baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Oposición fragmentada no logra frenar al Partido Nacional



Oposición fragmentada no logra frenar al Partido Nacional
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa.- Mientras la oposición política no termina de configurar una plataforma sólida de contrapeso al poder oficial en la figura del Partido Nacional, éste sin mayores complicaciones muestra su deseo de retener el poder por tercera vez consecutiva, bajo la figura de la reelección presidencial que podría practicarse por primera vez en Honduras, tras el retorno a orden constitucional en los incios de 1980, luego que un fallo judicial allanara el camino para poder invocarla.

 

Los nacionalistas han demostrado en sus concentraciones y en sus movilizaciones para recolectar firmas a favor de la reelección, que no están dispuestos a ceder terreno ni a dejar espacios a la oposición que cuestiona la legitimidad o no de la figura de la reelección, pero es incapaz de armar un proyecto político conjunto o en solitario que mida las fuerzas del nacionalismo que busca retener el poder de la mano del actual presidente Juan Orlando Hernández, aunque éste aún no termine de indicar si acepta o no la nominación.

 marcha partido nacional

Todo apunta a que el nacionalismo está seguro que retendrá el poder con Hernández y mientras éste se decide, la cúpula y base partidaria trabajan a todo vapor para allanar el camino despejando cualquier duda o contratiempo que ensombrezca la decisión nacionalista de gobernar por un tercer período consecutivo en la historia política reciente de Honduras.

 

Cábalas favorecen al PN

 

Hasta ahora las cábalas han favorecido al nacionalismo pues el gobierno del presidente Hernández parece enrumbar al país por una finanzas sanas y estables, como lo han indicado las firmas calificadoras de riesgo Moody´s y Standard & Poor´s que han venido a evaluar las perspectivas económicas del país, así como las misiones del FMI que vienen a tomar el pulso al acuerdo de entendimiento suscrito con la administración hondureña que contempla entre una de sus partes la reducción de la burocracia.

 Extradicion en Honduras

De lado de la seguridad, el gobierno del presidente Hernández ha logrado retener la ola ascendente de homicidios con que iba el país, la tasa ha bajado algunos puntos y en paralelo el tema de las extradiciones y la lucha contra los cárteles de la droga es sin duda el punto que más éxito le ha generado en el tema de la seguridad. Las autoridades fiscales dicen que han desarticulado 74 redes criminales organizadas.

 

El presidente Hernández ha logrado también dar muestras de querer combatir la lucha contra la corrupción al permitir la instalación en el país de la Misión de Apoyo en la lucha contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH), en respuesta a un reclamo ciudadano indignado por el escándalo de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

 

maccih HondurasLa MACCIH, que lleva ya más de tres meses, en el país ha empezado a diseñar su esquema de trabajo y destaca entre sus funciones su autonomía e independencia, así como la posibilidad de irse del país en el momento que encuentre fuertes obstáculos a los objetivos de la Misión. Así lo establece el convenio suscrito.

La corrupción, la inseguridad y la estabilidad económica son algunas de las asignaturas que benefician a la administración del Partido Nacional al mando del gobernante Juan Orlando Hernández, quien, no obstante, no ha generado todos los empleos como previó en su campaña; al contrario los despidos para achicar el Estado ya contabilizan cerca de ocho mil burócratas fuera de la administración pública.

 

Este desafío que es uno de los problemas que más agobia a los hondureños, será parte de una segunda fase que el Partido Nacional espera aminorar en un tercer período si se produce la reelección. La cúpula asegura que ya están delineando las estrategias al respecto.

 

La oferta al continuar

 

Otro problema de Honduras es la migración rumbo a Estados Unidos y por el cual los países del triángulo que conforman Guatemala, El Salvador y Honduras están por arrancar el Plan Alianza para la Prosperidad con Estados Unidos a fin de frenar la migración a esa nación del norte, creando oportunidades a lo interno de sus países.

 plan alianza para la prosperidad

Frente a estas acciones, el Partido Nacional no solo se siente cómodo con lo actuado, también está relajado porque gobierna en solitario, sin más oposición que aquella que se manifiesta en las redes sociales, pero no logra articularse en un movimiento fuerte de oposición política en el resto de los ocho partidos políticos representados en el Congreso Nacional y que conforman el llamado sistema político de partidos en Honduras. 


Del lado de la oposición política partidaria, un partido Libertad y Refundación (Libre) que dirige el ex presidente Manuel Zelaya—que también quiere reelegirse y hace guiño a la propuesta nacionalista—no logra aún colocarse en un sitial de privilegio como opción política.

 

Su última jugada política al proponer una candidatura única de la oposición ha causado dentro de la dirigencia multipartidaria ruido y malestar. No son pocos los que consideran que Zelaya solo busca mantenerlos ocupados, mientras él avanza en la consolidación de su proyecto político.

 

Una oposición diezmada

 

mel zelaya y la reelecciónEl discurso agresivo, polarizado y divisionista de Mel Zelaya, lejos de dar certeza de triunfo a un elector independiente, siembra dudas y recuerdos de un pasado reciente en donde el país se dividió al extremo. 

 

El hondureño, según las encuestas, no quiere más división ni odio ni rencor.

 

El ex presidente Zelaya no ha logrado tampoco sofocar la división interna en sus estructuras, teniendo ahora inquilinos incómodos a quien antes dio poder y privilegios, pero ahora no sabe cómo neutralizarlos y acude al método que cuestiona: el autoritarismo.

 

Mientras, el Partido Anticorrupción (PAC) de la mano de Salvador Nasralla, empieza a desgranarse sorprendentemente. La división no solo llegó a su directorio, también en la bancada parlamentaria y antes en la municipalidad sampedrana con el regidor, el arquitecto Guillermo Milla.

Nasralla, quien sigue siendo la figura indiscutible en el PAC, ahora deberá enfrentar fisuras que parecen irreconciliables y que podrán incidir en los encantos o desencantos que genere el Partido Anticorrupción de cara al próximo proceso eleccionario.

El Partido Liberal (PL) parece el más desfigurado de todos. Anda buscando un candidato, rogando a uno que fue y que parece no querer, mientras en el parlamento la división de los 10 diputados sigue impidiendo tomar decisiones colegiadas en asuntos de interés partidario y colectivo. 

Los liberales no terminan de encontrarse y las pugnas entre los viejos cacicazgos y los nuevos líderes están impidiendo al partido visualizarse con un retorno claro al poder. 

 

Hasta su subsistencia parece estar en juego.

 

Salvador NasrallaDe esta forma, la oposición política que en su momento anunciaron estos tres partidos fuertes en el país, se desdibujó con el tiempo. El primero en desmarcarse fue Libre y luego Nasralla en el PAC anunció que no iba a ceder la candidatura presidencial a nadie. Y así están, disgregados, atomizados, erráticos y dispersos.

 

La oposición que tiene el Partido Nacional y el actual presidente, se reduce, en la práctica, a un grupo de ciudadanos aglutinados en la Mesa Patriótica contra la reelección presidencial que actúa con declaraciones y comunicados, algunos cabildeos internacionales, pero poca capacidad práctica de mover masas.

 

De cara a los comicios generales, si esta fragmentación política se mantiene o agudiza, las perspectivas nacionalistas de un tercer triunfo consecutivo son cada vez más cercanas, aunque en política nada está escrito, todavía.

 


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba