banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Chivo expiatorio



cosenzaPor: Luis Cosenza Jiménez

Los políticos son enteramente predecibles. Cuando se ven acosados por una avalancha de malas noticias, se las ingenian para promover otra noticia que les favorezca y opaque a las noticias negativas.

Eso es exactamente lo que ocurrió la semana pasada cuando frente a una multitud de noticas negativas que afectan directamente al gobierno se dijo que se obligará a EEH a que devuelva dinero a los consumidores de la ENEE. Supuestamente EEH ha facturado incorrectamente a los clientes, por lo que se le obligará a que devuelva lo que hubiera sido facturado en exceso. Al parecer, una idea justa y correcta, pero en realidad se trata de sacrificar a un chivo expiatorio en el altar del populismo. Permítanme explicar por qué.

Lo que no se ha dicho es que EEH solo factura, y no recauda, el costo de la energía eléctrica que consumimos. Los consumidores pagamos nuestro consumo en la banca, y esta transfieren lo recaudado a los dos fideicomisos que la ENEE tiene en sendos bancos. En otras palabras, lo que pagamos va directamente a los fideicomisos y cuentas de la ENEE. Siendo esto así, EEH no puede devolver lo que no capta. Por lo tanto, si hubiera algo que devolver, esto saldrá de los bolsillos de la ENEE, lo cual agravará su permanente déficit. Por supuesto que EEH gustosamente devolverá los fondos de la ENEE ya que haciéndolo no se verá afectada en absoluto. Es realmente increíble que pretendan que creamos que con esta medida se estará castigando a EEH.

Si en efecto EEH ha actuado incorrectamente, lo cual no será fácil demostrar, entonces lo que procedería es aplicarle las sanciones que estipula el contrato suscrito con Coalianza. Si EEH actuó mal, eso solo puede ser porque leyó mal el contador o porque aplicó mal la tarifa aprobada por la CREE. Ambos extremos me parecen poco probables. Es posible que todavía algunos clientes no cuenten con medidores, en cuyo caso habría que estimar su consumo y el estimado puede ser sujeto de discusión. No obstante, lo primero que habría que investigar es por qué todavía no se ha instalado medidores a todos los usuarios. Si ha habido negligencia de parte de EEH, entonces podría caber una sanción. Pero si no ha habido negligencia y las acciones del gobierno o la ENEE les ha dificultado o impedido la instalación de medidores, entonces EEH estaría libre de culpa. En cualquier caso, sin una investigación seria, imparcial y exhaustiva no puede aseverarse que EEH es culpable de alguna violación contractual. Si se trata de aplicarles arbitrariamente una multa, entonces tendremos una disputa que deberá zanjarse según lo que estipula el contrato con Coalianza.

Si no se actúa con prudencia y seriedad terminaremos demandados en tribunales nacionales e internacionales. El manejo de un contrato que ronda los mil setecientos millones de dólares no es un tema para párvulos o aficionados, menos aún para demagogos populistas. Como he dicho en reiteradas ocasiones, el contrato que firmaron con EEH es nocivo para la ENEE y sus finanzas, pero los señores del gobierno sabían esto y aún así procedieron a la firma del mismo. Ahora critican el contrato que ellos mismos adjudicaron y atacan a la empresa que ellos escogieron, a pesar de ser la única que presentó oferta en la licitación que en su momento promovieron. Como también he manifestado, un error no se corrige cometiendo otro. Un contrato leonino, otorgado conscientemente por el Estado, no se remedia mediante una violación al estado de derecho.

Al final, además de la cortina de humo que pretenden crear mediante la noticia de la devolución de los dineros de la ENEE, preocupa que haya otras razones para atacar y, eventualmente, cancelar arbitrariamente el contrato con EEH. Hay quienes opinan que, entre otras cosas, lo que se busca es que resurja la tristemente célebre SEMEH, la empresa que anteriormente leía los medidores y que facturaba a nombre de la ENEE. La ENEE se ha convertido en un embudo, donde por la parte más ancha ingresan los pagos que hacemos los usuarios, y por la parte más estrecha salen los pagos a los afortunados dueños de los jugosos contratos, tanto algunos generadores privados, como la misma EEH. Recordemos que los socios hondureños de EEH ya vendieron su participación accionaria a los colombianos logrando una magnífica ganancia en el proceso. Como ya lo ha dicho ASJ, es urgente que el Ministerio Público investigue lo que ha venido aconteciendo en la ENEE. Las noticias concernientes a la devolución de dineros que no son propiedad de EEH son tan solo un esfuerzo por desviar la atención. No permitamos que nos manipulen.

Más de Luis Cosenza Jiménez


Valora este artículo
(4 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO