baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Juegos de guerra percibidos



PG NietoPor: Pedro Gómez Nieto  

“Juegos de guerra” es una película de 1.983 que muestra el peligro de utilizar la realidad virtual (percepción) como si fueran hechos ocurridos, realidad física.

No entendemos que lo percibido no es real. La tripulación y el pasaje del Titanic tenían la percepción que se encontraban en el transatlántico más seguro del mundo, pero la realidad física los alcanzó la noche del 14 abril de 1952. La percepción crea una realidad distinta, es como vivir en Matrix.

El lenguaje se vuelve paradoja: “realidad virtual”. ¿Cómo puede ser real lo virtual? La RAE define la realidad como “la existencia tangible”. Lo tangible se «toca» porque es físico. Decía Fritjof Capra: “Si cambias la forma de ver las cosas, la forma de las cosas cambia”. Un periodista le pregunta al analista, simpatizante de Libre, por el interés de JOH en aumentar el numero de militares y policías: “Creo que el presidente cree que puede haber una crisis institucional… y necesitará un respaldo para imponer en el partido su candidato presidencial…” «Creo que cree que…». ¡Guau! Solo conjeturas. Así es nuestra política, una realidad Matrix.

La percepción es subjetiva, la realidad objetiva. Necesitamos darle sentido a lo vemos y oímos, incluso sin entenderlo. Para entender hay que conocer, y para conocer hay que saber, por tanto, nos autoengañamos cuando sin saber opinamos, excepto si actuamos maliciosamente para contaminar al receptor. Aunque sea un milímetro lo que desviemos los elementos de puntería del objetivo, a medida que nos acercamos el ángulo aumenta, y el resultado pretendido se aleja. Cuando la realidad nos golpea con el fracaso, buscamos al responsable, que siempre tuvimos delante del espejo… Por mucho que Nasralla, “salvador de Honduras”, repita que ha ganado dos elecciones presidenciales auto llamándose presidente electo, la realidad le coloca cada semana en un estudio de televisión, no en el despacho presidencial. La permanente frustración se vuelve patología.

Amenazas y riesgos. ¿Cómo detectar los riesgos sin conocer las amenazas? ¿Cómo determinar las amenazas sin conocimiento para visualizarlas? Tres millones de personas han huido de Venezuela. Los medios mostraron imágenes de venezolanos buscando comida en los camiones de la basura, ante las cámaras responsabilizaban a Maduro por sus miserables vidas. “Percibo” que la mayoría del machacado pueblo venezolano, en su momento, creyó en las promesas de Chaves y Maduro, votando por ellos. Los “salvadores de Venezuela”, que ahora maldicen.

“Venezuela es la mejor democracia de Latinoamérica”, explicó “Mel” tras asistir a la «última» toma de posesión de Maduro. Entonces ¿por qué “Mel” y sus “Bartolo boys” no promueven caravanas de migrantes hacia Venezuela en lugar de EEUU? Paradojas de la izquierda chavista. Si para “Mel” Honduras es una dictadura y Venezuela la democracia perfecta, ¿por qué la Comunidad Internacional considera a Maduro un dictador, mientras apoya a nuestro gobierno? ¿Cómo es que la DEA detiene y encarcela por narcotráfico a un hermano del presidente, y recientemente su administrador, Uttam Dhillon, respalda la gestión presidencial mostrándole su apoyo en el combate contra la narcoactividad? Lo que es, no puede no ser, aunque lo manipulen.

Las cosas valen lo que pagamos por ellas, no lo que hacemos con ellas. Para la oposición fracasada, el coste por “sacar a JOH” vale el precio que el pueblo debe pagar sacrificándose. Pero ¿quién nombró mesías a los próceres? Decía Balzac: “Para tomar decisiones sobre los hechos, no cuentan los principios sino las circunstancias”. Principios y leyes no se mantienen en el tiempo, de lo contrario seguiríamos en el Paleolítico. Las circunstancias modifican la ley, agravando, atenuando, incluso eximiendo de responsabilidad los actos. El bien y el mal no son estáticos sino dinámicos y referenciales. Técnicas de análisis para integrar en un modelo, pero los cantamañanas no saben…

Según John Locke, “ningún conocimiento puede ir más allá de la experiencia”. Aquí cualquier advenedizo nos da catedra sobre integridad y política. Dummies sin conocimiento, ninguna experiencia, sin liderazgo, y ausencia de ética. El contexto condiciona siempre el texto, pero el tiempo modifica el contexto. No lo entienden… Creen que políticamente el tiempo les favorece, pero transcurrido un año de su estrategia depredadora las balizas muestran lo contrario. Ya reconocen que solo en coalición pueden derrotar al Partido Nacional, evidenciando debilidades partidarias y de liderazgos. Sentencian que los nacionalistas no pueden ganar nuevamente las elecciones. ¿Percepción o realidad? ¿Amenaza o temor? Son “juegos de guerra”.

                                                                                                 PG. Nieto

                                                                                                 Asesor y Profesor CISI. 

Más de Pedro Gómez Nieto


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba