banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Contrariado mensaje migratorio de Estados Unidos



puertaPor: Ricardo Puerta

Tegucigalpa.- “Agarren a esos indios y depórtenlos”, probablemente ésa sea la frase de mando que aún flota en la errática mente de Donald Trump,

Presidente de Estados Unidos; el Ejecutivo más potente del mundo por su hegemonía  tecnológica, militar y económica;  cuando al mismo tiempo,  ese país se proyecta en los estados-miembros de las Organización de las Naciones Unidas, organismos de cooperación y de las sociedades civiles de los países como el   “defensor  por excelencia” de las causas humanitarias y de los derechos humanos.

La caravana migrante,  inicialmente formada por un pequeño grupo de hondureños,  en su ruta al andar, se convirtió en una manifestación masiva, multinacional. Marcando con ello “un antes y un después” en la historia migratoria de Honduras,  de Centroamérica y México. Empezó por una simple convocatoria en Honduras por un político “de bajo perfil”  y trascendió fronteras, con titulares mediáticos mantenidos por más de un mes en medios de comunicación de todos los continentes.

 Fue también un hito para Estados Unidos.  Demostró  que  la compasiva y generosa sociedad civil estadounidense,   globalmente ejemplar por valores que demuestran su esencia humanitaria y de protección y defensa de los derechos humanos, pasó a ser otra “marca más” del país.  

Ese gran atractivo de la civilización estadounidense, más bien cayó en el ámbito degradado de la propaganda estatal,  ante las noticas y análisis de los hechos sucedidos y comprobados.

El ciudadano común de estos países  no  entiende que para defender la seguridad y soberanía del territorio estadounidense,  “contra invasiones de migrantes civiles no armados, carentes de entrenamiento militar”,  haga falta de antemano, criminalizar a migrantes y además, militarizar la frontera con  6,000 militares armados. Menos entendible si van asignados con la autorización previa de sus superiores estadounidenses para usar  “como medios disuasivos”, tiros de goma disparados a mansalva, y peor aún, gases lacrimógenos contra “el enemigo”, dejando la duda si son los mismos que están proscritos universalmente, incluso por la normativa de las fuerzas armadas de los Estados Unidos de América.

Lo sucedido en la frontera de Tijuana con el país del norte, quedó ejemplificado en una foto denuncia, donde se ve una multitud de miembros de la caravana, corriendo  despavorida en varias direcciones, y al frente de la foto, resalta la figura de una madre aterrorizada, que huye de la escena,  agarrándoles  las manos a sus hijos menores,  para protegerlos.

En conclusión, lo sucedido en la frontera de Estados Unidos con México,  con respecto a la caravana, en vez ejemplificar y proyectar  las  valores tradicionales de los gringos– investigación de lo sucedido, basada en la verdad, en pruebas y evidencias -  más creencias en la igualad política, la dignidad humana basada en derechos naturales personales y en la soberanía del poder popular, todos aún por emular en Honduras, más bien nos remontan a actos y épocas detestables,  que la humanidad quisiera olvidar.

Más de Ricardo Puerta


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO