Logo
Imprimir esta página

Alarmante cultivo y producción de marihuana demanda nuevas estrategias en Honduras



Alarmante cultivo y producción de marihuana demanda nuevas estrategias en Honduras
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa Para contrarrestar los alarmantes cultivos de marihuana en el país, expertos recomiendan que se elaboren nuevas estrategias de inteligencia y de operaciones a fin de combatir este mal que se propaga por el país, especialmente en cuatro departamentos que concentran la mayor parte de la producción del alucinógeno.

- Colón, Olancho, Yoro, denominado el corredor del narco, constituyen la zona donde más decomiso de marihuana se hicieron el año que está por concluir.

- Este 2018 se han decomisado 7.1 toneladas de marihuana en Honduras. En total, desde 2014, desde que entró en operaciones Fusina la cifra alcanza las 74 toneladas.

- Se anuncia para 2019 la Fuerza Nacional Contra el Narcotráfico.

Pese a las constantes estrategias desarrolladas en la persecución del cultivo, producción y distribución de la marihuana, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), señala que hay cuatro departamentos donde más han dirigido sus operaciones contra redes criminales, que en su ambición por desafiar la autoridad no han tenido éxito, al menos en este 2018.

Sin embargo desde el punto de vista militar, médico y social, ya son necesarias nuevas estrategias de inteligencia para contrarrestar este flagelo a nivel nacional y regional, así lo consideraron varios sectores consultados por Proceso Digital este viernes.

José Coello, vocero de Fusina.Las organizaciones criminales han tenido que desarrollar también sus estrategias de inteligencia para tratar de burlar la autoridad, son gente muy especializada que sabe identificar puntos donde probablemente es imposible llegar, dijo inicialmente José Coello, vocero de Fusina.

Vale la pena señalar que este es el año con menos decomiso de marihuana, en relación al último lustro, aunque lo que llama la atención es que se acentúo en cuatro departamentos.

En la nota diaria es común el relato de decomisos fuertes de marihuana, especialmente en las zonas del narcotráfico en Honduras. Esta droga constituye la de mayor consumo en el país por su bajo costo.

Los cultivos de marihuana parecen no encontrar resistencia en su expansión por la geografía del país

Olancho y Yoro los departamentos 
donde más se cultiva marihuana

En ese sentido, Coello confirmó  que los departamentos donde más se ha decomisado marihuana son: Olancho, Yoro, El Paraíso y Francisco Morazán. Que en total ya suman 15 mil 699 libras de marihuana contabilizadas al cierre de este año, que sin embargo representan una leve reducción en cuanto al decomiso, esto representan algunas 112 mil plantas destruidas.

El oficial de comunicaciones de Fusina, José Coello, dijo que esta droga es una de las que más se consume en país debido a su bajo costo y por la fácil preparación, ya que no requiere procesos sofisticados para en llegar condiciones aptas para el consumo. Asimismo, destacó que continúan ejerciendo esfuerzos para contrarrestar este flagelo.

Recordó que “desde que Fusina entró en funciones -enero 2014- ha hecho fuertes decomisos que representan operaciones constantes contra la producción de esta droga en el país. En casi cinco años los decomisos de marihuana ya superan las 163 mil 548 libras decomisadas.

Según cifras oficiales, en el 2014 fue el año que más plantaciones de marihuana se ha decomisado con un total de 63 mil 376 libras, ya para el 2015 se redujo en más del 50 por ciento con 31 mil 055 en libras; el 2016 incrementó a 36 mil 523 y el 2017, debido a las fuertes operaciones se contabilizaron 16 mil 895.

Un cultivo de aproximadamente cinco mil plantas de marihuana fueron incautadas por agentes de la Policía Nacional el 16 de octubre de 2018 en Olancho.

Coello consideró que “la disminución en cuanto al decomiso no es porque las fuerzas de seguridad del Estado hayan bajado la guardia, sino que se han ido desarticulando bandas dedicadas, al cultivo y preparación de este alucinógeno, de igual forma se han atacado los puntos donde se tenían enormes plantaciones de marihuana”.

Agregó que “es por eso que Fusina no solo ataca los puntos de distribución, sino los de elaboración de grandes plantaciones, donde las aseguramos y la incineramos, estamos en constante alerta porque normalmente los cultivos de esta droga se da en zonas de difícil acceso y pocos vigilados, solo se pueden localizar a través de operaciones aéreas”.

“Solo este año tenemos 1 mil 204 personas detenidas por tráfico de drogas, para un total de 5 mil 443 desde que entramos en operaciones en 2014; también 14 narco laboratorios asegurados y destruidos, pero en este año apenas se identificó uno de ellos; de 2014 al 2016 fueron los años donde más droga se contabilizó, por lo que en los últimos dos años hay una gran reducción”, explicó el vocero castrense.

Es común el hallazgo de plantaciones de cannabis en lugares donde antes se sembraban granos básicos.

Consideró que “la producción de esta droga tiene intenciones de comercializarse de manera interna, podría ser que una mínima cantidad podría traficarse fuera de las fronteras. (…) Olancho, Yoro, Colón y parte de La Mosquitia; cuentan con sectores que son selvas tropicales, zonas montañosas, no hay acceso a carreteras, es por eso que las estructuras criminales buscan lugares propicios en cuanto al clima y una topografía difícil para las autoridades”. 

Puntualizó que las acciones para el próximo año se van a intensificar, por medio de nuevas y avanzadas estrategias de seguridad, para evitar que los criminales de este negocio evadan la justicia; se vienen cambios operacionales y próximamente entra en funciones la nueva Fuerza Nacional Contra el Narcotráfico que se va a sumar a las operaciones de Fusina.

Intensificar estrategias de persecución

El sociólogo, Eugenio SosaA criterio del sociólogo, Eugenio Sosa, ya ratos se venía sospechando en Honduras, del crecimiento de producción y procesamiento de narcóticos, los grupos encargados del tráfico de drogas se han fortalecido, pese a las capturas de líderes de carteles, el negocio está proliferando y la marihuana es una de las drogas más diversificadas, ya que procesar cocaína es más complejo, mientras que esta puede seguir siendo rentable, sigue teniendo demanda y es de menos complejidad, para someter la producción en países como el nuestro.

Según Sosa, “pese al tema de las extradiciones, el problema es que Honduras está adoleciendo de una estrategia anti crimen organizado, de combate al crimen organizado y narcotráfico, por lo tanto solo cuidarse a nivel de las expectativas de las extradiciones, que podrían ser muy bajos o pequeños; el hecho de que se haya concentrado en combatir el tránsito de drogas por las fronteras, ha hecho que se descuiden las acciones contra la producción de otros tipos de drogas como la marihuana”.

El sociólogo, lamentó que “las generaciones más jóvenes están siendo afectadas por el consumo este tipo de droga, el problema es que así como la producción de marihuana puede diversificarte más entre estratos más populares porque tienen más alcance; porque no es tan cara como la cocaína, entonces se convierte de fácil acceso para los jóvenes o los consumidores”.

El Estado se deben ejecutar campañas de prevención dirigidas a los jóvenes, en el sentido que eviten inmiscuirse en el consumo de este alucinógeno.

Sin embargo cree que “la producción de droga es igual al rol de la economía, ya que se producen procesos de encadenamiento, producción, procesamiento y los que hacen los contactos para distribuirla dentro o fuera del país, hay un consumo interno fuerte, pero también hay un mercado fuerte fuera del país, incluso países del primer mundo se han convertido en importadores; esto crea redes, toda esta mirada integral y transnacional deben estar conectados con grupos de afuera de otros países”.

“Debe haber una colaboración entre los países fronterizos, para hacerle frente a este flagelo, ya que Centroamérica a pesar de ser una región tan pequeña, carece de políticas articuladas de manera regional, tiene una mirada muy corta en cuanto a políticas de seguridad y muchas veces hay pocos esfuerzos en temas de prevención y de combate, hay quedarle carácter transfronterizo”, concluyó.

Droga de fácil acceso

Alex Santos, IhadfaY para el director del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (IHADFA), Álex Santos, hay un sector que está siendo afectado, porque a muy temprana edad los adolescentes están experimentando el consumo de marihuana y otro tipo de drogas, es lamentable que se den esos escenarios en niños hasta de 12 años en delante.

La población hondureña no está preparada para este consumo, hay un desmedido uso en menores de 18 años, es necesario que se intensifique a productores y distribuidores, pero más que eso se tiene que castigar judicialmente a los responsables.

El doctor Santos externó que “ojalá que se legisle para que se persiga este delito, que no se legalice como en otros países, porque como país no estamos preparados para su uso medicinal ni de ninguna otra forma, debemos saber que entre menos acceso se tiene a este tipo de drogas es mucho mejor, pero hay que contrarrestar el fácil acceso y desmedida distribución”.

El alarmante consumo de marihuana pone a los jóvenes hondureños en línea de muerte debido a las incidencias que conlleva este tipo de adicción, confluyen varios analistas.

Continuó que los jóvenes hondureños están teniendo daños psicosociales que pueden ser irrecuperables, por los traumas que generan, hay repercusiones serias, ya que en unos años de consumo hay grandes daños cerebrales debido a la cantidad de alucinógenos consumidos; el joven lo toma una moda; otros por lo problemas socioeconómicos y lo ve como una forma de escape.

Los menores están siendo inducidos en este camino, el sector más afectado es la familia y por ende la sociedad; y quienes inducen deberían ser castigados, se tiene que investigar más y no cesar en la persecución de este delito. Pero los padres deben estar atentos a los cambios de conducta, vestuario, amistades, porque pueden ser indicios de que un joven ya sea parte de un sector consumidor, sugirió el galeno.

Quienes caen en las garras de este vicio, necesitan acompañamiento familiar en primer lugar, porque la dirección psicológica, psiquiátrica es un proceso largo y constante, estos esfuerzos de las instituciones gubernamentales no deben ser indiferentes necesitan ese respaldo, concluyó Santos.

Trabajo articulado entre Policía y municipalidades

Omar RiveraPara el depurador de la Policía hondureña, Omar Rivera, los cultivos de marihuana son más fáciles de detectarlos si existe una articulación de acciones entre los entes operadores de seguridad y justicia, y los gobiernos locales.

Sin duda alguna, nadie más informado que los alcaldes, regidores y funcionarios municipales, por lo cual su aporte a la lucha contra el narcotráfico es fundamental; ellos -los ediles- pueden fácilmente aportar datos, información e insumos claros para investigar, acusar, juzgar y castigar a los que transitan por el camino de lo ilegal, dijo.

Reflexionó que debe existir un trabajo coordinado y complementario entre la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, el Ministerio Público (MP) y las Corporaciones Municipales para evitar que en los territorios rurales se cultive marihuana y coca; los esfuerzos articulados asegurarán que se identifican áreas de cultivo y a quienes cuidan de ellos, y a quienes son los auspiciadores y propietarios de los mismos. 

Finalizó que se requiere que los operadores de seguridad y justicia, y agencias antidrogas vayan al interior del país a verificar que tan generalizado es el cultivo de marihuana; urge y urge hacerlo en coordinación con las municipalidades.

 

Valora este artículo
(2 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.