baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Rogério Caboclo, el dirigente que asume la CBF tras escándalos por corrupción



Rogério Caboclo, el dirigente que asume la CBF tras escándalos por corrupción
Autor del artículo: EFE

Río de Janeiro - El dirigente deportivo, abogado y administrador de empresas Rogério Langanke Caboclo, que asumió este martes como nuevo presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), trae aires nuevos a una entidad que en los últimos años ha estado manchada por denuncias de irregularidades y corruptelas.

El órgano rector del fútbol brasileño y una de las confederaciones más influyentes del mundo fue controlada con mano de hierro por 23 años por el cuestionado Ricardo Teixeira, que la presidió entre 1994 y 2002, año en que renunció presionado por denuncias de corrupción.

Luego de que Teixira, el yerno del fallecido expresidente de la FIFA Joao Havelange, abandonara el cargo en 2002, la CBF fue presidida por allegados y aliados suyos como José María Marín (2012-2014) y Marco Polo del Nero (2014-2019), que igualmente enfrentan denuncias por irregularidades.

Marín actualmente está preso en Estados Unidos por un caso de corrupción que salpicó a varios dirigentes de la FIFA y Del Nero fue suspendido como presidente de la CBF en diciembre de 2017 por el Comité de Ética de la FIFA tras ser acusado de haber recibido comisiones ilegales valoradas en 6,5 millones de euros.

La llegada ahora a la presidencia de la CBF de Caboclo, consejero vitalicio del Sao Paulo, club del que fue director financiero entre 2000 y 2002, puede significar el fin de una era de dirigentes salpicados por acusaciones.

Caboclo, sin embargo, aún tiene que mostrar si imprimirá un nuevo ritmo, de renovación, o si será la continuidad de Del Nero, que fue su padrino durante toda su carrera deportiva, lo introdujo en la CBF y comandó las negociaciones para que fuera elegido presidente de la entidad.

Además de superar la desconfianza de las administraciones anteriores, el nuevo dirigente ha recibido peticiones para que ofrezca más transparencia a las decisiones de la CBF y para que, pese a que no es blanco de ninguna denuncia por corrupción, aclare el origen de una fortuna que supo multiplicar por 15, hasta unos 2,3 millones de dólares, desde que entró al mundo del fútbol.

Caboblo, de 46 años, fue elegido en marzo de 2018, cuando ya se desempeñaba como presidente del Comité Organizador de la Copa América Brasil 2019 y tenía otras funciones en la CBF, en una polémica votación debido a que era único candidato, ya que contaba con el respaldo de todas las federaciones regionales y de la mayoría de los clubes del país.

Antes de ser elegido también se desempeña como director ejecutivo de gestión de la CBF y había sido nombrado jefe de delegación de la selección brasileña que disputó el Mundial de Rusia 2018, por lo que en la práctica tenía poderes casi que presidenciales en ausencia de Del Nero.

Caboclo prácticamente era el único hombre fuerte en la CBF desde diciembre de 2017, cuando la FIFA suspendió a Del Nero, y fue quien decidió mantener al seleccionador, Adenor Leonardo Bachi, Tite, en el cargo tras la eliminación de Brasil en el Mundial de Rusia.

El dirigente ya afirmó incluso que Tite continuará hasta el Mundial de Qatar 2022 incluso si Brasil fracasa en la Copa América de la que será anfitrión este año.

El nuevo presidente de la CBF es hijo de Carlos Caboclo, un dirigente histórico del club Sao Paulo.

Inició su carrera como dirigente deportivo a los 28 años, en 2001, cuando asumió como director de la Federación Paulista de Fútbol (FPF), y entre 2012 y 2014 se desempeñó como miembro del Comité Organizador Local del Mundial de Brasil 2014.

Caboclo, de profesión abogado, será el vigésimo presidente de la CBF, con un mandato de cuatro años, hasta abril de 2023.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba