porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Pacto Fiscal en Honduras nuevamente en rezago



La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, explicó, al instalar la Mesa Amplia, la propuesta gubernamental de los ejes temáticos sobre los que se discutirá la conformación de este nuevo Pacto Fiscal, el cual debe ser presentado ante el Poder Legislativo el próximo mes de septiembre. La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, explicó, al instalar la Mesa Amplia, la propuesta gubernamental de los ejes temáticos sobre los que se discutirá la conformación de este nuevo Pacto Fiscal, el cual debe ser presentado ante el Poder Legislativo el próximo mes de septiembre.
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa – El promocionado Pacto Fiscal, que tomó fuerza a raíz del paro y tomas de vías por parte del sector transporte, parece haberse desvanecido de nuevo bajo el argumento que este no es el momento para iniciar un diálogo al respecto, con lo que prácticamente se apaga de nuevo otro intento para llegar a un acuerdo entre los diversos sectores de la sociedad.

-Disminuir puntos porcentuales en las tasas impositivas como lo demanda el sector empresarial es una propuesta que para algunos economistas “está en los cuernos de la luna”.

- Impuestos y exoneraciones, masa salarial, deuda, inversiones, presupuesto, austeridad, y transparencia, son los seis ejes propuestos por el gobierno.

El Grupo Promotor del Diálogo Fiscal, integrado por profesionales de la economía y exministros de Finanzas y expresidentes del Banco Central de Honduras (BCH), que ha impulsado una propuesta denominada “Pacto Fiscal para el Desarrollo Sostenible”, manifiestan que no participaránlas reuniones convocadas por el gobierno para tal fin y lo mismo han manifestado otros sectores.

Grupo Promotor señala que no existe un buen clima en el país para un diálogo fiscal.

Además sus participantes tienen posiciones encontradas sobre los puntos que deben abordarse, ya que el sector empresarial clama por una reducción de impuestos, mientras los grupos académicos, funcionarios y otros piden una revisión y eliminación de exoneraciones.

Aspectos del Pacto Fiscal

El argumento del Grupo Promotor del Diálogo Fiscal es que en este momento “el país enfrenta un clima de confrontación”, no obstante, el gobierno mantiene su posición de debatir sobre la propuesta y ha tomado como documento base, el documento que desde 2016, el grupo entregó al gobierno.

Según el Grupo Promotor del Diálogo Fiscal, su propuesta provee los incentivos que impulsan el crecimiento económico y la competitividad. Además de garantizar los servicios públicos de calidad a la población más vulnerable.

El Grupo Promotor del Diálogo Fiscal entregó una propuesta denominada “Pacto Fiscal para el Desarrollo Sostenible”. La propuesta del Pacto Fiscal se entregó a las autoridades de Secretaría de Finanzas y del Banco Central de Honduras en marzo de este año. En mayo se presentó una nueva propuesta, que incluye dos elementos como la rendición de cuentas y lucha contra la corrupción.

Tábora recordó que ya se ha avanzado en las mesas técnicas conformadas por personal de la Secretaría de Finanzas, Banco Central de Honduras, el Sistema de Administración de Rentas, del Fondo Monetario Internacional, el G16 (países e instituciones cooperantes), y Organizaciones No Gubernamentales.

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, explicó, al instalar la Mesa Amplia, la propuesta gubernamental de los ejes temáticos sobre los que se discutirá la conformación de este nuevo Pacto Fiscal, el cual debe ser presentado ante el Poder Legislativo el próximo mes de septiembre.

Tábora expresó que es “optimista para poder lograr un Pacto Fiscal que beneficie a toda la población” y que “el primer propósito es bajar la pobreza, la inequidad y lograr la inclusión social al alcanzar un Pacto Fiscal”.

Impuestos y exoneraciones, masa salarial, deuda, inversiones, presupuesto, austeridad, y transparencia, son los seis ejes propuestos, con la posibilidad a modificaciones que planteen los diferentes sectores de la sociedad que participan en la Mesa Amplia para un Pacto Fiscal.

Mesa Amplia para un Pacto Fiscal, su compromiso es forjar un pacto justo e inclusivo.

Salarios, exoneraciones y energía

Rocio TáboraEmpresa Nacional de Energía Eléctrica.Tábora recordó que ya se ha avanzado en las mesas técnicas conformadas por personal de la Secretaría de Finanzas, Banco Central de Honduras, el Sistema de Administración de Rentas, del Fondo Monetario Internacional, el G16 (países y organismos cooperantes), y Organizaciones No Gubernamentales.

Según Tábora, el proceso del Pacto Fiscal es para escuchar con respeto todas las propuestas porque Honduras grita de la necesidad de un diálogo y de un Pacto Fiscal que beneficie a las personas que más lo necesitan y en ese sentido, en la Mesa Amplia, hay que hablar sobre temas como las exoneraciones, el del sector educación, dijo.

Externó que  como ministra de Finanzas tiene interés en mejorar el presupuesto de Educación, no necesariamente para el tema de salarios, escuchar a los maestros no sólo en sus demandas salariales, sino en temas para la mejora del sistema en el país.

Reiteró que las exoneraciones es un tema muy importante sobre el que dialogar, ya que el gasto fiscal por ese beneficio representa 36 mil millones de lempiras este año.

Asimismo, manifestó que el gobierno necesita una política salarial que defina ecuánime cuánto debe pagar.

Proceso muy complicado

Sin embargo, esa aspiración que tiene la ministra Tábora, parece caminar sobre arena movediza ya que los mismos promotores del diálogo fiscal ahora consideran que no es el momento para impulsar el pacto, y además señalan que el gobierno debe centrarse en definir una política fiscal donde se privilegie la calidad del gasto.

Guillermo MatamorosAl respecto, el expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Guillermo Matamoros, quien también participó en la primera versión de la propuesta del Grupo Promotor del Diálogo Fiscal, indicó que, en la administración anterior, el gobierno hizo un manejo aceptable de la situación fiscal tomando en cuenta venía de un déficit fiscal del siete por ciento con relación al Producto Interno Bruto (PIB), y adoptó medidas.

Recordó que en 2013, él participó en una propuesta de Pacto Fiscal que fue presentada al gobierno y al Poder Legislativo, pero no hubo acercamiento mucho menos discusión.

“Yo creo el tema del diálogo fiscal no es cosa fácil, se requieren condiciones políticas y la disposición de todas las partes, gobierno y sociedad civil, se necesita de las mejores condiciones y probablemente no las había debido al nivel de polarización y el gobierno se fue por su línea”, señaló.

Acotó que ahora vuelve a relucir el tema del Pacto Fiscal, pero es algo bien difícil de alcanzar. Los gobiernos quieren que todo mundo le saque las castañas del fuego y los otros sectores quieren que las cosas se hagan como ellos lo han planteado y entonces, hay una serie de intereses complejos, apuntó.

En esa política fiscal se debe priorizar el mejoramiento de la calidad del gasto, porque Honduras tiene un presupuesto que es relativamente alto en relación con el tamaño de la economía y se invierten importantes recursos en educación, salud y seguridad, sin embargo, los resultados que se obtienen no son los mejores, expuso.

Sobre propuestas dentro del diálogo fiscal como la reducción de los porcentajes del Impuesto Sobre Ventas (ISV), y el Impuesto Sobre la Renta (ISR), Matamoros fue claro al expresar que mira esa propuesta “en los cuernos de la luna”, aunque si un tema que ha tomado fuerza es el de la revisión de las exoneraciones, que es un tema que se está abordando con seriedad y responsabilidad.

Recriminó que en el país se han satanizado las exoneraciones, pero estas existen en todos los países y nos guste o no, son un medio para atraer inversiones. “No podemos ser más papistas que el papa en irnos a rajatabla y afectar las inversiones”, arguyó.

Respecto a la revisión de los contratos de energía eléctrica, es uno de los grandes temas que incluso el gobierno incluyó en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), porque la situación financiera de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), es complicada y representa un porcentaje importante del déficit fiscal.

Cambio de la estructura tributaria

Rodulio Perdomo, FosdehDe su lado, el coordinador de Investigaciones del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), y miembro del Grupo Promotor del Diálogo Fiscal, Rodulio Perdomo, considera que actualmente rige un Pacto Fiscal de facto que es el producto de todas las leyes tributarias que se aplican sobre los ingresos de la ciudadanía.

Añadió que ese Pacto Fiscal que prevalece produce pobreza porque se afectan los ingresos de la población más pobre y en ese sentido, el Impuesto Sobre la Renta que es el que grava a la población de mayores ingresos, no afecta a ese segmento debido a las exoneraciones fiscales que es como una especie de barrera que impide que los más ricos paguen impuestos y contribuyan con el desarrollo del país.

Desde esa perspectiva, un nuevo Pacto Fiscal representa un cambio en la estructura impositiva del país para beneficiar a los más necesitados, apuntó Perdomo quien arguyó que la razón para no impulsar un diálogo fiscal en este momento es el ambiente de polarización y confrontación que reina en Honduras.

Eliminación del Bono 10 Mil

Julio RaudalesPara el presidente del Colegio Hondureño de Economistas, Julio Raudales, el Grupo Promotor ha hecho llamados al gobierno para que lidere un diálogo fiscal y en ese sentido, se les ha entregado un documento de más de 40 páginas sobre qué es lo que debe contener un Pacto Fiscal y no se les había escuchado

Fue a raíz del movimiento de los transportistas, que el presidente Juan Orlando Hernández hizo un llamado a los sectores para integrarse a las mesas de discusión, recordó para expresar que “creemos que es conveniente que se integre un diálogo de este tipo, pero al mismo tiempo creemos que debe hacerse en un ámbito de seguridad, fuera de una crisis”, recalcó.

Refirió que en el marco de un diálogo fiscal habría espacio para hacer recortes fuertes en ciertos rubros, particularmente él eliminaría programas como el del Bono 10 Mil y otros que, según su criterio, no tienen ningún impacto en la pobreza y no le dejan nada a la población más vulnerable.

“Yo creo que para todo mundo es claro que el gasto en educación, en salud, en infraestructura y en el problema de la producción, es prioritario y en total suman unos 40 mil millones de lempiras”, concluyó.


Valora este artículo
(3 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO