baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Sociedad militarizada de militares socializados



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto  

El titulo es un “palíndromo” dedicado a la percepción sobre nuestra seguridad física. William Shakespeare decía: “La mejor seguridad se encuentra en el miedo”.

El Ejecutivo solicitó más presupuesto para combatir la inseguridad proveniente del crimen organizado y la narcoactividad, pero la «Coalición Babel» se opone: “Si los índices de seguridad han mejorado, no es necesario destinar más personal y material”. Ignoran que es al contrario, pero como decía Mark Twain: “si discutes con un ignorante te llevará a su terreno, y allí por experiencia siempre te gana”. Nasralla llega más lejos con su lengua: “No se necesita más gente en el ejército ni en la policía, ellos cuando buscan incremento del presupuesto matan gente para justificar que se necesita". Recordemos sus palabras en marzo de 2013: “No tengo problema con las maras, son amigas nuestras”. Su patología se agrava…

Los próceres maliciosamente promueven la idea de que el Partido Nacional es el responsable de la corrupción, pero corrupto y corruptor son personas, no partidos políticos. Cual cabeza de Gorgona hay corrupción política, pero también ideológica y moral, en la que ellos imparten cátedra. Políticos fracasados, hipócritas y timadores, en busca de un retrete nacionalista donde arrojar sus inmundicias, de obra, intelecto, y espíritu.  

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) dio a conocer su informe del 2018. Observamos aciertos y errores, aplaudimos unos y denunciamos los otros, hay tiempo y capacidad para mejorar. En su inciso 23, sobre “Violencia e inseguridad, determina que debemos: “Intensificar esfuerzos para combatir las maras y el crimen organizado”. Posición que avalaría la petición de los recursos que solicita el Ejecutivo. ¿Cómo intensificar esfuerzos sin aumentar infraestructuras y personal?

El informe expone que la sociedad se encuentra militarizada, pero es percepción inducida. La realidad cuantitativa indica que, comparativamente con países desarrollados, por cien mil habitantes tenemos poco más de la mitad de los efectivos necesarios para combatir el delito. El artículo 274 constitucional, establece que: “las Fuerzas Armadas cooperarán con las instituciones de seguridad publica… para combatir el terrorismo, tráfico de armas y crimen organizado…”. Articulo interpretado por el Decreto No. 223-2011: “Excepcionalmente las Fuerzas Armadas pueden realizar funciones policiales con carácter temporal, en situaciones de emergencia que afecten a personas y bienes… respetando los derechos humanos y las garantías constitucionales”. Habiendo tenido la Policía Nacional penetrada por el crimen organizado, y los índices de violencia más alto del mundo, la situación es excepcional.

Ejército y Policía Nacional, son fuerzas armadas, una militar y otra civil. Países como España, Francia, Italia… Chile, cuentan con dos instituciones policiales de orden público, una de ellas con formación militar. A nadie se le ocurre decir que estos países están militarizados. Costa Rica no tiene ejército, pero su policía nacional recibe formación militar para asumir responsabilidades en la defensa nacional.

Nuestra defensa y seguridad recae en el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, artículo 287 constitucional. Integrado por los titulares de los tres poderes del Estado, ministro de Defensa, ministro de Seguridad, Fiscal General, y director de Inteligencia. Que haya militares en las calles en misiones de seguridad y orden público no significa que el Ejercito este detrás. Disponemos de un ente interinstitucional de seguridad, que asume la dirección y ejecución de dichas misiones, la Fuerza Nacional Interinstitucional de Seguridad.

En FUSINA se integran instituciones como: CSJ, MP, FNAMP, DNII, PN…. El Ejército incorpora la PMOP. Policía con formación militar en misiones civiles de orden público y seguridad. Bien podría llamarse “Policía Civil” de orden público, (PCOP). Los que consideran que la PN debe asumir las responsabilidades de la PM, se equivocan. ¿Por qué países desarrollados disponen de una policía con formación militar? Hay responsabilidades de orden público que afectan a la seguridad y defensa nacional, que para asumirlas se necesita formación militar, lo que no implica pertenecer al Ejército.

Honduras debe consolidar la policía militar de orden público transformándola en un segundo cuerpo policial, bajo la autoridad civil. Una policía civil de orden público (PCOP). Dos direcciones generales, Policía Nacional y Policía Civil, integradas en una sola Secretaría de Estado, la de Seguridad, como ocurre en países democráticos que utilizamos como referentes.

El hondureño bien nacido prefiere tener delante el uniforme de un militar que el tatuaje de un marero. ¿Y los próceres?

                                                                                         PG. Nieto.

                                                                                       Asesor y Profesor CISI.


Valora este artículo
(4 votos)

volver arriba