banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Se empieza a halar la cobija, pero hay mucho tapado que tiene que descubrirse, Garachana sobre corruptos



Ángel Garachana Pérez, presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras. Ángel Garachana Pérez, presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - “Se está empezando un poco a halar de la cobija, pero hay mucho tapado que tiene que descubrirse y el trabajo hay que hacerlo. Hay que ser honestos, claros, de manera que llegue el momento en que la corrupción en Honduras esté completamente desterrada”, remarcó este lunes el presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, Ángel Garachana Pérez.

- La serpiente sigue mordiendo a los más débiles, los poderosos y fuertes no son fácilmente judicializados y sentenciados. “Aún se necesita una profunda transformación del sistema”, agregó.

En entrevista con la cadena radial HRN, el líder católico dijo que no se puede soslayar que el país atraviesa un momento de crisis. “Hay crisis personales y crisis sociales, la nuestra es una crisis de sociedad, pero lo importante es ver cómo reaccionamos ante la crisis, qué actitudes tomamos, qué comportamientos”, estimó.

Dijo que será importante determinar qué actitudes tomaremos como sociedad para que la crisis nos lleve a una purificación y a un crecimiento como personas y como sociedad.

Garachana Pérez estimó que la corrupción en Honduras “es uno de los problemas más graves” que tienen su raíz en temas económicos, sociales y políticos.

“El Papa Francisco subraya que el corrupto difícilmente cambia porque además se cree hombre de éxito porque no acepta que está realmente pecando, ese es un problema grave y hay que afrontarlo para superar la impunidad”, indicó.

Adicionó que la corrupción está incrustada muy profundamente en toda la estructura económica y política del país.

En torno al papel de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), citó que “cuando comenzaron a tocar intereses, ahí vinieron las protestas. Mientras su comportamiento no afectaba a nadie seriamente era tolerada”.

La cabeza de la Conferencia Episcopal valoró los avances en cuanto a la lucha contra la corrupción en Honduras, aunque reconoció que queda mucho por hacer.

Aseveró que los corruptos buscarán todos los medios legales para defenderse e incluso usarán métodos para acusar a otros.

Recomendó forjar la conciencia ética y social, así como la profesionalización de las instituciones. “Si la Fiscalía General no cumple su función, si la Corte Suprema ni el Poder Judicial cumplen su función, entonces seguiremos con la corrupción”, puntualizó.

Concluyó que “un sistema judicial que no es transparente, ético y justo está radicalmente corrompido. Una justicia injusta, ese es el problema”.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO