral debería ser conducida por un tribunal electoral que lo conformen representantes de las “fuerzas políticas que obtuvieron más del 10%de la votación nacional”.

Con dicha iniciativa quedarían fuera del proceso los partidos minoritarios como Alianza Patriótica, que logró cuatro diputados, Unificación Democrática, Democracia Cristiana y Anticorrupción, que obtuvieron un escaño cada uno.

Igualmente, el Pinu-SD, que logró cuatro diputados, pero que a nivel presidencial fue aliado con Libre para postular a Nasralla.

La idea de Manuel Zelaya es que el nuevo tribunal electoral sea conformado por los delegados de los partidos Libre, Liberal y Nacional. Los dos primeros serían integrantes del llamado Bloque de Oposición.

Igualmente pedirán a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia la resolución inmediata de los “amparos contra las resoluciones por las elecciones y la declaratoria emitidas por el TSE”.

Navidad en enero

Para el analista Filadelfo Martínez la clase política se encuentra en un período de franca negociación, en la que cada una de las partes pone sobre la mesa lo que quieren.

“Como en toda negociación uno empieza pidiendo La Luna, pidiendo lo más alto que se puede y pareciera que muchas de estas peticiones están como sacadas de una caja de sorpresas, pero creo que son elementos para dialogar, sin duda de esos puntos hay que sacar los elementos torales que son los que van a definir los acuerdos a los que finalmente se va a llegar”, explicó.

Martínez valoró que existen puntos sobre la mesa de diálogo. “Lo peor sería que todos digan que no quieren diálogo, así que se debe ver con naturalidad lo que pide la Alianza”.

Seguidamente, citó que Manuel Zelaya Rosales es un político que sabe hasta dónde apretar y también cuando ceder.

“Además de este comunicado, veremos en los próximos días las movilizaciones de las bases de Libertad y Refundación. Es positivo que se lancen a la mesa de negociación cuáles son los puntos sobre los cuales podría girar el diálogo”, reflexionó.

Puntualizó que los puntos que arguye la Alianza en el documento “son peticiones a San Nicolás en tiempos de Navidad. Se pide y se pide, Mel Zelaya es experto en eso, en eso le hace buena segunda el ex presidenciable Nasralla, éste último siempre nos ha dicho que sacó el 80 por ciento de los votos y yo le podría decir a usted que mañana va a nevar y los argumentos de Nasralla van a ser los mismos que yo voy a decir para convencerlo que sí nevará, es decir no están basados en evidencias sustentables”, cerró.

No querer dialogar 

Otro analista consultado por Proceso Digital, que prefirió el anonimato, dijo que el documento en general firmado por la Alianza es “un no quiero dialogar”.

“Ese no es un tono para iniciar una conversación, lo que piden es inviable y está alejado a las bases para lograr un acuerdo”, explicó.

Enfatizó que el documento plantea una serie de puntos que la Alianza de Oposición asumirá en los próximos meses y no ofrece una avenida al diálogo.

“Cualquier planteamiento que esté expuesto en el documento es una expresión de la Alianza de Oposición en el caso que se genere un diálogo en las características que ellos formulan. Generan una condición y no una propuesta para el mismo, por lo tanto es poco probable que la otra parte acepte una condición de ese tipo”, analizó.

En el caso del balotaje, sería una propuesta a futuro, porque para el gobierno el resultado es definitivo, puntualizó.

El entrevistado reafirmó que “lo que la Alianza está proponiendo realmente es una ruta hacia la Asamblea Nacional Constituyente o una ruta hacia nuevas elecciones, pero eso es contradictorio con el discurso del expresidente Zelaya que ha dicho que las elecciones no se deben repetir”.

Las contradicciones

Pero el ex presidente Zelaya, coordinador de la Alianza de Oposición puso en duda el reclamado triunfo presidencial de Salvador Nasralla al proclamar en el documento en el que propone la estructuración de un Bloque de Oposición, una eventual segunda vuelta.

Tras proponer que el SIEDE sea sometido a una auditoria forense, Zelaya indica que “en caso de no determinar con certeza planea el ganador, se debe convocar a nuevas elecciones obligatorias (segunda vuelta)”.

En el documento, difundido en las últimas horas, Zelaya también disgrega a su socio en la Alianza Opositora, el Pinu-SD, al indicar que en esa segunda ronda electoral deben participar únicamente los institutos políticos que lograron un caudal electoral superior al 10 por ciento.

Al referirse a la segunda vuelta, Zelaya escribe en su nueva proclama: “conducidas por un tribunal integrado por las fuerzas políticas que obtuvieron más del 10% de la votación nacional y con una nueva ley electoral”.

Respecto a quien ocupará la presidencia del próximo Legislativo, el coordinador de la Alianza, no se suma a la propuesta de su candidato presidencial Salvador Nasralla de apoyar al liberal Mauricio Villeda.

Pese a que, en el documento, Zelaya busca “ampliar” la base opositora en un frente amplio y convergente, las entrelineas de su propuesta son interpretadas por analistas como una búsqueda de desintegración de fuerzas.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO