Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

Con quema de pólvora, capitalinos despiden el 2016 y dan la bienvenida al 2017



Con quema de pólvora, capitalinos despiden el 2016 y dan la bienvenida al 2017
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa –La capital hondureña literalmente volvió a tronar en la celebración para despedir el año viejo y dar la bienvenida al 2017, pese a la ordenanza municipal que prohíbe la comercialización, distribución y uso de pólvora en el Distrito Central.

Al igual que el pasado 24 de diciembre, en barrios y colonias capitalinas la pólvora fue la atracción con la quema del año viejo a través o monigotes cargados de cohetes fueron preparados para decir adiós al 2016.

El estruendo se escuchó por toda la ciudad y los juegos pirotécnicos iluminaron los cielos capitalinos, lo que refleja que esa vieja tradición está vigente en el país.

Aunque las autoridades reportaron que al menos 28 personas entre niños y adultos resultaron con quemaduras por pólvora durante la celebración de Navidad, esa advertencia no parece haber hecho mella entre los pobladores de barrios y colonias, donde muchos niños fueron vistos junto a sus padres y otros adultos reventando cohetes y morteros de alto poder.

Asimismo, pudieron escucharse disparos al aire realizados por personas que desatendieron las recomendaciones y advertencia de las autoridades para evitar tragedias como la ocurrida el pasado 24 de diciembre cuando dos niños murieron como consecuencia de balas perdidas.

Cabe señalar que el gobierno, a través de la Secretaría de Seguridad, ofreció una recompensa de 50 mil lempiras para quien denuncie a los gatilleros; ahora falta conocer los resultados de esa campaña.

En esta burda celebración mediante cohetes, morteros y explosivos de todo tipo, los animales como los perros también sufren pues detonar petardos en la vía pública, aparte de estar prohibido por casi todas las ordenanzas municipales, tiene efectos perniciosos sobre los animales que sienten ansiedad, miedo descontrolado, taquicardia o, en algunos casos, la muerte.

Queda comprobado una vez más que los hondureños se resisten a abandonar una antigua tradición que todos los años provoca tragedia y luto en el país.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

Banner EEH correcto

CEDAC Baner PRONTO