baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

El que destruye el país tiene la mente del diablo, violencia huele a azufre, dice pastor Barahona



Mario Tomás Barahona. Mario Tomás Barahona.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El pastor Mario Tomás Barahona dijo este lunes que Honduras necesita hombres que le apuesten al cambio y que no destruyan porque el que lo hace tiene la mente del diablo, al tiempo que agregó “la violencia huele a azufre”.           

- Necesitamos propuestas que nos digan cómo levantar el país, queremos constructores y no destructores, aseveró.

Dijo que el pueblo está cansado de la situación que vive el país. “No podemos tener líderes que sigan viendo hacia atrás con líderes y provocando venganza, enfermando la nación con dolor, odio y resentimiento porque más tarde vamos a tener colapsado a los hospitales”.

Abogó para que acabe la anarquía en Honduras. “No podemos seguir en huelga, sin producir en esta nación, no pueden seguir las universidades paradas y los políticos deben replantearse lo que ocurre”, añadió.

El líder de la Iglesia Evangélica criticó a las organizaciones de defensa de derechos humanos que existen en Honduras y se preguntó: “¿Qué hacen? Necesitamos cumplir con los deberes humanos y cumplirle a Dios, la sociedad y la familia”.

Barahona mencionó que la nación avanzará provocando cambios y no paralizándola, “Cristo nos pide que caminemos la doble milla a favor de lo que hacemos. Honduras ha sido una nación de gente noble y no podemos tener gente que nos dirige cuando están enfermos del corazón”.

Dijo que como iglesia hacen las lecturas de los próximos candidatos políticos para no equivocarse en las elecciones. “No nos van a engatusar esta vez, vamos a saber a quién vamos a seleccionar, somos el 60 por ciento de la población hondureña”.

Aseveró que la violencia es del diablo, huele a azufre y solo con la paz en los corazones se puede obrar en beneficio del prójimo.

Puntualizó que “mi oración es transparente, no me le vendo a nadie ni me compran, nuestra moral no puede estar contaminada, uno debe tener deberes y derechos delante de Dios. Mi ambición es que Honduras prospere”.

El Pastor Barahona hace unos años aspiró a una diputación por el Partido Nacional, pero tuvo que cederla a su hijo en vista que fue inhabilitado por las leyes electorales.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba