baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

El estómago es el termómetro que destapa a los políticos: Pepe Lobo



El expresidente Porfirio Lobo Sosa en el programa televisivo Frente a Frente. El expresidente Porfirio Lobo Sosa en el programa televisivo Frente a Frente.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), dijo este martes que el principal enemigo de los políticos es el estómago de la gente y que el hambre es una especie de termómetro de la realidad que mide el grado de insatisfacción de la población.

En una comparecencia en el foro de televisión Frente a Frente, al que acudió en compañía de su hijo el diputado Jorge Lobo, el exmandatario atacó frontalmente al gobierno hondureño y dijo que el presidente Juan Orlando Hernández es incapaz de gobernar, nuevamente lo instó a dejar su cargo.

Estableció que existen indicadores que muestran como la institucionalidad está en riesgo, lo mismo que la credibilidad de actores independientes debido a su relación con el poder y también incluyó a representantes diplomáticos de países amigos en Tegucigalpa.

Como ejemplo citó instituciones como las Fuerzas Armadas que definió como un órgano siempre respetado y que fue creado para defender la Constitución y las leyes, una situación que ahora provoca un choque apuntó.

Igualmente se refirió a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), y dijo que hay casos en los que se involucran a diputados que recibieron fondos públicos (Pandora), pero a su juicio en estos hechos deberían responder los jefes de la campaña que eran quienes, de acuerdo con su razonamiento, sabían la procedencia de los dineros, no así los destinatarios.

El exmandatario reflexionó que el gobierno “debe ser celestial” para que no tenga ningún apunte de actos de corrupción.

El expresidente Lobo impulsó y fue de los principales auspiciadores de la candidatura del actual gobernante, pero la relación se fue deteriorando hasta crear un cisma que aparentemente es irreconciliable.

Lobo sufrió primero la aprensión de su hijo Fabio Lobo, en un tercer país, donde autoridades antinarcóticos de los Estados Unidos le capturaron y lo llevaron a los Estados Unidos donde fue condenado por ligues con el narcotráfico.

“Mi hijo está en prisión pagando por un delito por el que él se declaró culpable ¿y qué voy a hacer yo?” dijo en el foro moderado por el periodista Renato Álvarez.

Luego dijo que le ofende que digan que a él los narcos le pagaron sobornos por 500 mil dólares, algo que le parece ínfimo, y dijo que no es posible que se pueda creer en el testimonio de un narcotraficante, refiriéndose al capo Devis Rivera Maradiaga, un miembro de la organización de los Cachiros, que declaró y lo relacionó en su testimonio en una corte federal estadounidense.

Posteriormente su esposa Rosa Lobo, fue detenida y es enjuiciada en el caso conocido como “Caja Chica de la Dama”.

También su hermano Ramón Lobo enfrenta un juicio vinculado al manejo inapropiado de fondos públicos.

El expresidente no tiene causas abiertas en su contra y actualmente forma un movimiento político dentro del partido Nacional para dar una opción distinta a sus seguidores, según ha definido.

Dijo que luchará por ganar las elecciones internas y que, de resultar favorecido con el respaldo de las bases, expulsará a quienes han causado daños a la centenaria institución.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba