baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Estatales en severas crisis financieras complican su futuro



Estatales en severas crisis financieras complican su futuro
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - Las empresas y organismos estatales hondureños vinculados al sector económico se encuentran en crisis la mayoría de ellos, lo que deja un panorama oscuro para los meses y años venideros sobre el futuro de estos y los servicios que prestan.

- Las empresas estatales tienen pérdidas operacionales y otras dedican la mayor parte de sus recursos a pagar salarios altos.

- Las crisis en las estatales han llegado a su pico, pero se arrastran de hace décadas sin que las mismas hayan sido atendidas adecuadamente.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) y Coalianza, entre otros han estado en el debate público por su situación financiera y la calidad de servicios que prestan a los consumidores.

Igualmente, el futuro de estas está comprometido, ya sea porque el servicio que prestan está evolucionando tecnológicamente, sin poder las estatales ponerse a día o bien porque producen un bien caro y lo comercializan a precios bajos.

En otros, es la carga de los contratos colectivos sobre los presupuestos, demasiado pesada, lo que hacen inviables sus operaciones o los costos son elevados en base al servicio prestado.

Peligro de apagones

La primera empresa de Honduras, tanto estatal como privada, la ENEE enfrenta una crisis financiera y de gestión que obligó al gobierno dar un golpe de timón y designar a Marlon Táboracomo el responsable de guiar a un equipo que estructure una nueva política para rescatar la empresa y que ponga orden en todo el sector.

Tábora fue claro al señalar que no se trata solo de salvar financieramente a la empresa para que haga frente a las deudas con los generadores, sino que el objetivo es reestructurar todo el subsector eléctrico.

Es un problema estructural, rescatar a la ENEE, fortalecer la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), crisis que no será solventada con “espejitos”, señaló el funcionario, que coordina el Gabinete Económico y que es embajador del país en Washington.

La deuda de la ENEE es superior a los 50 mil millones de lempiras y la misma es una de las razones para que el Fondo Monetario Internacional (FMI), no aceptara iniciar negociaciones para firmar un acuerdo con el gobierno de Honduras.

La situación es tan grave que el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffi, advirtió que si la ENEE no resuelve el problema, Honduras está a las puertas de apagones.

Banadesa

Por su lado el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola enfrenta el problema de que no tiene los recursos suficientes para poder cumplir con sus obligaciones de financiar al sector productivo agrícola.

Banadesa, desde su génesis con el Banco Nacional de Fomento (Banafon), ha tenido el problema estructural de conceder créditos, pero es incapaz de recuperar los mismos, ya que son eternas las condonaciones solicitadas, ya sea porque se pierden las cosechas por exceso de lluvias o por la falta de estas, según arguyen los morosos de la institución crediticia. También se ha hablado de que la entidad ha servido en varios de sus tramos para favorecer con empréstitos impagables a sectores de poder o allegados al mismo.

Igualmente, al frente de Banadesa se han colocado figuras con poca formación o experiencia en banca, además de que los intereses políticos predominan sobre los técnicos.

Sectores productivos denunciaron que existía un plan para cancelar Banadesa, pero esa línea fue rechazada por el gobierno, que señaló que buscan como mejorar el banco.

Lo que sí hizo el gobierno, por medio de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), fue designar dos administradores, Marco Antonio Cano y Roberto Jerez, los cuales se encargarán de la gestión del mismo.

El Superintendente de Bancos de la CNBS, Evin Andrade, anunció que Banadesa tendrá un déficit de 120 millones de lempiras este 2019, por lo que es difícil hablar de una recuperación financiera, ya que conceden créditos al dos por ciento anual, lo que imposibilita cubrir los gastos administrativos.

Igualmente explicó que Banadesa dejará de percibir 1 mil 400 millones de lempiras en intereses que se tienen en suspenso y que se podrían condonar.

Igualmente, el funcionario detalló que la deuda histórica del banco es de 2 mil 600 millones de lempiras.

Hondutel con retraso tecnológico

Mientras Hondutel sufre una sangría de clientes que abandonan el servicio tradicional de línea física cada año y se concentran en los servicios de telefonía celular, unida a los datos de conexión a Internet.

La empresa, una vez considerada la “gallina de los huevos de oro” del gobierno por las transferencias que realizaba, cerró el 2018 con pérdidas superiores a los 180 millones de lempiras.

Los planes de competir con telefonía móvil y acceso a Internet fracasaron debido a la falta de inversiones, las cuales si realizan las empresas del sector privado que si prestan dichos servicios.

En enero de este año Hondutel continuó con su hemorragia financiera al perder más de 13 millones de lempiras.

La empresa solo es capaz de competir con un servicio que fue efectivo en el siglo pasado (SXX), pero que en el actual ya no atrae a los clientes, especialmente a los jóvenes.

Infop, un barril sin fondo

El Instituto de Formación Profesional (Infop), a cargo de formar la nueva generación de trabajadores calificados para el sector privado, se encuentra también en plena crisis de identidad y de financiación, ya que en este mes de febrero vence el plazo dado por el sector empresarial para una reforma profunda, de lo contrario suspenderán el pago de cuotas, al que los obliga la ley.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) ha liderado la idea que el Infop debe ser reestructurado, de manera que los recursos que aporten sirvan para formar mano de obra calificada, algo que no ocurre actualmente, según los empresarios.

El Cohep sostiene que aportan más del 90 por ciento del presupuesto del Infop, pero que la institución destina al pago de gasto administrativo más del 70 por ciento de los recursos y poco se dirige a la formación técnica del obrero.

El presidente Juan Orlando Hernández admitió que el Infop no está dando el ancho y prometió revolucionar la institución, ya que dijo que con 1,000 millones de lempiras de presupuesto se puede hacer mucho.

Los empresarios y la misma administración del instituto señalan que el contrato colectivo absorbe muchos recursos y que los salarios están fuera de control. 

Coalianza

Mientras la entidad responsable de estructurar y organizar las inversiones extranjeras bajo la modalidad de la Alianza Pública-Privada, Coalianza, también se encuentra virtualmente paralizada por la falta de nuevos proyectos.

El último proyecto conocido que es concesionar el puerto de El Henecán de San Lorenzo enfrentó a la dirigencia del Cohep con los comisionados de Coalianza, ya que el organismo empresarial denunció la falta de competencia en el mismo.

Asimismo, el rechazo de sectores poblaciones a muchos proyectos, especialmente los viales por el pago de peajes, ha reducido el apetito de los inversionistas por llegar al país.

Coalianza no tiene muchos proyectos y los mismos empleados han denunciado la falta de pago de salarios que les adeuda por varios meses.

Asimismo, se conoció que la mayoría de los comisionados ya se les venció el tiempo por el cual fueron electos por el Congreso Nacional y todavía no han sido sustituidos.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba