baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Irán viola por primera vez el acuerdo nuclear y eleva la tensión con EEUU



Irán viola por primera vez el acuerdo nuclear y eleva la tensión con EEUU
Autor del artículo: EFE

Viena, Austria - Irán ha violando por primera vez este lunes, si bien por la mínima, el acuerdo nuclear cerrado en 2015 para asegurar que no planea desarrollar armas atómicas.

Se trata de un incumplimiento en respuesta a las más recientes sanciones y presiones de EEUU, y que aumenta aún más la tensión.

Tras cuatro años de respeto a sus compromisos, Irán anunció hoy que ha superado la cantidad de uranio enriquecido que se le permite almacenar según el pacto cerrado con Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia.

Con 2,2 kilos se trata de un exceso del 1 % de uranio enriquecido a un nivel que no permite ser usado en armas atómicas.

Sin embargo, se trata del primero de una serie de incumplimientos anunciados por Irán en respuesta a la creciente presión de EEUU.

Washington no sólo se salió del llamado "plan de acción conjunto" (JCPOA, en sus siglas en inglés) el año pasado sino que ha aprobado nuevas sanciones que castigan duramente las vitales exportaciones petroleras de la República Islámica.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y uno de los artífices del acuerdo, manifestó en Teherán que su país, "según lo anunciado", había superado el límite de 300 kilos de hexafluoruro (UF6) de uranio enriquecido al 3,67 % que marca el acuerdo.

Ante las sanciones de Washington, Irán había dado un ultimátum al resto de firmantes del pacto, especialmente a los europeos: o se le ofrecían soluciones y ayudas que compensaran las sanciones de Washington, o comenzaría a incumplirlo poco a poco.

"Los europeos se comprometieron a garantizar la venta del petróleo de Irán, y no lo hicieron; los europeos se comprometieron a garantizar el transporte, y tampoco lo cumplieron; también se comprometieron a garantizar el retorno de los activos iraníes y la venta de petróleo y tampoco lo cumplieron", denunció hoy Zarif.

La respuesta europea ante la presión de la primera potencia mundial fue la puesta en marcha de un mecanismo que busca sortear las sanciones y permitir el comercio con Irán, pero que no ha satisfecho a Teherán en el punto esencial: la venta de petróleo.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), encargado de verificar que Irán cumple el acuerdo, confirmó hoy que se ha excedido la cantidad de combustible nuclear permitido.

Esta agencia de la ONU informó hoy mismo a la Junta de Gobernadores, su órgano ejecutivo, y al Consejo de Seguridad de la ONU, y debe decidir ahora si convoca una reunión de emergencia.

Las fuentes diplomáticas consultadas por Efe aseguran que EEUU está presionando para que la Junta se reúna cuanto antes, pero que Yukiya Amano, el director del OIEA, es "reticente" a hacerlo.

Estados Unidos podría convocar esa reunión por su cuenta, pero ante el limitado alcance de la violación iraní da argumentos a sus aliados, especialmente Rusia y China, para resistirse.

Lo cierto es que esos 2.2 kilos en los que Irán se ha excedido son, de momento, más un símbolo que una gran amenaza.

Por un lado, la pureza del combustible no sirve para fabricar una bomba. Por otro, como fuentes diplomáticas iraníes han insistido en recordar, ese exceso puede ser eliminado "en 30 minutos".

Más grave sería si se cumple la segunda amenaza: elevar el grado de pureza del uranio por encima del 3.67 %, un nivel en el que sólo puede ser empleado para aplicaciones civiles, si hasta el 7 de julio no hay respuesta a su demanda de soluciones a las sanciones.

Fuentes diplomáticas en Viena, que pidieron no ser identificadas, indicaron a Efe que ya esta misma semana podría celebrarse una reunión ministerial de los seis países, incluyendo Irán que se mantienen en el JCPOA, del que además forman parte China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania, en un intento de encontrar soluciones prácticas y evitar una escalada mayor.

El viernes pasado, un encuentro a nivel inferior terminó con Irán asegurando que no había habido suficiente progreso para hacerle desistir de sus amenazas.

La alternativa es que Irán siga sumando incumplimientos. No sólo más uranio y de mayor pureza, sino aumentar también sus reservas de agua pesada y reactivar la construcción de Arak.

Este reactor podría producir plutonio, otro material que sirve para fabricar armas atómicas.

El acuerdo de 2015, cerrado tras meses de duras negociaciones, puso fin a más de una década de conflicto diplomático por el programa atómico que Irán ocultó durante una década larga y sobre el que había fundada sospechas de una intencionalidad militar.

A cambio de limitar el tamaño y la intensidad de sus esfuerzos nucleares y de aceptar un estricto régimen de inspecciones y controles del OIEA, Irán vio cómo se levantaban paulatinamente las sanciones que minaban su economía.

Con la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump, que calificó el tratado como "el peor acuerdo", Estados Unidos regresó a la política de "máxima presión" y se salió del pacto para renegociarlo e incluir cuestiones ajenas a lo nuclear, como el veto a que Irán desarrolle misiles balísticos.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba