banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Más de 50 millones de latinoamericanos viven en EE.UU. y Canadá, según la OIM



Washington - En el continente americano viven 57,5 millones de inmigrantes procedentes de Latinoamérica y el Caribe, y de ellos 50 millones eligieron Estados Unidos y Canadá como países de destino, indicó hoy la Organización Internacional de la Migración (OIM).
 
El representante regional de la OIM para el Cono Sur, Juan Artola, adelantó en una videoconferencia de prensa los datos del informe "Migraciones en el mundo 2010", que el organismo con sede en Ginebra (Suiza) hará público el próximo 29 de noviembre.

De los más de 57 millones de latinoamericanos y caribeños que han decidido abandonar su país natal y moverse dentro del continente, sólo siete millones eligieron países de Suramérica y Centroamérica, y el resto se dirigieron hacia el norte, según explicó.

Estados Unidos, que acoge a un quinto de la población migrante del mundo, sigue siendo el principal país de destino dentro del continente, con casi 42 millones de latinoamericanos viviendo en su territorio.

Canadá, por su parte, acoge a más de siete millones de inmigrantes de Latinoamérica y el Caribe.

"Suramérica se ha convertido en una región expulsora de migrantes", dijo Artola desde Buenos Aires (Argentina) en la videoconferencia, en la que también participaron funcionarios de Washington y Ciudad de México para presentar la primera parte del trabajo de investigación "Migración y Seguridad Social en América".

El informe es un esfuerzo conjunto de la OIM, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Centro Internacional de Estudios Económicos y Sociales (CIEES).

Los cuatro organismos se propusieron compilar una "radiografía" de la relación entre la inmigración y el derecho a la seguridad social en el continente, para lo que revisaron los convenios que ha firmado cada país en la materia.

Además, analizaron la postura que han tomado al respecto organismos de integración como Mercosur y Caricom, para "compararlos entre sí, llamar la atención de los gobiernos e impulsar la firma de convenios sobre seguridad social", explicó a Efe Araceli Azuara, responsable del Programa de Migración y Desarrollo de la OEA.

Aunque el informe no ha logrado identificar qué proporción de migrantes carecen de prestaciones de seguridad social en los países de destino, sí llama la atención sobre la "desprotección total" a la que se enfrentan los inmigrantes
ilegales, que siguen superando con creces a los legales, indicó Azuara.

Pero aún entre los que tienen papeles, existe "una tendencia mucho mayor a buscar trabajo en el sector informal que en el formal", lo que aleja también a este grupo de la protección sanitaria y educativa y del sistema de pensiones del país.

En este sentido, la principal conclusión del informe es un sólido apoyo a la creación de programas de empleo temporal, una vía "frecuentemente demonizada" por su inestabilidad a largo plazo, pero que "ofrece la posibilidad de promover la migración cualificada de forma ordenada", según Azuara.

Además, los organismos consideran que las políticas de seguridad social de los países deben ir acompañadas de políticas de inserción en la sociedad para los inmigrantes, y complementarse con medidas que permitan "el libre movimiento de la mano de obra".

Una vez completado este primer paso, los organismos se centrarán ahora en una segunda fase, que esperan tener lista en 2011, en la que analizarán tres de los mayores flujos migratorios en el continente: el de México a Estados Unidos, el que va de Nicaragua a Costa Rica y el de Paraguay a Argentina.

En una tercera entrega del informe, prevista para 2012, esperan tener una base suficiente para formular propuestas concretas a los gobiernos y organismos internacionales, que puedan extrapolarse para "ayudar a la persona de carne y hueso", concluyó Azuara.

Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba