Logo
Imprimir esta página

La clase política a través del espejo de Alicia



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto

Un escritor nunca es imparcial a la hora de exponer su visión sobre la realidad, de la misma manera que los lectores tampoco lo son.

El analista de inteligencia alumbra los escenarios hacia donde datos y hechos le llevan: probable, ideal, e indeseable o peligroso, es la inteligencia estimativa. Si el cliente busca un horizonte concreto, el informe deberá contener la estrategia para “orientar” la trayectoria de los acontecimientos en esa dirección, cual partida de ajedrez, es la inteligencia proactiva.

En la suma de diversidades radica la fortaleza del proyecto común llamado Honduras, concepto que no asimila la oposición fracasada quienes propugnan una democracia excluyente y revanchista. Un ejemplo de la estrategia “antiHonduras” que los próceres llevaban un año practicando:

«Salta a los medios la noticia del hallazgo en un puerto italiano de droga dentro de un contenedor con café hondureño. Conocemos la importancia del rubro para nuestra economía, y para miles de compatriotas que trabajan y viven del café. El contenedor, en su itinerario, cambió de barco al pasar por Costa Rica y Colombia, antes de llegar a Italia. Para ambos países nuestro café es un serio competidor frente al que ellos producen y exportan, de tal manera que les beneficia cualquier escándalo que perjudique el nuestro. Este sencillo razonamiento no lo asimila Nasralla, el salvador de Honduras, que tuitea: “Honduras (…) exporta cocaína a Europa”. Llamando “narco partido” al Partido Nacional.» ¡Uf!

Puerto Cortes está certificado internacionalmente como “puerto seguro”, con una aduana de Estados Unidos en sus instalaciones. La investigación apunta a que los sellos del contenedor fueron violentados en Colombia. Nasralla irresponsable y maliciosamente tergiversa los hechos, defecando sobre la imagen país. Esa deleznable manipulación del lenguaje que utilizan estos políticos fracasados, en medios y redes sociales, me recuerda el dialogo que se produce en “Alicia a través del espejo”, de Lewis Carroll, entre Zanco Panco y Alicia:

  -Zanco: “Cuando uso una palabra, significa lo que quiero signifique. Ni más ni menos”.

-Alicia: “La cuestión está en saber si puedes conseguir que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes”.

-Zanco: "La cuestión es saber quién es el que manda aquí. Eso es todo”.

Buscando una frase “comodín” que defina la estrategia del gueto de conspiradores, recordé un postulado de Vladimir Lenin: “Golpear juntos, marchar separados”. Estos mesías no entienden que su estrategia depredadora no tiene futuro. Cuando integramos a Lenin y Carroll obtenemos: «Golpear juntos, marchar separados. La cuestión es saber quién es el que manda aquí. Eso es todo».

Parafraseando a Shakespeare: “Ser o no ser (el jefe), esa es la cuestión”. Desde que “Mel” anunciara el fichaje de Nasralla para su “Alianza de Oposición”, expuse que se trataba de un proyecto destinado al fracaso, que terminarían rompiendo relaciones, y el locutor formaría otro partido político. Nasralla pedía cuotas de poder que “Mel” no pensaba entregarle, y “Mel” diseñaba estrategias que Nasralla no pensaba obedecer. Como le diría Zanco Panco a Alicia: «El poder no se delega».

En la guerra el problema no es ocupar el terreno, sino permanecer y colonizarlo. Estos políticos fracasados son como Babel, se necesitan para construir juntos una torre, pero hablan cada uno su propio idioma. Más aprenderían sobre estrategia política leyendo a Lewis Carroll.

El vigor de una democracia se sustenta en la fortaleza de sus partidos políticos, liderados por personas talentosas, probas, capaces, honorables, y con sensibilidad social. Al Partido Nacional no se le saca del poder induciendo al pueblo a una revolución que rechaza, sino fortaleciendo las instituciones, el marco jurídico electoral y las estructuras partidarias… En definitiva, preparándose para las próxima elecciones con propuestas inteligentes que ilusionen al electorado. El feudalismo fue revolucionario al unificar los asentamientos humanos en torno a la gleba. La burguesía fue revolucionaria terminando con el feudalismo al incorporar el sistema de clases. El proletariado fue revolucionario porque acabó con la dictadura de la burguesía capitalista, para instaurar la dictadura del proletariado donde todos somos iguales, pero unos más que otros…

Tenemos una caterva de corruptos, mentirosos, y manipuladores, que están alejando a la sociedad de la política y de los partidos, creciendo significativamente los llamados “independientes”. ¿Cuál es la siguiente revolución social que traerá una nueva forma de hacer política? La procedente de la inteligencia artificial y de la tecnología, no de obsoletas ideologías.

                                                                                               PG. Nieto.

                                                                                              Asesor y profesor CISI. 

Más de Pedro Gómez Nieto


Valora este artículo
(3 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.