banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

El Bicentenario 2021, oportunidad cultural para Honduras



Ernesto GálvezPor:Ernesto Gálvez

Tegucigalpa.- Estamos a tres años de cumplirse los doscientos años de la declaratoria de independencia política centroamericana del Reino de España, hecho que, si bien es cierto no fue más que un traspaso de mando de los peninsulares a los criollos, también es cierto que fue un nuevo estatus en la estructura de relaciones internas e internacionales que la región, como bloque, no ha podido estructurar y aprovechar suficientemente en provecho de los pueblos.

Países amigos como México, Colombia, Argentina y Perú, que ya cumplieron sus respectivas efemérides, han realizado interesantísimas conmemoraciones, mismas que debemos tomar de ejemplo para que Honduras haga lo propio, en la medida de sus capacidades y potencialidades. La embajada de México ha compartido con el Congreso Nacional información sobre lo que ellos hicieron para sus propias efemérides.

Un documento conocido como INICIATIVA BICENTENARIO para Honduras circula en los medios culturales de Tegucigalpa, producto de una convocatoria que hizo el Presidente de la Comisión Parlamentaria de Arte y Cultura “Pilo Tejeda” y del Centro de Investigación y Estrategia Legislativa CIEL, dirigida a personas, instituciones  y organizaciones ligadas a la cultura, el que contiene un interesante listado de proyectos entre los que sobresalen la creación del Museo Nacional en el edificio de Telecomunicaciones y Museo Bicentenario, la estatua de San Miguel Arcángel, José Cecilio de Valle, Francisco Morazán, esta última colocada al final del Bulevar Morazán, justo donde actualmente se ubica una rotonda. Se considera que la capital de Honduras necesita un monumental Palacio Nacional de las Artes y los Deportes que podría construirse en la zona de Toncontín, luego que deje de ser aeropuerto internacional. También se propone la ampliación y bifurcación de la Avenida Los Próceres hacia la salida a la Colonia 21 de Octubre y hacia el final del bulevar Morazán. Lo interesante de esta idea es que se instalen bustos de próceres hondureños y centroamericanos pues, curiosamente, en dicha avenida sólo tiene celebridades sudamericanas; por otro lado, se excita a las municipalidades del país a fin de que también edifiquen sus obras conmemorativas. El Centro Cívico Gubernamental debe ser considerado obra Bicentenario y seleccionar un espacio público apropiado alusivo en ese espacio urbano, el que será la mayor obra urbanística del país.

Pero el documento en mención no sólo se limita a sugerir al gobierno la construcción de obra física; también se incluye celebrar dicha efemérides montando sendos eventos de literatura, festivales de teatro, danza, la conformación de una red de orquestas sinfónicas con niños y jóvenes en riesgo social, aprovechando la experiencia nacional e internacional en este tema. Se sugiere que las universidades nacionales y la Secretaría de Educación realicen ediciones extraordinarias de obras literarias ya publicadas o inéditas conmemorativas del bicentenario. También se insta a ejecutar la restauración, modernización y peatonización del Complejo de edificios que comprende el Proyecto DISTRITO CULTURAL LEGISLATIVO, como obra BICENTENARIO, el que ya fue lanzado por el Presidente del Congreso Nacional en Diciembre 2016; en mismo se incluye la restauración del antiguo edificio administrativo de la ENEE, que alberga un fresco del pintor Arturo López Rodezno y que el Instituto Hondureño de Antropología e Historia posee el diseño restaurativo.

Después de este relato, no queda más que pensar en que algo extraordinario, culturalmente hablando, está a punto de ocurrir en Honduras. Digo esto porque ha sucedido algo que es importante compartir. En el segundo encuentro de este grupo gestor de la cultura que nos hemos autollamado “culturalistas”, la Cónsul de Costa Rica en Tegucigalpa Alejandra Solano, tomó la palabra para animar a este colectivo que se ha conformado casi espontáneamente. Expresó que en Costa Rica, el Presidente de la República recién instalado, decretó como “Gobierno Bicentenario” a su gestión presidencial. Los culturalistas le aplaudimos por el compromiso del gobernante; pero continuó: “pero quiero decirles que me gusta la experiencia hondureña porque las iniciativas culturales están arrancando desde abajo, desde los propios actores; por eso les animo a seguir adelante; me pongo a sus órdenes en lo que pueda servir”.

Efectivamente, es sobresaliente lo descrito. Primero, porque en Honduras el tema del desarrollo cultural es todavía una materia con muchas deudas que saldar y que no importa de dónde surjan las iniciativas; segundo, porque la participación de la Cónsul “tica” debe animarnos a no abandonar la estrategia de “arrancar  desde la base”; en otras palabras, nuestros siguientes pasos deberán ir orientados a conformar un movimiento sociocultural permanente, sin matices políticos; que asumamos una praxis cultural abierta, con análisis desde la perspectiva de una cultura que sustenta principios y valores enraizados en la esencia nacional, enfocada a mejorar la calidad de vida, el respeto a la dignidad humana y la familia como célula básica de la sociedad y la cultura nacional.

Por supuesto que no podemos dejar obviar el tema del rol de la institucionalidad pública como promotora de la cultura. En ese sentido, la “Iniciativa Bicentenario” será entregada en acto público al Presidente de la República, después de lo cual haremos “lobby” a fin de interactuar, primero para conseguir la decisión política y presupuestaria, y luego, para asegurarse de una ejecución bajo los mejores estándares de calidad y de los criterios y fundamentos socio-antropológicos e históricos de cada proyecto o iniciativa.

Finalmente, estoy convencido que los signatarios de la “Iniciativa Bicentenario” tendremos mucha actividad en el futuro inmediato, confiando en que encontraremos la mejor receptividad de nuestros interlocutores internos e internacionales, tal como lo empezamos a percibir en esta fase inicial de elaborar una propuesta cultural, misma que puede ser mejorada permanentemente. Nuestro profundo agradecimiento a los primeros países amigos que han respondido positivamente a nuestro llamado y que el gobierno de la República se empodere de esta iniciativa patriótica.


Valora este artículo
(5 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO