porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Hondureña relata pesadilla que vivió durante paso de huracán Michael



Hondureña relata pesadilla que vivió durante paso de huracán Michael
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – Encerrada junto a su hijo en un baño durante cinco largas horas, la hondureña Olga Guy, relató a un canal local la pesadilla que vivió durante el paso del huracán Michael por Panamá City, Florida, donde reside y donde el ciclón causó estragos.

“Amanecimos muy bien con vida gracias a Dios, pero la verdad es que, al salir de la casa, las esperanzas de volver a iniciar una nueva vida son muy pequeñas, no hay árboles, no hay carretera, no hay comunicación, no hay servicios públicos, no hay electricidad, los vecinos estamos ayudándonos unos a otros, prestándonos los teléfonos, viendo si alguien necesita ser ayudado”, reseñó.

Añadió que fue “algo muy impactante” y señaló que ella siguió las instrucciones de las autoridades que emitieron la orden de evacuar las zonas A, B y C y ella vive en la zona E de Panamá City, cuando el huracán todavía estaba en categoría tres.

Indicó que ella trató de evacuar dos veces, pero el tráfico era demasiado intenso y le tocó vivir junto a su hijo de 10 años las cinco horas más horrorosas de su vida.

“Realmente fue el impacto más grande que yo he tenido en mi vida, la cosa más fea que he vivido, a las 10:00 de la mañana quitaron la luz y empezó a llover y a hacer un poco de viento y cuando llegaron las 12:30 del día los vientos comenzaron a elevarse y abrí la puerta de enfrente para ver que estaba pasando y vi que el árbol de la casa de enfrente se había caído y dije Dios mío tengo que hacer algo”, apuntó.

En ese sentido, agarró el colchón de la cama de su hijo, la puso encima de la tina que es la recomendación, y tenían agua, alimentos, teléfono y medicinas. “Nos encerramos en el baño y empezamos a orar por un milagro, estuvimos por más de cinco horas en el baño y yo podía escuchar como se levantaba el techo, como se reventaban las ventanas de mi casa, como pasaban las láminas de los techos pasando por la calle, se escuchaban como bombas, no hubo mucha lluvia, era más que todo viento y también tuvimos varios tornados”, acotó.

“Dios mío haz un milagro, mi hijo lloraba y gritaba, sinceramente yo no creía que íbamos a salir con vida”, añadió la hondureña quien ahora da gracias al Señor por haber salvaguardado su vida.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO