Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

icono buscar

Hernández espera “debate de altura” en el Legislativo sobre reformas al Código Penal



El presidente Hernández en la reunión este día con autoridades de la CSJ y Fusina. El presidente Hernández en la reunión este día con autoridades de la CSJ y Fusina.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El presidente Juan Orlando Hernández expresó este día que espera “un debate de altura” por parte del Poder Legislativo en torno a reformas al Código Penal tendientes a tipificar el delito de terrorismo y otras figuras delictivas como parte del combate a la inseguridad que se libra en Honduras.

Dijo que la reunión de este martes con funcionarios de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y autoridades de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) para tratar las reformas al Código Penal sobre nuevas figuras delictivas, fue de mucho provecho.

“Fue una discusión muy enriquecedora, como se sabe el Congreso solicitará por obligación constitucional la opinión del Poder Judicial, pero de fondo los que están en esta reforma es el espíritu de lo que los miembros de Fusina creen que necesitan para darle seguridad, paz y tranquilidad al pueblo hondureño”, arguyó.

El jefe del Ejecutivo citó que en el siglo pasado los temas de terrorismo estaban ligados al tema político e ideológico, sin embargo ahora es otra historia.

“¿Cuál es el efecto en una colonia o un barrio cuando un grupo de pandilleros corre la voz de quien siga viviendo en esa colonia, a pesar de ser dueño de esa casa, si no se va le van a quitar la vida. Causa eso terror o temor?”, interrogó Hernández.

A renglón seguido interrogó que “¿cómo se debe interpretar el pleito por territorio entre dos maras diferentes, cuando ellos le dicen a la población: ‘el que manda aquí somos nosotros’, es o no eso la suplantación del Estado”.

Hernández exteriorizó que espera que el Congreso Nacional interprete el verdadero sentir lo que ha vivido el pueblo hondureño.

Pidió ver lo que sucede ahora mismo en Europa, medio oriente, Estados Unidos, México, Guatemala o El Salvador y lo que sucedió en Honduras.

“Todos queremos vivir en paz, pero eso no se logra de la noche a la mañana, ni con las mismas reglas de una realidad de hace 50 años en términos legislativos, esa es la reflexión a la que estamos abocados a este momento”, indicó.

Reflexionó que “hay un patrón que hemos descubierto que nos lleva a la conclusión que antes no se daba y ahora se da el ataque a un policía militar por decir un caso un agente que custodiaba la casa del pastor (Jorge) Machado. ¿Qué significa esta muerte en la circunstancia que ocurrió? Buscaron generar terror, infundir miedo en la Comisión Depuradora o entre los que tomamos decisiones al respecto”.

Reafirmó que el paquete de reformas al Código Penal ya está en el Congreso Nacional. “Esperamos un debate de altura y que se apruebe lo que corresponda en beneficio del pueblo hondureño”, concluyó.

No es propaganda política

El gobernante también advirtió que “porque consideran que este es un año político, el pueblo hondureño deja de sufrir las consecuencias de la delincuencia, me parecen que están equivocados”.

“El político comete el error de no dimensionar la realidad de lo que vive el pueblo hondureño. Cuando hay esa separación en lo que respecta a la ciudadanía y lo que interpreta el pueblo y no son coincidentes (los políticos), ese es un grave error”, afirmó.

De tal manera, que dijo que la lección que se debe de aprender es que el pueblo está presto para que se le brinden soluciones y “para ello estamos nosotros como autoridades”.

“Si alguien cree que porque es un año político, la realidad tiene que cambiar para los operadores de Fusina y de justicia, y para el pueblo que sufre, yo lamento no coincidir con los que le quieren dar ese matiz político”, remarcó.

La exigencia de las reformas

El titular del Ejecutivo señaló que miembros de Fusina le dicen que se tienen que hacer las reformas debido a la serie de acciones en materia de seguridad que se han ejecutado en los últimos años.

“Necesitamos una nueva normativa que se ajuste a la realidad que estamos viviendo. Esa normativa tiene que aprobarla el Congreso Nacional”, apuntó el mandatario, al tiempo que aseveró que es su deber como jefe de Estado acompañar con todo a los operadores de Fusina.

Asimismo, apuntó que las reformas también abarcan al tema penitenciario. “Este año se construirá el nuevo sistema carcelario, donde ya no será como castigo ir al módulo de máxima seguridad”, sino que va a ser normal.

De “un individuo altamente peligroso por qué debe de considerarse algo extraordinario si está privado de libertad; no tenemos por qué tenerle consideraciones de lo que dice la palabra, privado de libertad”, puntualizó.

Añadió que también se deducen responsabilidades a funcionarios y personal que trabaja en el Instituto Nacional Penitenciario por no cumplir las reglas.

“Si (esos funcionarios) están pensando que esto es lo mismo que antes, están equivocados, y tienen que actuar diligentemente y tienen que apegarse a las reglas todos los días", dijo Hernández.

Afirmó que, “si también no actúan diligentemente al poner a la orden de un juez que necesita un privado de libertad en una audiencia, tiene que deducirles responsabilidades”.

Por otra parte, el presidente Hernández dijo que corresponde a los jueces decidir si los acusados por el caso de corrupción del Instituto Hondureño de Seguridad Social son recluidos en la cárcel de máxima seguridad de Ilama (Santa Bárbara), más conocida como El Pozo.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO