baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Se entrega a la justicia el ex secretario acusado de espiar al presidente de Guatemala



Guatemala - El ex secretario de Asuntos Administrativos y Seguridad de la Presidencia de Guatemala Carlos Quintanilla, acusado de espiar al mandatario Álvaro Colom y prófugo de la justicia desde hace tres meses, se entregó hoy a las autoridades del país.
 

Quintanilla, acusado de los delitos de espionaje, interceptación de comunicaciones y revelación de secretos, llegó de forma voluntaria al Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal, acompañado de dos abogados defensores.

El ex funcionario se declaró "inocente" de los cargos, aseguró no tener nada que ocultar y que confía en la justicia guatemalteca.

"Para mí todo esto fue un montaje preparado por alguien que estaba interesado en que yo no siguiera en el puesto", dijo Quintanilla a la prensa después de rendir declaración ante el juez.

El pasado 4 de septiembre, Colom denunció el hallazgo de equipos de espionaje en su despacho de Casa Presidencial y en su residencia privada.

Dos días después, un juzgado penal emitió orden de captura en contra de Quintanilla y del titular de la desaparecida Secretaría de Análisis Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Solano, como principales sospechosos del espionaje.

Quintanilla era el responsable de dirigir la seguridad personal de Colom y su familia, mientras que Solano era el responsable de informar al mandatario sobre las amenazas en su contra.

"Yo era una persona cercana al presidente, no tenía ninguna necesidad de grabar nada. Siempre estaba presente en las actividades de él", se defendió Quintanilla.

Dijo que no se presentó antes ante la justicia "por la persecución tan salvaje" que, según él, se dio contra él y su familia.

"Fue algo doloroso, porque hasta mis hijos fueron perseguidos", alegó.

Expertos de la Oficina Federal de Investigación (FBI) de EE.UU. que colaboraron con las autoridades guatemaltecas en la investigación de este caso comprobaron que los aparatos de espionaje (cámaras de vídeo y micrófonos) hallados en el despacho de Colom eran "artesanales".

Hasta el momento, la Fiscalía no ha logrado determinar qué personas colocaron esos equipos ni cuáles eran los objetivos del espionaje.

El ex secretario de Asuntos Administrativos de Colom señaló que no se siente traicionado por el presidente, porque no ha sido él quien lo ha acusado y destacó que ha dicho que él no estuvo "involucrado en eso".

Después de que descubrieran los artefactos de espionaje, Colom descartó que Quintanilla estuviera detrás de la operación, porque, a su juicio, "no hay ningún indicio que le involucre", aunque señaló en ese entonces que "puede ser alguien cercano a él" o que esté dentro de la Casa Presidencial.

Propietario de empresas de seguridad privada y uno de los principales patrocinadores de la campaña electoral de Colom, Carlos Quintanilla fue uno de los hombres de mayor confianza del gobernante, que tomó posesión en enero de este año.

El titular del Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal de Guatemala deberá decidir en las próximas horas la suerte de Quintanilla, si se le ordena prisión, libertad bajo fianza o lo desvincula del caso.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba