Logo
Imprimir esta página

Alertan de que las potencias se preparan para un posible conflicto



Alertan de que las potencias se preparan para un posible conflicto
Autor del artículo: EFE

Londres.- "Aunque la guerra entre grandes potencias no es inevitable, las grandes potencias militares como Rusia, Estados Unidos y China se están preparando para la posibilidad de un conflicto", dijo hoy el director general del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), John Chipman.

Con esta introducción, el IISS presentó su análisis anual sobre las capacidades militares y la economía de defensa de 171 países, que este año acentúa el crecimiento militar de China y remarca el riesgo que supone para la hegemonía estadounidense.

El IISS es una organización independiente sin ánimo de lucro que utiliza el análisis del equipamiento militar de diferentes países para establecer tendencias de defensa en el plano de las relaciones internacionales.

Los resultados de los investigadores este año destacaron el desarrollo en China de aviones furtivos y de misiles de ataque aéreo (AAM, por sus siglas en inglés) que podrían estar listos para 2020, tal y como había planeado el Gobierno de Xi Jinping.

Si fuera así, apuntó Chipman a los periodistas, el gigante asiático podría arrebatar el monopolio estadounidense en este tipo de aeronaves militares y convertirse en uno de los pocos países del mundo con misiles AAM.

La combinación de ambos factores, explicó Chipman, evidencia que tanto EEUU como sus aliados "no pueden seguir asumiendo la dominación en el campo aéreo de la que se han beneficiado durante las últimas tres décadas".

Además, los expertos del IISS destacaron que solo en los últimos cuatro años, China ha producido un tonelaje de buques y auxiliares de guerra significativamente superior que el tonelaje total de la armada francesa a día de hoy, lo que refleja que el incremento de la capacidad militar china no se limita a su ejército aéreo.

A pesar de estas cifras, durante la rueda de prensa la subdirectora del Instituto, Kori Schake, indicó que la supremacía china "no es inevitable, y dependerá tanto de las decisiones del Gobierno chino como de las de EEUU".

También destacó que, para mantener su posición hegemónica, EEUU deberá "tener los buenos modales de jugar en equipo" y apoyarse en sus aliados, en lo que representa un guiño a la política aislacionista defendida por el Gobierno del presidente Donald Trump.

Por otro lado, Chipman aludió a la situación de Rusia, que ya destacó en el informe del año pasado, como el otro reto al que se enfrenta Occidente, aunque apostilló que la remilitarización del país está creciendo a un ritmo más bajo del esperado debido a sus limitaciones económicas e industriales.

A pesar de estos problemas, Moscú sigue demostrando su disposición a usar sus fuerzas defensivas tanto dentro de las fronteras rusas como en el exterior, advirtió.

"Al contrario que China, Rusia está beneficiándose directamente de una aplicación real de sus capacidades militares a la par que desarrolla sus planes armamentísticos", apostilló Chipman.

Por encima de sus acciones armadas, el informe destaca la influencia de Rusia en el panorama internacional a través de campañas no militarizadas, como su propaganda contra Occidente o su posible influencia en elecciones democráticas en EEUU y Europa.

Por su parte, los Estados europeos son "cada vez más conscientes de que el mundo es un lugar peligroso", una cautela que explica que el crecimiento en términos reales del gasto militar en Europa alcanzara el 3,6 % en 2017.

Sin embargo, según apuntó el investigador, "este incremento del gasto de defensa no está completamente orientado a preparar las fuerzas militares europeas ante posibles retos futuros".

"Las potencias occidentales todavía tienen la posibilidad de mantener su ventaja militar, pero tienen que aceptar que ya no poseen el monopolio en innovación y desarrollo de defensa", alertó el director.

Chipman finalizó su intervención recomendando que "las fuerzas militares, y las sociedades a un nivel más general, tienen que fortalecerse psicológicamente, y resistir los intentos de dañar su cohesión, tanto en tiempos de guerra como de paz". 


Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado para © Proceso Digital. Derechos reservados.