banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Inició la cuenta regresiva de Ángela Merkel para dejar el poder



La canciller Merkel se ha ganado el sobrenombre de "Mutti" que significa la madre de Alemania. La canciller Merkel se ha ganado el sobrenombre de "Mutti" que significa la madre de Alemania.
Autor del artículo: Proceso Digital / EFE

Berlín – Tras más de una década dirigiendo a veces en forma unilateral los intereses de Europa, dejando de lado la tradición de impulsar el eje franco-alemán, la canciller alemana Ángela Merkel  comenzó el inicio del fin de su larga carrera política, que comenzó en la ya desaparecida República Democrática de Alemania (RDA), tras entregar el mandod e su agrupación conservadora la Unión Cristiano Demócrata (CDU).

-La “mamá”, como le llaman a la canciller de Alemania, gobernó su país y virtualmente a Europa con posiciones duras en materia fiscal.

Merkel, que comandó las soluciones a las principales crisis de Europa como la de la deuda de Grecia e impuso la visión de Berlín de una rígida disciplina fiscal, se ha visto debilitada tras los últimos traspiés electorales y del avance de la ultraderecha, lo que provocó una rebelión en sus filas, encabezadas por sus socios bávaros de la Unión Social Cristiana.

Macron May MerkelÁngela Merkel con el presidente frances Enmanuel Macron y la primer ministra Británica Teresa May.

Aunque de carácter fuerte y sangre fría, Merkel fue apodada la “mutti” -“madre” – de la nación, ya que se inmerso profundamente en sus tareas políticas, ya que carece de hijos, adoptando a todos sus compatriotas como sus hijos.

Pero en el exterior, especialmente los europeos, la recuerdan por la dureza en sus posiciones que la única salida a la crisis del Euro, la moneda común de la Unión Europea, desatada por la crisis de la deuda de Grecia, Portugal, España e Irlanda fue la disciplina en el gasto, condición impuesta para rescatar dichas naciones de la quiebra, pero que dejó a decenas de miles de desempleados y con recortes en los beneficios sociales.

Merkel y TrumpTras un primer encuentro tenso Trump saludó a Merkel en segunda reunión.

Su relación con Trump fue tirante desde el inicio, le negó el saludo tradicional de estrechar las manos en su primera cita en la Casa Blanca, y es icónica una foto tras una cumbre de de gobernantes de los países industrializados donde se ve encarando a Trump sola, mientras los gobernantes varones de las demás potencias permanecen atrás.

Pero Merkel siguió adelante en su posición de defender los intereses de Alemania y Europa ante el presidente estadounidense actual, poco ortodoxo en relación  a sus antecesores como George Bush y Barack Obama.

Superar a Kohl   

Su sueño era superar los 16 años al frente del gobierno alemán de su mentor y uno de los patriarcas de la CDU, Helmut Kohl (canciller de 1982 a 1998), pero ahora lo que busca es igualarlo si logra terminar su mandato de canciller en 2021.

Merkel y MacronMerkel y Macron mantienen el eje Franco-Alemán, el motor de la Unión Europea.

Merkel asumió las riendas del gobierno alemán el 2005 al frente de una coalición con sus adversarios social demócratas, así como su partido hermano bávaro de la Unión Social Cristiana.

La política alemana entregó este viernes el mando de la CDU a Annegret Kramp-Karrenbauer, hasta la fecha secretaria general de la agrupación y que ha escalado posiciones bajo el madrinazgo justamente de la canciller alemana.

Kramp-Karrenbauer es señalada como la apuesta de la renovación en el continuismo que impulsa Merkel y la prensa germana la llama la “princesa heredera”.

Merkel anunció hace semanas que el actual es su último mandato al frente de la Cancillería alemana (jefa de gobierno) y que también dejaría la presidencia del partido CDU.

Camisa MerkelDurante su mandato Merkel ha sido una entusiasta de la selección alemana.

Sus detractores al interior del partido, así como sus opositores políticos consideran difícil que Merkel logre llegar al final de la legislatura el 2021 y muchos apuestan que las presiones la obligarán a renunciar, con lo cual no lograría llegar a los 16 años de gobierno de Kohl.

Su meta inicial, de acuerdo a sus allegados, era cumplir la actual legislatura y postularse de nuevo a fin de superar los 16 años del padre del conservadurismo alemán y que fue quien descubrió a esta hija de un pastor protestante y educada en la extinta RDA, desaparecida tras la caída del Muro de Berlín y el desplome del antiguo Bloque Soviético en la década de los 90 del siglo pasado.

Nuevo capítulo

"Es hora de abrir un nuevo capítulo", afirmó la líder al anunciar que dejaba las riendas de un partido que ha colocado en el poder a cinco de los ocho cancilleres de la República Federal de Alemania (RFA) -Adenauer, Ludwig Erhard, Kurt Georg Kiesinger, Kohl y Merkel.Con su decisión de no presentar una nueva candidatura a la Cancillería rompió con la ley no escrita de que un canciller de la RFA no rehúye las urnas, en un país donde no hay límite a la reelección.No es la primera norma que no siguió Merkel, una líder atípica, quien en 2005 se convirtió en la primera mujer y el primer político crecido en territorio comunista al frente de la Cancillería alemana y que luego ejerció su liderazgo a escala europea y global. Angela Dorothea Kasner, el nombre con el que vino al mundo en 1954 en Hamburgo, había crecido en una parroquia de pueblo de la ahora extinta República Democrática Alemana (RDA) donde ejercía su padre, un pastor protestante e izquierdista convencido.Dejó atrás la parroquia de pueblo para estudiar Ciencias Físicas entre Leipzig y Berlín, etapa en la que adquirió el apellido Merkel, debido a un matrimonio fugaz con un compañero de estudios, Ulrich Merkel, con quien se casó a los 23 años.Poco después conoció a Joachim Sauer -por entonces casado y con dos hijos-, asesor de su tesis doctoral en Física e inmerso como ella en el ámbito científico, con quien convivió unos años hasta casarse, ya en la década de 1990.

Angela MerkelÁngela Merkel la gobernante alemana lleva más de 10 años en el poder.

Había ejercido como secretaria de propaganda de las juventudes comunistas en la Academia de Ciencias de Berlín, pero poco antes de la caída del muro de Berlín empezó a frecuentar grupos disidentes y en febrero de 1990 ingresó en la Unión Cristianodemócrata (CDU).Dos años después, tras las primeras elecciones de la Alemania reunificada, el canciller Helmut Kohl convirtió a la que llamaba su "muchachita del este" en ministra de la Mujer y la Juventud, deseoso de incluir en su equipo a talentos de la Alemania oriental.De esa cartera pasó a la de Medio Ambiente, en 1998 se convirtió en secretaria general de la CDU y un año después de la derrota electoral de Kohl le vino el impulso definitivo, al quedar el patriarca envuelto en el escándalo de la financiación irregular del partido.Llamó a la CDU a "emanciparse" de Kohl desde el diario conservador "Frankfurter Allgemeine" y tomó sus riendas en 2000, mientras sus barones preferían no mancharse y el exdelfín del patriarca, Wolfgang Schäuble, quedó salpicado por el escándalo.Empezó a imponerse sobre sus enemigos internos y en 2005 alcanzó la Cancillería, tras vencer en las urnas por la mínima ventaja al animal político teóricamente superior que era el canciller socialdemócrata Gerhard Schröder.Apuntalada en su sangre fría, sin estridencias ni insultos al contrario, afianzó su dominio en el bloque conservador y derrotó a otros tres rivales socialdemócratas: Frank-Walter Steinmeier, en 2009, Peer Steinbrück, en 2013, y Martin Schulz, en 2017.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO